Horror en el supermercado XL – ¡Qué pesados!

0
87

 

Lunes por la tarde. Carol termina de cobrar a una clienta, y pone el cartel de ‘caja cerrada’. Los clientes que estaban a punto de ser atendidos se quedan estupefactos y protestan y ella les contesta con un simple ‘tururú’. Pero como siguen protestando, les manda al cuerno, y ellos se enfadan más. Finalmente les dice que tiene que hacer una llamada porque su mejor amiga está enferma, casi casi al borde de la muerte, y entonces ellos dejan de protestar avergonzados y ella marca el número de Manoli en el móvil. Cuando Manoli responde, Carol comienza a hablar…

 

CAROL.- Soy yo… Te echo de menos… ¿Ya puedes hablar? Es que como te pusiste mala y me dejaste más ‘tirá que una colilla’, en Alcalá y en los teatros madrileños, pues no te he podido contar… Pues sí, claro que me fui al Clásicos en Alcalá… El viernes vi El banquete, que es aquella que no vimos en el Teatro de la Comedia porque empezaba muy tarde, y estábamos en otros teatros, esa que hay una mesa en forma de U e intérpretes y público se sientan a la mesa y beben vino, y actores y actrices empiezan a hacer escenas de obras clásicas y no tan clásicas, con canciones, mientras brindamos por la vida, por la esperanza y por muchas otras cosas, y yo me sabía muchas de las obras de las que hacen escenitas, porque son obras que hemos visto, y… Que sí, estaba Lola Baldrich con la guitarra subida a la mesa, ¿por qué lo sabes? Ah, ¿has visto fotos? Te voy a ir enviando las fotos que hice… Espera…

 

 

Los políticos y los importantes a la puerta del Teatro Salón Cervantes

 

 

Bueno, claro, y luego volví a ir el sábado y me vi Hijos de Grecia, entera, desde las 11h… Y escuché todas las historias de los actores, que decían ser ellos y un personaje griego, y nos hablaron de sus familias, de sus herencias, de sus… Sí, dos descansos, en realidad son 3 obras y hay que tener entrada distinta para cada una de ellas, la primera fue a las 11h., la segunda a las 16.30h. y la tercera a las 19.30h.

Corazón con flores, instalación de Antiel Jiménez en el hall del Corral de Alcalá, durante la función de Hijos de Grecia

 

Pues claro que te eché de menos, que tuve que comer con alguno de los espectadores… Bueno, pues claro que sí, me puse a hablar con los espectadores, y les conté cosas de mis padres y mis herencias… No, no es porque sea una pesada charlatana, es que la obra era de eso… De ver qué he heredado… Anda, ya… Vete al cuerno…

 

Entonces los clientes se empiezan a mosquear…

 

CLIENTE.- Oiga, muy mala no estará su amiga si la está mandando al cuerno…

 

OTROS CLIENTES.- Eso, eso…

 

CAROL (al cliente).- Oiga, que yo mando al cuerno a quien me da la gana.  Estaría bueno que tuviera que pedirle permiso a un mindundi como usted para mandar al cuerno a Manoli…

 

CLIENTES.- Uy… ¡Hábrase visto! ¡Qué desfachatez!

Clavel que nos regalaron unos actores en la puerta del Teatro Salón Cervantes el día de la inauguración del Festival

 

CAROL (a Manoli).- Nada, que los clientes me han dicho que no te puedo mandar al cuerno, fíjate. Son unos impertinentes… (Cuenta a los clientes.) Pues ya hay 9. Es que no he acabado de decirte… Pues eso… Que tras Hijos de Grecia me vi a Pepe Viyuela en un recital de poemas de San Juan de la Cruz, que fue una delicia…

Pepe Viyuela y dos músicos al final del recital

 

Claro que me acordé de ti, idiota. Claro… Pues el domingo vi ATM de Chapitô, ¡como teníamos planeado! En Espacio Quinta… Esta vez no era un clásico ni griego ni de Shakespeare, como han hecho en otras ocasiones… Era una obra sobre la vejez y las residencias de ancianos, la verdad es que me emocioné… Claro que me reí… Me reí un montón… Pero también vi reflejados a mis abuelos y me vi a mí mismo de mayor…

 

CLIENTES.- ¡Oiga, señorita! ¿Será posible? ¡Es para mear y no echar gota!

 

CAROL (a los clientes).- ¡Que no he acabado! (A Manoli.) Es que son de lo más inoportunos… Que vengan a comprar en otro momento, ¡no te fastidia! Pues esta semana… ¿De verdad que no puedes venir? ¿Ni con las muletas? ¿Te duele? Pues sí que es mala pata… Me vas a dejar sola tantos días… Esta semana quiero ver El club, una que hay en los Luchana, con dos actores, que… Sí, el viernes.

Cartel de El club

 

No, porque el sábado quiero irme a Alcalá de nuevo, a ver Desengaños amorosos, claro, ya la he visto, ¿y qué? Pues eso… Es que ahora está José Bustos, y me cae tan bien… Claro, sustituye a Manuel Moya, que está en Tres sombreros de copa en el María Guerrero. Pues me sé todo esto porque tengo mucho tiempo para leer cosas de teatro, desde que he descubierto eso de poner el cartelito de ‘caja cerrada’.

 

CLIENTA.- ¡Es usted una sinvergüenza!

 

CAROL (a la clienta).- ¡Quién fue a hablar! ¡Y péinese para dirigirme la palabra!

 

CLIENTA.- ¡Ordinaria!

 

La señora se atusa el pelo indignada, mientras Carol sigue hablando con Manoli.

 

CAROL.- Es más, también Pablo Rivero sustituye a Ernesto Arias en Desengaños amorosos porque Ernesto está en un montaje que se estrena en Mérida, creo… A ver, pues el jueves voy a ver una con un título extraño, Hay que tirar las vacas por el barranco, en el Español… Sí, la de la semana pasada, Los bancos regalan sandwicheras y chorizos, tenía un titulito… pero esta de esta semana también… ¡Ah, y en la sala grande estrenan La Wagner, también con un titulo curiosito…! ¡Y la semana que viene llega el ZIP! Pues no sé… Habrá que ver todas las del ZIP… No… El domingo voy a ir a ver Deseos de la compañía Paladio en el Valle Inclán, dentro del ciclo Una mirada diferente. O tal vez vaya al Pavón a ver Y el cuerpo se hace hombre, que es una performance de Consuelo Trujillo y sale Celeste, y es que mi amiga Lourdes es fan de Celeste… Sí, mi amiga Lourdes, la conoces… Es que como se ha echado un novio, ya no me llama nunca… Bueno, pues allá ella… No la pienso llevar al teatro, que le den morcilla…

 

CLIENTE.- Pero esto ya pasad de castaño oscuro…

 

CAROL (a los clientes).- ¿Es que no van a parar de decir frases hechas?

 

CLIENTE.- ¿Y qué quiere que digamos?

 

CLIENTE.- ¡Yo digo las frases hechas que me da la gana!

 

CAROL (a Manoli).- Te voy a tener que dejar, porque esta panda de cafres maleducados que tengo aquí esperando… (Cuenta la gente en la cola.) Ya son 47… ¡Qué pesados!

 

CLIENTA.- ¿Y encima nos insulta?

 

CAROL (a Manoli).- Te dejo, venga, luego te llamo… (A los clientes.) A ver, plastas, que sois unos plastas, que mi amiga Manoli está con la pata rota en casa y no me dejáis hablar con ella, ya me gustaría a mí veros en la misma situación y que no recibierais llamadas…

 

Oscuro.

 

(¿Echarán a Carol de una vez del supermercado? ¿Cómo se rompió la pierna Manoli? ¿Volverá Lourdes a llamar a su amiga Carol? Para saber todo lo que pasa en este terrible supermercado, pulsar aquí.)

 

@nico_guau

Mesa preparada para El banquete

 

Print Friendly, PDF & Email

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, deja tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí