El aguijón de junio

0
227

 

 

Junio es un mes anfibio, entra con cabeza de primavera y sale con cola de verano.

 

Quedan 36 minutos para que desparezca este mes preciado. Abre la puerta del estío, y desnuda los cuerpos en vacaciones. Junio baila valses con los relojes, prometiéndoles días aún más dulces, con besos furtivos que les planta en la nuca.

 

Junio sembrado de esperanzas, mes de flores como fuegos, y fuegos como guirnaldas; desde esta Huerta queremos despedirte como te corresponde. En tus últimos 29 minutos de 2012, no queremos dejarte partir sin este pequeño homenaje. Tu calor queda en nuestros corazones.

 

 

Foto: Gabriel Faba