‘Barro más dulce que la miel’, de Margo Rejmer

0
95

 

“Inmortal en vida e inmortal después de la muerte” (pág. 245)

 

En 1985 el dictador de la República popular socialista de Albania, Enver Hoxha, fallece ante el desconcierto de un pueblo que no sabe cómo va a reaccionar el país al cambio. Hay muchos que lloran la muerte del padre nacional, aunque por dentro se sienten exultantes por el fin de uno de los capítulos más obscuros de la historia de Europa. Porque si la reacción externa no es lo suficientemente sentida puedes ser víctimas de represalias, un amor tibio hacia el dictador tiene el coste de la libertad.

“Las montañas observan a la persona, pero sus ojos están vacíos” (14).

Rodeado por frondosos bosques de coníferas donde en invierno la nieve hace que el paisaje se convierta en homogénea manta gélida y blanca, el lago Shkodër representa uno de los más socorridos caminos para los que quieren huir hacia la vecina Yugoslavia. Muchos de ellos son jóvenes que esperan poder llegar antes de ser interceptados por el ejército yugoslavo y enseguida repatriados. La mayoría no consigue siquiera superar el confinamiento, la cárcel se convierte en casa perpetua, y si el frío o la comida rancia no te matan primero, lo harán el trabajo forzado y las torturas constantes.

“Cuando muera que me convierta en piedra
en el confín de mi país
para marcar la frontera” (220).

No importa que provengas de una familia adinerada, que hayas trabajado para el gobierno, o que tu humilde origen encaje mejor con el hombre nuevo ideado por Hoxha. Nada te salvará de los campos de internamiento, de la cárcel, o el exilio forzado. Porque la dictadura habrá urdido una densa e impecable red de observadores, espías, calumniadores o pobres desesperados.

“Si estás solo, estás a salvo. Si sois dos, estate alerta. Si aparece un tercero, echa a correr” (273).

Margo Rejmer, novelista y reportera polaca, recoge el testimonio de decenas de ex presos políticos, víctimas de la dictadura, familiares de torturados y asesinados y lo hace poniendo en primer plano su voz. Desaparece de esta forma la periodista, el espacio blanco del papel es para la primera persona de los protagonistas de la historia reciente de Albania. Durante una dictadura en la que desde la segunda posguerra hasta 1992, al menos 984 personas murieron en la cárcel, 308 perdieron su identidad y cordura debido al encarcelamiento y las torturas, 59.000 personas fueron internados en campos de detención y 7.000 fallecieron en campos de trabajo.

“Incluso el canario que nace en una jaula sueña con la libertad. La gente piensa que el pajarito canta, pero lo cierto es que llora” (243).

Baskim Sheiau, Stefan Arseni, Nexhip Manga, Fatos Lubonja, Thoma Deliana, Mari Kitty Harari, Fatbardha Mulleti, Ridvan Dibra, Hartin Camaj, Zenel Drangu, Nikë Marashi, Genman Shkurti, Neim Pasha y Shepëtim Kelmendi son algunos de los protagonistas de esta historia, prestigiosos escritores y poetas, obreros, marmolistas, químicos, traductores, agricultores, profesores, ex ministros, funcionarios o guardias. Todos ellos comparten, inadvertidamente, la misma decepción ante el país que hubiera podido ser y que convirtió la democracia en una farsa corrupta y se ensañó agraviando a sus víctimas.

 

Barro más dulce que la miel. Voces de la Albania comunista, de Margo Rejmer.
La Caja Books, 2020.
Traducción de Agata Orzeszek y Ernesto Rubio
Primera edición: marzo de 2020
ISBN: 978-84-17496-29-6

Print Friendly, PDF & Email

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, deja tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí