Mi vida en las sombras: Una ligera variación

0
155

 

 

*

De cómo soplar las velas puede provocar un huracán en Nueva York:

Paula Bruna, “Teoría del caos”.

 

*

Algo que tienes que hacer, frustrante, echa a perder todo el día. Siempre se trata de algo menor, absurdo, trivial, poquilla cosa. Pero solo ese clavo en el zapato, el dolor previsto en el horizonte, la picazón de la piel… ya te joden el día.

Incluso pasa, a veces, que son gestiones que se vienen aplazando desde días -muchos- anteriores. Que es una latosa gestión que se sabe fútil, pero en su inanidad va quitando la costra de la herida y remozándola de sangre nueva.

Es la muerte.

Una pequeña liviana tonta diligencia, misión o cometido que (te) arruina la salud, la alegría vibrante de cada día. El jolgorio del existir.

Y te dices: mecagoenlapuñeta del fulano o la fulana esta, que me están jodiendo la vida, el amor, el alma, la alegría, el cigarrillo tan tranquilo que me estaba echando en el balcón, coño.

Ya sabes que no es para tanto, porque nunca es para tanto. Pero sí, sí lo es.

La espina clavada en el costado se retuerce contigo, bailando al compás de tus pasos.

Sí, sí que es para tanto.

Joder.

Sí lo es.

 

*

El leve oscilar del aleteo de un pajarillo cabrón y pesado y trepa o de un idiota sin más. Que es peor. El típico idiota que te da por saco con una insistencia porculera e insana, inagotable y mezquina.

 

*

Pero, ya se ha dicho: no es para tanto.

Mas uno se enfada.

No, qué va. Uno se enfadaba antes. Cuando se tenía tiempo para la bilis y el ronroneo. Cuando aquellos tiempos ociosos en los que el tiempo se fumaba con el beneplácito de la obscena desidia.

 

*

“habitem el soroll”

francesc garriga barata

 

*

Ya no es que aletee la mariposa, y que eso genere unas probabilidades. Se trata de ti.

De que la incertidumbre es una simulación.

Print Friendly, PDF & Email

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, deja tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí