#5cosas por las que ha merecido la pena estar vivo esta semana (63)

0
357

1.

«Divorcio», el último tema de Camellos.

 

 

2.

El artículo de Pablo Sol Mora para Letras Libres «Cómo me hice crítico por culpa del insomnio y Christopher Domínguez Michael».

Un extracto:

«A finales de los años ochenta, yo era un niño precozmente politizado –a raíz, sobre todo, de la elección presidencial de 1988 y la primera candidatura de Cuauhtémoc Cárdenas– y leía ávidamente cada semana la revista Proceso. En las páginas finales solía venir una reseña literaria firmada por un nombre raro, medio gringo, que mezclaba lo inglés y lo hispánico: Christopher Domínguez Michael. No siempre lo leía, a decir verdad, mi interés en Proceso era la política y todo esto ocurría antes del annus mirabilis de 1992, año de mi conversión definitiva a la lectura, pero me llamaba la atención y el nombre se me quedó grabado. Después me lo volví a topar cuando, a principios de lo noventa, me hice asiduo lector de La Jornada Semanal, dirigida por Roger Bartra, y, sobre todo, de Vuelta, la revista de Octavio Paz. Por esas fechas, Domínguez Michael publicó su primera recopilación de reseñas y ensayos, La utopía de la hospitalidad (Vuelta, México, 1993). Antes había publicado una polémica Antología de la narrativa mexicana del siglo XX, su estruendoso debut crítico que lo convirtió, desde entonces, en ave de tempestades.»

 

3.

La escultura de Hans Op de Beeck «Sleeping Girl» (2017)

 

 

4.

El poema de Erica Jong «Sunday afternoons»

Dice así:

«I sit at home
at my desk alone
as I used to do
on many sunday afternoons
when you came back to me,
your arms ached for me,
and your arms would close me in
though they smelled of other women.

I think of you
on Sunday afternoons.

Your sweet head would bow,
like a child somehow,
down to me –
and your hair and your eyes were wild.

We would embrace on the floor-
You see my back´s still sore.
You knew how easily I bruised,
It´s a soreness I would never lose.

I think of you
on Sunday afternoons.»

 

5.

 

El artículo de Francesc Soler «Diguem-ne amor (en Barcelona)» para The New Barcelona Post. Aquí.

Un extracto:

«Me gusta mucho que Marta [Vives] haya escrito un libro tan radicalmente urbano. De amor en la ciudad y quizás también a la ciudad. ¡Creo que ya tocaba que alguien lo hiciera! Es como si desde hace un tiempo todo el mundo quisiera bailar con las montañas. Pienso en todos aquellos urbanitas que, durante la pandemia, inspirados en Thoreau o Quim Masferrer se han ido de la ciudad para instalarse en pueblos en busca de una vida más auténtica y que después escriben libros sobre su experiencia. Como si en la ciudad todo fuera más falso: los tomates, el aire, las amistades o el amor. En Diguem-ne amor, la ciudad no es un escenario hostil sino, en la mayoría de casos, el espacio querido, el escenario que sus protagonistas han escogido para vivir y tratar de hacer realidad sus sueños. La ciudad, en definitiva, como escenario para quererse. Leedlo. Y que Cesc Gay haga pronto la película.»

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, deja tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí