Es peligroso salir solo, lleva esto: los juegos como misterio

Donde se dice cómo un poco de misterio, apenas tres consejos, puede hacer cualquier videojuego interesante

0
165

Año 87: Fulano mete su monedita en la recreativa y luego de una florida introducción, apenas cinco segunditos, está ya al control del personaje, nave o ninja (la triada de la década). Año 2020: Mengano, en la máquina que desee, encenderá el juego y se encontrará con un tutorial insufrible de 20 minutos que nadie podría soportar sin mucho tiempo libre.

Presiona Start para empezar, idiota

El énfasis en los tutoriales, la explicación permanente de todos los elementos que consisten en un videojuego, es de lejos la mayor plaga reciente en el sector. Todo título, del más sencillo al más complejo, viene incorporado con una insufrible introducción donde se explican todos los elementos al jugador, no vaya a ser que pulse el botón de apagar la máquina. Estas guías casi siempre presuponen que el usuario es idiota, no tanto su conocimiento o desconocimiento de los videojuegos. Me pregunto qué éxito habría tenido Street Fighter 2 o Pac-Man con un tutorial de más de un minuto en algo tan necesariamente fugaz como los recreativos. Más aún, constato la capacidad de seducción, el admirable erotismo, que tienen las propuestas más misteriosas.

Juegos que rozan la abstracción como Journey, Death Stranding, Breath of the Wild o Shadow of the Colossus son atemporales en sus interrogaciones. ¿Dónde están los enemigos en Death Stranding? ¿Cómo conseguiré una espada en Breath of the Wild? Más aún, ¿Quién o quienes son los enemigos del brillante Journey? Cada título proyecta una aureola misteriosa, en ocasiones onírica (los increíbles parecidos de Death Stranding con Stalker de Andréi Tarkovski), que embelesa a cualquier jugador curioso. La célebre pregunta “¿Cómo se juega?”, esa plaga bíblica que ha hecho daño a tanto título ambicioso, es sustituida por un necesario “¿Qué hacer?”.

Ese tipo de juego abstracto convierte el misterio en un tipo de aprendizaje tan grato como adictivo. No hay imagen más seductora, así, para un jugador que una pantalla sin indicaciones de cómo jugar, ni pistas para resolver los acertijos por parte del desarrollador. Una inmensa interrogación que busca una respuesta ¿Y quién no querría encontrarla?

Por el momento, es bueno coger la espada del viejo de la cueva…

Print Friendly, PDF & Email

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, deja tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí