ETA y su Alto el Fuego…

3
217



Viendo hoy los
periódicos digitales, me he encontrado con dos cosas, por un lado
con el alto el fuego de ETA y por otro con que no recuerdo haber
escrito nunca explícitamente sobre la banda armada…

 

Hace años que sé que
desde sectores jóvenes de la izquierda más extrema de toda España
se ha llegado a ser respetuoso con algunas de las ideas del entorno
etarra. Yo mismo he sido invitado a eventos organizados por personas
de discurso ambiguo en el que se podía confundir el apoyo al
movimiento independentista vasco con la justificación del uso de las
armas. Esa ambigüedad ha hecho mucho mal a todos. Yo no soy vasco y
no conozco la realidad de ese territorio más allá de lo que unos y
otros me cuentan. Sé que hay vascos que no se sienten españoles y
que los hay igual de vascos que si; y nunca he visto dónde está la
justificación para odiar a los unos o a los otros por esto. Todos
tenemos derecho a sentirnos como nos diga el alma y lo que resulte de
ese derecho no nos hace ni mejores ni peores personas; no nos da ni
más ni menos razón y, desde luego, no nos convierte en más o menos
progresistas. A mi me parece bien que haya gente que se organice y
luche por sus ideales con independencia de si comulgo con ellos o no,
aquellos vascos que no se sienten españoles y que creen que deben
trabajar para crear un estado que les pertenezca únicamente a ellos
fuera de las fronteras de España tienen mi más absoluto respeto, es
su opción, su realidad y su vida. Entiendo que el problema al que se
enfrentan es enorme porque ¿qué vasco tiene más derecho que otro a
decir qué es o cómo debe ser Euskadi? ¿Tiene más razón el
independentista que el españolista? En un hipotético referendum
¿Qué porcentaje de votos sería suficiente para poder afirmar
rotundamente que “el pueblo ha hablado”? En repetidas ocasiones
he manifestado que mi experiencia vital me ha impedido entender qué
es eso que hay tan fuerte detrás de una bandera o un himno que sirve
para graduar a las personas en función de su lugar de nacimiento, me
cuesta ser fanático de una idea de nación, pero entiendo que otros
lo sean.

 

¿Y todo esto qué
tiene que ver con ETA? Nada. Una cosa es defender una idea y otra es
asesinar a alguien a quien ni conoces, o secuestrar, o extorsionar…
esto tres verbos quitan la razón a cualquiera que los conjugue. Un
día me encontré en una casa okupa en Euskalerria, allí habían
carteles de “No a la pena de muerte” de “Free Mummia” y de
“No a matar a focas para vestir a zorras”. Se odiaba a Bush por
sus guerras y a Israel por los asesinatos de palestinos… pero se
justificaban los asesinatos de ETA y las “víctimas colaterales”
resultantes de sus acciones. Era un discurso tan vacío,
contradictorio y carente de sentido que me cuenta entender qué podía
tener ese chico en la cabeza. Si vives con sus padres, tienes
internet en casa, acceso a la sanidad, a la educación, a los
polideportivos y a los campeonatos de mus, puedes sentirte oprimido
por el Estado Español, pero inventarse la delirante realidad
paralela de que Euskalerria es como la Franja de Gaza es una falta de
respeto a los palestinos que allí viven. En Euskalerria habrán
cosas que estén fatal, no lo discuto, pero ni los aviones de caza
lanzan misiles a la población civil, ni los helicópteros de combate
ametrallan casas y negocios, ni los carros blindados entran a sangre
y fuego por las calles, ni hay bloqueos de productos esenciales…
que nadie me malinterprete respeto al cien por cien a quien considere
que la situación en Euskalerria no es buena, pero mezclar realidades
es simplemente insostenible.

 

ETA ha hecho mucho mal
al movimiento independentista vasco porque ha conseguido que aquellos
que podían llegar a sentir simpatía, o incluyo apoyar su causa, se
desmarquen por completo. Han conseguido colocar sobre todo un pueblo
la sombra de la duda; se han creído legitimados para -en nombre de
un pueblo que nunca les votó- chantajear a sus propios compatriotas,
sembrar el terror en su propia tierra, asesinar a vascos que ellos
unilateralmente decidieron culpar de “alta traición a la patria”,
destrozar la vida de personas que nada tenían que ver con lo que
llaman “el problema vasco” y condenar a la cárcel o el exilio a
cientos de personas que hubieran sido mucho más útiles para sus
familias y su causa fuera de prisión.

 

Hoy nadie confía en
que el Alto el Fuego de ETA se pueda tomar en serio porque
directamente nadie confía en ETA. Me haría feliz que todo hubiese
acabado de verdad y la lógica diría que así debería ser, pero
sólo podemos sentarnos a esperar a que los encapuchados no cambian
de idea y un día nos toque morir mientras descansamos dentro de un
coche en un aparcamiento público.

El Chojin es un artista veterano de la escena Hip Hop en España… destacado por la profunda crítica social que lleva a cabo en sus temas, marcó un hito en el rap español con su disco “Sólo para Adultos” (2001), en el que ponía de manifiesto la madurez de su estilo con grandes dosis de compromiso y temática social, y confirmando la consistencia de su rap para ser acogido por el gran público. El Chojin también destaca en otros ámbitos culturales tales como: El teatro, la literatura, la poesía. Siendo este invitado a ponencias, debates y mesas redondas. En estos momentos se encuentra colaborando con La 2 Noticias dando su punto de vista sobre la actualidad en forma de rap.

3 COMENTARIOS

  1. Pero es que es como dices

    Pero es que es como dices Chojin. Es imposible creérselo, sobre todo, después de que ellos mismos anteriormente, ya ofreciesen un alto el fuego, y sin previo aviso, por ejemplo, reventaran el aparcamiento de la T4, o tantas otras veces anteriormente. No ya nadie les va a creer, y me alegro de que, llámese Rubalcaba o cualquier otro, junto a las fuerzas del estado estén dando palos continuamente a éstos que, ni en sus inicios, tuvieron razón de ser

  2. Yo tampoco me creo que su

    Yo tampoco me creo que su alto el fuego sea permanente o definitivo, pero tengo un hilo de esperanza de que así sea, o al menos, que éste sea un paso hacia el inicio del fin.

    Estoy de acuerdo contigo en que ETA ha hecho más mal que bien para los vascos, y en el (eterno) debate de qué porcentaje de gente ha de tener un pensamiento para que se diga que tal tierra piensa o quiere tal cosa, sobre todo siento ésta de tal importancia, como lo es la independencia.

    En la introducción has dicho que nunca has escrito explícitamente sobre ETA. Eso me hace pensar en si es mejor airear los actos relacionados con ETA o no. No se si es mejor darles la importancia que ellos quieren que les demos (lamentablemente la tienen, mientras haya víctimas), o no darsela, ignorandolos. A lo mejor el hecho de que ellos estén en todas las portadas les hace más fuertes. Quizá ocultar sus actos les deteriore. O quizá no…

  3. No puedo estar mas de

    No puedo estar mas de acuerdo.

     

    Pero no puedo dejar de preguntarme: ¿No sería más útil reflexionar sobre cómo ha combatido el estado a ETA? ¿Sobre cómo ha englobado a todo el movimiento nacional vasco bajo la misma etiqueta? ¿Sobre cómo ha logrado eliminar toda candidatura independentista vasca de las urnas?

    Todos sabemos lo mal que lo hace ETA. La tele nos lo repite día tras día. Tal vez vaya siendo hora de dar un paso más en la reflexión. De llegar allí dónde no llegan los mass media.

Comments are closed.