La modelo enmascarada

0
205

 

 

 

La modelo cubre su hermoso rostro con una máscara veneciana de hombre. A pesar del rojo granate del terciopelo brillante, sus ojos ganan la partida.

 

La historia del retrato es una colección de miradas; también de sonrisas, qué duda cabe. Pero la mirada puede seducir tanto o más, que un cuerpo pidiendo su conquista.

 

La mirada de la modelo de Faba resulta cautivadora, más que por el tamaño o el color de sus pupilas, porque no exige nada. La belleza fatal de esta mujer hermosa, se torna en sus ojos, candidez infantil, curiosidad tímida, y resolución de llegar hasta el fondo.

 

Su presencia resulta contradictoria. El cuello y los hombros desnudos la delatan como alcanzable; a la par, que la poderosa máscara la encierra y aleja, haciéndola aún más deseable.

 

Los chamanes ocultaron su rostro con pinturas, huesos y ramas, para hablar con los dioses; inventando así la máscara. ¿Se valdrán ciertas modelos turbadoras, de técnicas semejantes, para ser más deseadas aún por sus pintores?