Conversación ANIDAR con Antonio Manrique (Colombia)

0
89

«ANIDAR: Arquitectura y Niñez», sección que dirijo en la revista de arquitectura Arqa (Argentina), visibiliza y propone proyectos del campo acotado por la infancia, la arquitectura y la educación.

«Conversaciones ANIDAR» invita cada lunes a algunos de los mejores especialistas del mundo en este campo (invitados 2020, invitados 2021, invitados 2022). La conversación como juego de construcción de mundos habitables. La infancia, mirada que nos interroga sin margen de error.

Conversación ANIDAR con Antonio Manrique (Colombia) el 18 de abril de 2022.

Arquitecto de la Universidad Javeriana en Bogotá. Profesor asociado de la Universidad de los Andes donde inició y dirigió el Programa “Diseñando, arquitectura como educación” desde 1996. En la actualidad trabaja en la redacción e ilustración de textos para la educación ciudadana de niñas, niños y jóvenes, a través del arte y la arquitectura.

Antonio enseñó arquitectura a la infancia bogotana durante quince años desde la Universidad de Los Andes, siendo uno de los primeros arquitectos en América Latina que acometieron tal empeño de manera sistemática. En nuestra conversación, él nos explicó por qué y el para qué enseñar a la infancia y a sus maestros la comprensión de los elementos y principios básicos de la arquitectura y la ciudad. El objetivo es formar ciudadanos que convivan en paz, que busquen la armonía en cada gesto y diseño, que habiten con conciencia, que participen en el devenir de sus localidades desde el disfrute de los espacios.

Los elementos y principios básicos de la arquitectura y la ciudad son: 1/ El «arké-tekné: combinación de origen y técnica, de lógica y estética, de arte y ciencia. 2/ Lo elemental: medida, escala, proporción, estructura, forma, materiales, colores, lugar… 3/ La Historia. ¿Cómo enseñarlos? Con la interpretación y la representación. El niño interpreta su mundo transformándolo con su hacer y representación formal. Por eso son necesarias las técnicas del dibujo, diseño, maquetas… para expresar y construir pensamiento. Sin formas no hay pensamiento, no hay comunicación ni vida en sociedad. La infancia tiene que descubrir por sí misma su espacio y tiempo, con su cuerpo en movimiento, con la mano suelta que busca y traza.

Antonio muestra algunos dibujos suyos que condensan sus conceptos pedagógicos y arquitectónicos. También muestra fotos de algunos de sus talleres donde la infancia se sumergía curiosa en el lenguaje del espacio donde el deseo se encuentra con la materia, roce inteligente gracias a los lenguajes del arte. Con inteligencia, dice él, la ciudad deviene civitas, lugar donde nadie impone y todos viven. La vida está en el centro de todo, afirma con contundencia y serenidad.

> Conversación en el blog Osa Menor

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, deja tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí