De mi Diario : Semana 51 / 2021

1
583

 

Weiß/Colonia, 12.12.

1:30 am : De The Sheltering Sky [El cielo protector], de Bernardo Bertolucci, es sabido que el autor de la novela inspiradora, Paul Bowles, dijo: «¡Nunca se debió rodar! El final es idiota y el resto bastante malo». No entiendo, pues, por qué prestó su voz para narrarla. Y no estoy conforme con su juicio, que me huele a chamusquina: su novela corría el riesgo de ser opacada por la peli

Anoche me escribió II desde Londrina, en el Paraná, adonde por la mañana le envié mis felicitaciones por su nuevo cumpleaños: «Mais um aniversário e, infalivelmente, recebo os parabéns de você, querido Ricardo! Muito obrigada. Também te desejo muita saúde. O pior por aqui não é a Covid, é essa figura sinistra que governa o país que nos afunda mais e mais no obscurantismo». Lo que me llama mucho la atención es la pervivencia de la “b” en “obscurantismo” y palabras afines. Pero el Aurélio no deja lugar a dudas, recurre a la autoridad de Machado de Assis en sus Memorias póstumas de Blas Cubas: «Teme a obscuridade, Brás; foge do que é ínfimo». ¡Qué grandísimo autor Machado de Assis, y qué desconocido en España, como también lo es Carlos Drummond de Andrade! Peor para España, que se los pierde. Y a cambio leen esa bazofia que escribe Pablo Conejo, alias Paulo Coelho.

Estuve a ver a Diny en la clínica. Los protocolos sanitarios son tan estrictos que los enfermos o accidentados no pueden recibir más que una visita por día, entre 2 y 4 de la tarde. Rebeca y Montse ya la visitaron, y Chico, a quien le tocaría ir hoy, no puede porque tiene en su casa, con Covid, a un hijo de Pia, así que está en cuarentena y quien la visitó a Diny fui yo, que no quería hacerlo porque las clínicas me deprimen y para poder acceder a ellas, ahora, aunque estés triplemente vacunado como yo, debes presentar además un test negativo hecho el día de la visita. Y ayer, en Rodenkirchen, vi la cola en el puesto ambulante para los tests y supe que no estoy en condiciones de hacer cola durante una hora o más para conseguir el test, y mucho menos con el tiempo ventoso, lluvioso y desapacible que tenemos desde que empezó diciembre. Pero Angie descubrió que en el estadio del club de fútbol del Fortuna (uno de los tres clubs que hay en  Colonia) habían organizado un drive in para poderte hacer el test sin salir del auto. De manera que fuimos a almorzar al chino de R’kirchen, con Vincent, y del chino al drive in, mi test resultó negativo y pude visitar a Diny. Está bien, y mañana le harán radiografías de la parte dañada de la órbita ocular, y después sabremos si habrá que operarla de nuevo o podrá regresar a casa.

En el drive in, mientras esperábamos turno para el test, tuvimos un poco de humor de patíbulo a costa de la azafata que atendía a la entrada y que mostraba su escote de una manera sumamente generosa. Comenté: «Seguro que está vacunada con tres vacunas, pero como siga mostrando tanto tetamen va a agarrar una pulmonía doble, una por cada teta. Y lo de la pulmonía doble no lo digo por decirlo, sino porque hace un frío de mil demonios, es un auténtico milagro que su escote no muestre carne de gallina, esa chica debe ser un volcán». Luego del test les pregunté a Angie y Vincent: «¿Y si mi test diera positivo, qué hacemos?» Angie: “Vincent y yo saldríamos huyendo de ti. ¿Y tú qué harías?» Le contesté: «Bueno, acudiría donde la pechugona para rogarle que me pidiera un sexy perdón, un taxi». Las carcajadas de Vincent me convencieron de que heredó mi sentido del humor.

Weiß/Colonia, 13.12.

2:15 am : Un nuevo episodio de la saga del Inspector Barnaby, muy bien resuelto, aunque debo decir que intuí quién era el asesino a los pocos minutos del comienzo. A propósito de esta serie me enteré de que uno de sus productores declaró en una entrevista (2011) que el éxito de la misma se debía a que era el último bastión de la “Englishness [± inglesidad]”, lo que le valió un fulminante despido. Al año siguiente, en la temporada 15.ª, actores asiáticos interpretaron por primera vez a personajes centrales de la serie, y a partir de la 18.ª, ganó un miembro asiático para su reparto principal: la médico forense Dr. Kan Karimore, interpretada por la angloindia Manjinder Virk. Ahora, que la serie anda por la temporada 22.ª, incluso hay una DC afrobritánica en el equipo que secunda a Barnaby, la pizpireta Eleanor Fanyinka en el papel de Jade–Marie Pierce, quien coquetea abiertamente con el pobre DS Jones, que no sabe dónde esconderse cuando ella le hace ojitos. Y la saga sigue teniendo el éxito que desde 1997, cuando se produjo la temporada piloto. Una batalla ganada a la “inglesidad”  blanca, rubia y de ojos azules. La requetecontrarremilputa que los requetecontrarremilparió.

Después de haber leído mi diario, PE me escribe desde Paisápolis: «Celebro que las cosas estén evolucionando positivamente para Diny. Ahora el lío será convencerla de que dé un paso al costado». Le contesto ipso fuckto: «Permíteme decirte que «dar un paso al costado» [«einen Seitensprung zu machen» en alemán], consiste en ponerle cuernos a la pareja de aquel o aquella que dio ese paso al costado. Así de enrevesados son los idiomas. Hay un libro alemán de chistes sobre policías que se titula El agente se salvó de que lo atropellaran porque dio un salto al costado (sólo el título, de por sí, es ya bastante divertido). Por otra parte, como Diny ha sido de una fidelidad conyugal a prueba de cuernos, no me parece que a sus 82 años le dé ahora por dejar de serlo».

Diny, de vuelta en casa. Lágrimas de alegría, pero Rebeca y Montse están al quite y el piso se llena de luz y de color después de seis largos días de un aplastante gris pìzarra enferma.

Weiß/Colonia, 14.12.

1:45 am : Volví a ver un episodio de la saga Barnaby haciéndole honor a la sagaz observación de un crítico de la serie, uno que dijo que verla conllevaba «a guilty pleasure [un placer culpable]». Pero es que este es muy especial, se titula “Orgullo, crimen y prejuicio”, y transcurre en un medio donde todo el personal viste como en las novelas de Jane Austen, queriendo convertir el sitio en un atractivo para los turistas. Es uno de los mejores episodios. Y antes de que me vuelva a olvidar, una de las cosas que más me gustan de la serie es que el primer crédito que aparece en pantalla es el nombre del guionista, y a continuación el de Carolina Graham, la autora de las novelas que la inspiran. Es un detalle que a la mayorìa puede pasarle desapercibido, pero no «a la inmensa minoría» de que hablaba Juan Ramón.

Diny regresa de la sección oftalmológica de la clínica universitaria adonde la ha llevado Montse a las 8:00 am. No habrá necesidad de operar, al menos de momento, pero deberá hacerse chequear donde el oculista con regularidad. Montse piensa en uno que es el padre de una de sus condiscípulas, pero yo voto porque sea mi oftalmóloga, la Dra. Sulimma, quien cuenta a su favor con la ventaja de que está a sólo siete paradas de bus, y la séptima es casi en la puerta de su consultorio. El argumento convence y  Montse misma se encarga de acordar la primera cita, para el lunes 20. En otro orden de cosas, sigo sin lograr desterrar la sospecha de que las clínicas modernas son máquinas para ordeñar la billetera de sus pacientes. Pero mejor dejo el tema, porque no cabe duda de que el personal sanitario se porta de un modo poco menos que heroico durante esta pandemia. Sólo que no hablo del personal en contacto con los pacientes, sino del administrativo, que es un brazo armado del capitalismo más feo.

En La Modicana la signora y la persianita quieren saber de inmediato qué fue lo que le pasó a Din y cómo sigue: me emocionan. Luego, los tres pedimos canelones gratinados, pero Ulli y Carlitos, además, cada uno su ensalada como entremés. Al despedirnos, la persianita me entrega una bolsa con la lasaña que le encargué para Diny, de modo y manera que también ella tenga su martes modicano.

Weiß/Colonia, 15.12.

1:30 am : Acabo de ver por segunda vez The Core [El núcleo] y no ha sido por masoquismo, sino para confirmar que debe ser, con seguridad, la peor peli de ciencia ficción que he visto en mi vida, tan sólo superada por la gilipollada de Encuentros en la tercera fase, donde no me explico cómo es que nadie menos que François Truffaut se prestó a intervenir como actor. En cuanto a The Core y su equipo de efectos especiales, hay algo no les perdonaré nunca: que en la demolición telúrica del Coliseo y otros edificios emblemáticos de Roma no le metieran mano a la basílica de san Pedro, pero debe ser porque seguramente había católicos entre los productores del film. Con la Iglesia hemos topado, amigo mío.

Voy donde la pedicura, Dörte, y luego hago tiempo hasta las 2 pm, cuando teóricamente reabre sus puertas el Commerzbank, sólo que no es posible a causa de la ventilaciòn del edificio en tiempos de pandemia, así es que nada más se puede acceder a su sancta sanctórum gracias a una cita concertada de antemano, y ese es mi caso: quiero terminar el año sin números rojos en mi cuenta, y procedo a transferir los euros necesarios desde mi cuenta de ahorro, que la tengo abierta justamente para estos casos y para el apoyo económico a los nietos. Simpática y servicial como siempre, Frau Schneider lo tiene todo preparado para que pueda hacer lo único que saben hacer bien los políticos: firmar.

Cuando regreso a casa están acá Rebeca y Montse y conversamos considerando la posibilidad de insertar un anuncio en el KStAnz, para ver si contacta con nosotros la persona samaritana que llamó de inmediato a una ambulancia cuando la vio caer al suelo, desmayada. Al final, Montse propone una idea mejor y es fijar un aviso en las dos paradas del bus que están una enfrente de la otra a escasos 100 m de nuestra casa. Ojalá resulte y le podamos agradecer a esa persona.

Weiß/Colonia, 16.12.

Pasó Oskar prima facie para recoger su regalo de cumpleaños, que fue el lunes, pero además, como siempre, para almorzar a lo pantagruel, que es lo suyo. Está eufòrico porque firmó hace unos días su primer contrato con un sello disquero que se vende muy bien en las redes, y le dieron condiciones económicas muy buenas. Tantas que esta vez no me pidió dinero a cuenta de su seguro de vida, del que todavía le administro un resto de ± 3.500 €. Cuando se va, salgo a despedirlo al balcón a riesgo de agarrar una pulmonía, hace un frío punzante que barrena hasta los huesos.

En mi safari buscando trinos para mi edición de The Twitter’s Digest, de repente encontré una fake news como la copa de un pino: «Solo 18 mujeres han ganado un Premio Nobel en sus 126 años de historia, la mayoría en Literatura siendo 12, seguidas por 3 en Paz y 2 en Química». Luego descubrí esta otra: «Niguna mujer ha ganado el Nobel en Física en solitario, solo lo han compartido Marie Curie en 1903 con su esposo, Maria Goeppert-Mayer en 1963 con dos hombres y Donna Strickland en 2018 con dos hombres», y esta otra: «Sólo dos científicas han sido galardonadas con el Premio Nobel de Fìsica». Afanoso como soy, me puse a investigar y descubrí que no 18 sino 55 mujeres recibieron un Nobel hasta el 2020, inclusive, a las que habría que añadir este año la periodista filipina Maria Ressa. Y de ellas lo consiguieron 24 en solitario: 15 (no 12) el de Literatura, 6 (no 3) el de la Paz, amén de 1 el de Medicina, y 2 en efecto el de Química. Por otra parte: aunque es cierto que ninguna ha ganado el de Física en solitario, fueron 4 (y no 3 ni 2) las galardonadas. And last but no least: ¿de dónde habrá sacado el autor del primer trino que el Nobel tiene 126 años de historia, si se entregó la primera vez en el 1901 y la cuenta sólo da 120? ¿Y de dónde que 12+3+2=18 cuando si Pitágoras no miente son 17? La verdad es que como fuente de información fidedigna, Twitter parece el despacho oval de la Casa Blanca hasta enero de este año.

También en mi safari buscando trinos encontré un poema de Erich Fried que no conocía, y sin decir agua va lo arrimé a mi ascua: «Se dice que /un poeta /es alguien /que combina /las palabras // Eso no es cierto //Un poeta /es alguien /que sólo más o menos /combina / las palabras //Cuando tiene suerte //Cuando tiene mala suerte /las palabras lo desgarran /destrozándole». El tuitero que lo subió a su cuenta lo hizo el 22 del mes pasado, cuando se cumplieron 33 años de su muerte. Aún recuerdo su recital en el Teatro Municipal lleno hasta la bandera y con tanta gente afuera desesperada de no poder entrar al edificio. Yo había comprado las entradas apenas se pusieron a la venta, compré cuatro para invitar a Chico y a su novia turca de entonces, que eran grandes fans de Fried; fue una velada notable porque el público sabíamos de memoria sus versos, pero queríamos oírselos recitar a él, de viva voz y no en disco. Y Fried, al contrario que la mayoría de los poetas que conocemos por su voz, sí que sabía recitar, no como Neruda, Lezama Lima y otras desgracias vocales del mismo jaez. Salimos radiantes del teatro y todavía quedaba gente esperando, para al menos ver al poeta aunque fuese de lejos.

Terminaron de pasar la serie francesa Nona y sus hijas. Tuvo un final lógico aunque inesperado, y muy emotivo. No me importaría verla de nuevo dentro de un par de meses.

Weiß/Colonia, 17.12.

Muchas son las amistades que me envían emails interesándose por el estado de salud de Diny. Y a todas les digo lo mismo después de darles las gracias por su cariño solidario, añadiendo que «sí, ya casi se ha recuperado, pero ahora tiene que hacerlo todo en ritmo de chotis y no de rock and roll».

Llegaron regalos navideños de Huelva, enviados el lunes, sólo cuatro días de correo quelonio. Vienen un calendario con temas callejeros y monumentales de la ciudad, bajo el lema «Más de Huelva que un choco»; dos tazas con motivos del muelle de Riotinto y el Barrio Reina Victoria (esa me la apropio yo, que en las cuestas de su lado sur jugué tanto de niño, cerca de la fábrica de mi padre); and last but not least una bufanda del Recre, mi regalo de estas fiestas para Mohamed, que de niño jugaba en el equipo infantil del Bayer Leverkusen y en una ocasión, en un torneo internacional en Ámsterdam, le tocó medir sus fuerzas con las del infantil del Decano. No recordaba el resultado, me dijo un día, pero acaso porque seguro que ganaron, y Mohamed es tan educado y limpio de corazòn que no me lo quiso decir, por si acaso ello fuera a dolerme. Es una criatura adorable, un año o dos mayor que Paul, y a quien conocemos desde que los dos jugaban fútbol ahí abajo, en el patio de garajes. Todavía parece que los viera, y han pasado de eso veinte años. El tiempo, esa falacia preeinsteniana

Gotera en el cuarto de baño. Los poderes demiúrgicos de Herr Hanf logran que un fontanero llegue a casa una hora después. Un chico alto y despierto. Deja un boquete en el cielorraso y un cubo debajo para recoger el goteo. Promete regresar el martes para desfazer el entuerto, que diría Cervantes, ese gran fontanero de las almas. (18.12.: En la lectura de hoy, de cara a subir el texto a la página web de Fronterad, este epíteto me parece un pelín retórico, pero lo dejo tal cual).

Weiß/Colonia, 18.12.

En el KStAnz, mientras desayuno, dos esquelas con epígrafes a coleccionar. En uno se lee: «Como los círculos en el agua, me deslizo ahora hacia el infinito», y se le da el crédito a una inscripción en una tumba del cementerio de Rottweil. En el otro una sentencia de Alexis Carrel, de quien, sin enterarme mucho de su contenido, leí en mi juventud su libro La incógnita del hombre, sólo porque dizque estaba en el Index del Vaticano (pero mi mentor Tomás Ramos tenía un ejemplar en su biblioteca): «No se trata de darle más años a la vida, sino de darle más vida a los años». Con el tiempo me enteré de  muchas cosas de Carrel que me lo han hecho un “noli me tangere”

Vino Chico para ayudar a Diny yendo de compras con ella, cocinando nuestro almuerzo y pasando la aspiradora por el piso. Del comportamiento tan ejemplar de mis hijos en estos días no sé qué decir sin que se me mueva el piso: el amor que los tres profesan a su madre es muy conmovedor. Reafirma mi convicción de que cuando se ama a una persona, nuestro caso con Diny, no se la debe compadecer, sino todo lo contrario de compadecer, que es padecer con, padecer con ella. Es la recompensa que se merece por los años, tantos años de su vida que fue nuestro seguro puerto

*******************THE END*******************

Para quienes se interesen por las estadísticas femeninas del Nobel,

siguen la lista de las 56 galardonadas y de las 24 que lo fueron en solitario 

56 premiadas hasta el 2021, inclusive

(del desbarajuste con los nombres de los países échenle la culpa a los duendes de la imprenta virtual):

 

1903                Física                          Marie Curie                         Francia/Polonia

1905                de la Paz                     Bertha von Suttner              Austria/Checoslovaquia

1909                Literatura                   Selma Lagerlöf                     Suecia

1911                Química                      Marie Curie                          Francia/Polonia

1926                Literatura                   Grazia Deledda                      Italia

1928                Literatura                   Sigrid Undset                        Noruega

1931                de la Paz                     Jane Addams                        USA

1935                Química                      Irène Joliot–Curie                  Francia

1938                Literatura                   Pearl S. Buck                         USA

1945                Literatura                   Gabriela Mistral                      Chile

1946                de la Paz                     Emily Greene Balch               USA

1947                Medicina                    Gerty Theresa Cori                 USA/Checoslovaquia

1963                Física                          Maria Goeppert-Mayer           USA/Alemania

1964                Química                      Dorothy Hodgkin                   Inglaterra

1966                Literatura                   Nelly Sachs                            Suecia/Alemania

1976                de la Paz                     Betty Williams y Mairead Corrigan    Ulster

1977                Medicina                    Rosalyn Yalow                         USA

1979                de la Paz                     Madre Teresa de Calcuta          India/Albania

1982                de la Paz                     Alva Myrdal                             Suecia

1983                Medicina                    Barbara McClintock                    USA

1986                Medicina                    Rita Levi-Montalcini                    Italia

1988                Medicina                    Gertrude B. Elion                        USA

1991                Literatura                   Nadine Gordimer                        Sudáfrica

1991                de la Paz                     Aung San Suu Kyi                      Myanmar

1992                de la Paz                     Rigoberta Menchú                      Guatemala

1993                Literatura                   Toni Morrison                              USA

1995                Medicina                    Christiane Nüsslein-Volhard          Alemania

1996                Literatura                   Wislawa Szymborska                   Polonia

1997                de la Paz                     Jody Williams                             USA

2003                de la Paz                     Shirin Ebadi                               Irán

2004                de la Paz                     Wangari Muta Maathai                 Kenia

2004                Literatura                   Elfriede Jelinek                             Austria

2004                Medicina                    Linda B. Buck                                USA

2007                Literatura                   Doris Lessing                                Inglaterra

2008                Medicina                    Françoise Barré-Sinoussi               Francia

2009                Literatura                   Herta Müller                                 Alemania/Rumania

2009                Medicina                    Elizabeth H. Blackburn                   Australia

2009                Medicina                    Carol W. Greider                            USA

2009                Química                      Ada Yonath                                   Israel

2009                Economía                   Elinor Ostrom                                USA

2011                de la Paz     Ellen Johnson Sirleaf, Leymah Gbowee            Liberia

2011                de la Paz     y Tawakkul Karman                                        Yemen

2013                Literatura                   Alice Munro                                     Canadá

2014                Medicina                    May-Britt Moser                                Noruega

2014                de la Paz                     Malala Yousafzai                              Pakistán

2015                Literatura                   Svetlana Alexiévich                           Bielorrusia

2015                Medicina                    Tu Youyou                                         China

2018                Física                          Donna Strickland                              Canadá

2018                Química                      Frances Arnold                                  USA

2018                Literatura                   Olga Tocarczuck                                 Polonia

2018                de la Paz                     Nadia Murad                                      Irak

2019                Economía                   Esther Duflo                                        Francia

2020                Química                      Emmanuelle Charpentier                      USA/Francia

2020                Química                      Jennifer Doudna                                   USA

2020                Literatura                   Louise Glück                                          USA

2020                Física                          Andrea Ghez                                         USA

24 premiadas en solitario

1905                de la Paz                     Bertha von Suttner              Austria/Checoslovaquia

1909                Literatura                   Selma Lagerlöf                     Suecia

1911                Química                      Marie Curie                          Francia/Polonia

1926                Literatura                   Grazia Deledda                      Italia

1928                Literatura                   Sigrid Undset                        Noruega

1938                Literatura                   Pearl S. Buck                         USA

1945                Literatura                   Gabriela Mistral                      Chile

1964                Química                      Dorothy Hodgkin                   Inglaterra

1979                de la Paz                     Madre Teresa de Calcuta         India/Albania

1983                Medicina                    Barbara McClintock                  USA

1991                Literatura                   Nadine Gordimer                     Sudáfrica

1991                de la Paz                     Aung San Suu Kyi                   Myanmar

1992                de la Paz                     Rigoberta Menchú                   Guatemala

1993                Literatura                   Toni Morrison                            USA

1996                Literatura                   Wislawa Szymborska                 Polonia

2003                de la Paz                     Shirin Ebadi                             Irán

2004                de la Paz                     Wangari Muta Maathai              Kenia

2004                Literatura                   Elfriede Jelinek                          Austria

2007                Literatura                   Doris Lessing                             Inglaterra

2009                Literatura                   Herta Müller                              Alemania/Rumania

2013                Literatura                   Alice Munro                                Canadá

2015                Literatura                   Svetlana Alexiévich                     Bielorrusia

2018                Literatura                   Olga Tocarczuck                           Polonia

2020                Literatura                   Louise Glück                                USA

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, deja tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí