Lluïsot

Portafolio

0
665

En un día lejano de 1998 me lancé a viajar. Me empujaba un espíritu romántico, por lo que me dediqué a dibujar (en vez de fotografiar) todo lo que llamaba mi atención. Y es que la India no te deja indiferente: O te fascina o huyes despavorido de allí…A mí me atrapó. India está repleta de imágenes que golpean la retina hasta que transforman tus neuronas. Quedarse más de un año es peligroso, te cambia la visión del mundo y de la vida.

De todos los personajes que deambulan por sus calles y paisajes, los que más me llamaron la atención fueron los Sadhus (Santones), quienes han abandonado toda posesión alejándose de la vida material para avanzar por el camino espiritual.

Volví por última vez en el 2007. Un día vi a un Sadhu hablando por un móvil ¿con quién? ¿Con Shiva?¿Con Ganesha?¿Con Visnú? ¿Con el mismísimo Brahma? Ya no he vuelto más. La globalización ha empezado a carcomer, también, esta cultura milenaria.

 

Sobre el autor

Nacido en Barcelona en 1962, empieza a publicar en la revista El Jueves. En 1987 ganó el premio Apel les Mestres el cual le abrió las puertas de la ilustración infantil, publicando numerosos libros. En el 2001 le concedieron el premio al mejor ilustrador del año en la feria de Bolonia por el libro Una Temporada en Calcuta (editorial MediaVaca) sobre su experiencia en los centros de Madre Teresa de Calcuta. En 2005 recibe el premio Serra d’Or por el libro Cuentos de Fantasmas. En 2008 premio de cómic Caval Fort. Actualmente combina la ilustración con la publicidad y el diseño gráfico: www.puntdetrama.com

Felipe Hernández-Cava



 

 

 

 

 

 

Autor: Lluïsot

Fotografias: Ilustración de Lluïsot