Atlántica a contranoche

0
285

 

 

Y la Puerta Atlántica se cubrió de brillos y reflejos -como un plato de cerámica-,

la noche que durmió bajo el ciclorama de la Antártida,

ante la aurora boreal de los flashes de una cámara fotográfica.

 

Foto: Gabriel Faba