Lo que el tren se llevó

0
282

 

Lo que el tren se llevó es un multimedia que habla de la añoranza hacia la aventura filial que me llevó a visitar Juancho, una localidad poco conocida de Buenos Aires. Allí funcionó el tren desde fines del siglo XVIII hasta 1912. En mis primeros años de la adolescencia logré conocer este paraje, que visité incansablemente todos los veranos. Después de muchos años he regresado. Permanece exactamente como lo recordaba: los restos de la estación (algunas partes restauradas, ya que en los años 90 prometieron que el tren volvería a circular, aunque no ha sido así), una escuela con 20 alumnos de 1 a 7 grados, y una proveeduría en la que viven sin luz ni agua potable sus únicos dos habitantes, y que al igual que yo recuerdan los veranos en los que los visitábamos. Es un pueblo fantasma que murió junto al tren y cuyos restos subsisten en mis recuerdos. Tiempo que añoro.

 

Texto por Paula Acunzo

Autor: Paula Acunzo

Siempre, desde que recuerdo, quise ser periodista, así que estudié la licenciatura, másters, y durante varios años ejercí un periodismo “tradicional”. Mucha calle y redacciones que me enseñaron a desenvolverme. Pero la crisis y la necesidad de conciliación, la maternidad, la vida, me llevaron a convertirme en autónoma. Siempre fui una superviviente. Trabajadora, proactiva, curiosa, resolutiva… Y en constante aprendizaje. Sigo siendo periodista, pero casi como forma de vida: una apasionada periodista “buscavidas”.