#5cosas por las que ha merecido la pena estar vivo esta semana (106)

0
226

1.

La obra «Pedaling among clouds», de Josep Moncada.

 

2.

La interpretación del tema «Ara que estic mort», de Marc Parrot para su disco Turisme per la memòria, con la colaboración de Quimi Portet y Celeste Alías.

 

3.

La canción «Amigo», de Carlos Ares.

 

4.

 

©ÀNGEL BRAVO

 

La entrevista de Víctor Costa a la psicóloga Inma Puig, que trabajó durante más de una década con el Barça y el Celler de Can Roca, publicada en The New Barcelona Post.

Un extracto:

«— El chef Joan Roca me habló de la revolución humanista y me contó que el Celler fue el primer restaurante del mundo que tuvo una psicóloga (usted). ¿Cómo se cocina la gestión de equipos a baja temperatura?

— Llevábamos tres años trabajando en silencio, nadie lo sabía, pero ya se veían los resultados. Alguien del equipo me preguntó qué estábamos haciendo y le respondí que estábamos destilando emociones y cocinando sentimientos a baja temperatura.

— ¿Cómo se destilan las emociones?

— Destilar es quedarte con la esencia de un producto. En el Celler descubrí que todos los alimentos tienen una temperatura y un tiempo de cocción óptima para ser comestibles y no perder sus cualidades nutritivas o su textura. Cada alimento necesita un tiempo y una temperatura, como las personas.

— Emociones al punto.

— Hay que encontrar la esencia, cocinarla y tratarla a baja temperatura. Cada persona necesita un tiempo para ser comprendida y sentirse cómoda. Hay que sacar lo mejor de cada uno y aplicarlo a todo, así nunca hay problemas. Todos necesitamos lo mismo para sentirnos bien, pero cambia la dosis. Hay quién necesita sentirse muy escuchado, muy reconocido, que no le hablen mucho o ser mirado… El arte de gestionar personas es reconocer lo antes posible cuál es su dosis y qué necesita para dar lo mejor de sí mismo.

— ¿Cuáles son los ingredientes de la revolución emocional?

— La revolución emocional es tener en cuenta las emociones propias y ajenas. Es la única revolución en la que todo el mundo gana. Si conoces tus emociones vas a ser mucho más cuidadoso con los demás porque vas a entenderlos mucho más. La consecuencia de la comprensión es la tolerancia. Es decir, no entendemos lo que no toleramos. No todo tiene justificación, pero sí que tiene una explicación.

— Tolerar para entender.

— Tenemos que centrarnos en las personas y no en la economía o en el producto. Lo que mueve el mundo son las personas. Me llama mucho la atención que no se habla de sostenibilidad emocional, pero sí de cuidar el aire, el mar o la agricultura.

— Hablemos de sostenibilidad emocional.

— Se habla mucho de sostenibilidad ambiental, pero hay que hablar también de sostenibilidad emocional que quiere decir emociones de quilómetro cero y sentimientos de proximidad. Si no empezamos por las personas no vamos a poder arreglar el mundo. Alguien que no es sostenible no va a poder hacer nada sostenible.»

 

5.

El poema «Intentas sonreír», del escritor de Cartagena de Indias, Raúl Gómez Jattin.

Dice así:

«Intentas sonreír y un soplo amargo asoma
quieres decir amor y dices lejos
ternura y aparecen dientes
cansancio y saltan los tendones
Alguien dentro del pecho erige soledades
clavos
engaños
fosos
Alguien
hermano de tu muerte
te arrebata te apresa te desquicia
y tú indefenso
estas cartas le escribes»