Michel Houellebecq: Paris Dourdan

0
357

Michel Houellebecq: Paris Dourdan (Presence Humaine, 2000)

 

I. El cuento del lobo (francés)

En la ciudad ya casi era una broma: como en aquel anuncio de los ochenta en que un viejecito preguntaba ingenuamente si el Real Madrid era otra vez campeón de Europa, en Córdoba no faltaba quien bromeaba cada año, según se acercaba una nueva edición de Cosmopoética: “Y Houellebecq, qué: ¿Otra vez viene a Cosmopoética?”. El chascarrillo se fundamentaba en el anuncio constante de la presencia del escritor francés en el Festival, siempre cancelada o desmentida a última hora. Pues bien, este año sí. Este año, la Séptima edición de Cosmopoética, avalada por su reciente reconocimiento en forma de Premio Nacional al Fomento de la Lectura 2009, contará, entre otras muchísimas propuestas de interés, con la anhelada presencia del autor de Las partículas elementales. Será el próximo miércoles 14 de abril, a las 20:30, en el Alcázar de los Reyes Cristianos.

II. Ampliación del campo de batalla

Para celebrarlo recuperamos aquí el atractivo experimento que surgió cuando Houellebecq se alió con otro genio, Bertrand Burgalat, y con los A. S. Dragon y pertrecharon un disco brutal y sutil, apasionado y nada fugaz. Distribuido en España por la perspicaz e inefable Green Ufos, Présence humaine es una avalancha de poesía y discodancing, sexo y catástrofe, Gainsbourg y electricidad, y sobre todo mucho funky, porque a Houellebecq lo que le gusta es el funky… Su apoteosis en Benicassim 2.000 fue (es) inolvidable. Y su legado es infinito, como comprobaremos en la próxima sesión…

Córdoba, 1967. Director de Boronía, revista de creación contemporánea. Licenciado en Sociología por la UCM, y Master de Periodismo El País . Ha colaborado en la Cadena SER, La Sexta, El País de las Tentaciones, El País Madrid, El Europeo, Ajoblanco, Diario Córdoba, El Gran Musical, Mondo Sonoro, Eureka Discos, Cosmopoética, Eutopía, Zum Creativos, etc. Fue director de la discográfica y promotora de conciertos Producciones El Hombre Tranquilo. Escribe una sección sobre música en la revista cultural Kiliedro. Ocasionalmente lee poemas y pincha discos.