Cambios en Hollywood

0
195

A pesar de la crisis la industria cinematográfica estadounidense va a tener una temporada sensacional. En 2009, por primera vez en la historia, las salas americanas habrán ingresado en taquilla más de 10.000 millones de dólares. Los augurios ominosos recientes no se han cumplido. Es posible que el consumidor, en épocas en que hay que apretarse el cinturón, se haya refugiado en el entretenimiento mas barato, el cine. En el exterior, el ejercicio ha sido asimismo venturoso. Muchos films americanos han ingresado en el extranjero tanto o mas que en Estados Unidos, los de Woody Allen serian un buen ejemplo, hace dos décadas habría sido una cuarta parte.

 

El rosado paisaje tiene, sin embargo, algún nubarrón. Alguno tradicional, la industria de Hollywood sigue sin saber lo que va a funcionar o no. El público sigue deparando sorpresas. Como dice el Presidente de la Academia “lo único seguro es que no sabemos nada sobre lo que va a acontecer”. Películas que por su reparto estelar, su exitoso director y su presupuesto deberían arrasar pinchan completamente en la taquilla. Otros productos de escasos recursos y de autores desconocidos triunfan y, a veces, arrasan. Entre las primeras citaríamos los fracasos de Tierra de los perdidos, con Will Ferrer, y La Pantera rosa 2. Entre los éxitos sorprendentes podríamos mencionar Actividad paranormal que debe ser la cinta mas rentable de la historia del cine. Se rodó en casa de su director con un presupuesto total de unos 10.000 euros y ha debido hacer en taquilla más de 50 millones.

 

La temporada ha revelado otras tendencias, que pueden variar porque, repetimos, el negocio sigue siendo impredecible. La primera de ellas es que el despliegue publicitario para lanzar una película, algunas emplean un tercio de su presupuesto, con frecuencia, no funciona. Lo que en realidad coloca en órbita a un film es el boca a boca. La segunda es que la taquilla no ha seguido a la crítica. Muchos films vapuleados por los críticos, Transformadores: la venganza de los caídos, etc… han reinado en la taquilla. Los aclamados y con muchas papeletas para los Oscars, Una educación, Estrella brillante y la impactante Los desminadores han tenido unos muy magros ingresos. La tercera es que apostar por nombres supuestamente taquilleros también es arriesgado. En esta ocasión, Eddie Murphy, Russell Crowe, la deslumbrante Julia Roberts etc..han sido un fracaso. Sin embargo, la recientemente renqueante Sandra Bullock ha convertido en oro sus dos últimos estrenos. La cuarta seria que Hollywood parece haber abandonado a la audiencia adulta. El conocido critico Kenneth Turan concluye que es la verdad mas triste de la década que termina, “conseguir que la gente que ha rebasado la treintena vaya al cine de forma regular es una tarea hercúlea que los estudios parecen ir abandonando”. Hay abundantes excepciones, por supuesto, las peliculas de Clint Eastwood, por ejemplo, que cerca de los ochenta presenta ahora la épica Invictus sobre la figura de Mandela, pero la tendencia gradual aunque firme esta ahí.

 

2009 ha traído, por último, una buena cosecha de cintas que abordan, de una u otra forma, la cuestión racial. La primera película animada que tiene por protagonista una joven negra, La princesa y la rana, El lado ciego con la Bullock, la mencionada Invictus y la muy piropeada Preciosa que narra con fuerza y humanidad las penalidades de una adolescente negra.

Print Friendly, PDF & Email
Artículo anteriorCrónica de una mudanza con niños
Artículo siguienteDetectar al Diablo
Inocencio F. Arias es un veterano diplomático y frecuente colaborador en los medios de información. Ha tenido cargos destacados con diferentes gobiernos: embajador en la ONU con el PP, Secretario de Estado y Subsecretario con el Gobierno anterior del PSOE y Portavoz del Ministerio de Exteriores con tres distintos ejecutivos de la democracia; UCD, PSOE y PP. En la ONU presidió el Comite Mundial contra el Terrorismo y la Asociación de Embajadores. Ha sido profesor en la Universidad Complutense y en la Carlos III de Madrid. En su única escapada a la empresa privada fue Director General del Real Madrid. Ha escrito libros: Confesiones de un Diplomático (Planeta) y Tres Mitos del Real Madrid(Plaza-Janes) y en colaboración con Eva Celada La Trastienda de la diplomacia (Plaza-Janes). A mediados de 2012 publicó también en Plaza y Janés Los Presidentes y la diplomacia. Me acosté con Suárez y me desperté con Zapatero que actualmente está en su tercera edición.