Fortunata y Jacinta (Benito Pérez Galdós) y el orden de magnitud

0
253

Sebastián Pérez, coronel del ejército, escuchó a su mujer Dolores Galdós llamarlo el día 10 de Mayo de 1843.
– Sube, que has tenido una varón, se llamará Benito
– No voy, que ya tengo diez hijos
– Sube, que este tiene cara de billete de mil pesetas.
– Voy
Y el niño de Dolores, con el tiempo, escribió ese novelón que es Fortunata y Jacinta. Fuera Madame Bovary, viva Fortunata:

Un metro cúbico de gas se precipitó a la boca con tanta violencia que Nicolás tuvo que ponerse tieso para darle salida franca, y a pesar de los furioso que estaba, supo cuidar de que la mano desempeñara su obligación

Nicolás, el hermano cura de Maximiliano Rubín, sufre de gases. Anda siempre golpeándose el pecho durante las conversaciones. Tiene muy buen saque y su tía siempre se queja de que come mucho. Sin embargo un metro cúbico de gas es una exageración, un metro cúbico son mil litros, el volumen que cabe en un cubo de un metro de lado, algo así como una lavadora. El bueno de Benito Pérez Galdós seguro que lo sabía, porque se nota que es un escritor trabajador y metódico, así que se lo computamos como hipérbole.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, deja tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí