Objetivo: Cerrar los llamados mercados húmedos en el mundo

0
789

Ante la evidencia científica demostrada por numerosos investigadores así como por el propio Gobierno de China sobre el origen del Covid-19 en el mercado de Wuhan y en previsión de nuevas pandemias zoonóticas mundiales que tienen efectos tan devastadores en la salud humana y en la economía global, numerosas Asociaciones animalistas y ecologistas incluida el Proyecto Gran Simio (PGS), han instado al Director General de la Organización Mundial de la Salud (OMS) a que recomiende  a los gobiernos de todo el mundo que instituyan la prohibición permanente de los llamados “mercados húmedos” de vida silvestre en vivo, donde se sacrifican animales domésticos y salvajes de especies en peligro de extinción sin ningún tipo de control sanitario y donde se mezclan las vísceras de todo tipo en sacrificios directos y contribuyendo igualmente al tráfico de especies, estableciendo in vínculo inequívoco entre estos mercados y sus probadas amenazas para la salud humana.

De igual forma Proyecto Gran Simio y el resto de las Asociaciones, recomiendan a los gobiernos que aborden los riesgos potenciales para la salud humana del comercio de vida silvestre. Que los gobiernos lideren una respuesta coordinada entre la OMS, la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) y otras organizaciones multilaterales en todo el mundo en actividades de sensibilización, para informar claramente sobre los riesgos del comercio de vida silvestre para la salud pública, la cohesión social, la estabilidad económica y la salud individual, apoyando y alentando iniciativas que brinden fuentes alternativas de proteínas a los consumidores de subsistencia de animales salvajes, a fin de reducir aún más el riesgo para la salud humana. En España existe un Plan de Acción dependiente del Ministerio de Transición Ecológica y en la que Proyecto Gran Simio es entidad colaboradora contra el Tráfico Ilegal y el Furtivismo Internacional de Especies Silvestres (TIFIES) que debería ser intensificado y dotado de más medios para su lucha contra esta clase de negocio que atenta el equilibrio de nuestro planeta.

Si algo ha demostrado el Covid-19 es que el problema no es local, sino mundial y por ello según Proyecto Gran Simio, las soluciones deben ser globales y apoyadas por los gobiernos del mundo. Las enfermedades zoonóticas son responsables de más de dos millones de muertes humanas al año. El 60% de las enfermedades infecciosas emergentes son zoonóticas y se cree que el 70% de ellas proviene de la vida silvestre.

Una vez más, PGS  advierte que además de no consumir carne de vida silvestre ni traficar con ella,  los ecosistemas de la Tierra son verdaderos muros de protección contra virus como el Covid-19 y el respeto a la biodiversidad es otro de nuestros seguros protectores de nuestra salud y del bienestar del planeta.

Esperemos que esta advertencia que el Covid-19 nos ha dado a nivel mundial, sea una reflexión profunda de nuestros políticos para comprender que el ser humano no es el todo poderoso habitante de la Tierra y que un simple virus microscópico ha puesto en jaque a toda la humanidad. Es por ello, que debemos cambiar de rumbo en la lucha inmediata contra el cambio climático  como lo hemos hecho con el Covid-19 y sin duda otorgar a la naturaleza unos derechos de protección que sean inviolables y blindados por nuestra constitución.

Proyecto Gran Simio insta también  al Gobierno para que estas mismas medidas que han sido propuestas a la OMS, sean llevadas a la Unión Europea para la creación urgente de una Directiva de obligado cumplimientos para los países pertenecientes a la misma y prohibir el consumo de especies silvestres y de componentes de la medicina natural que provenga de partes y derivados de animales exóticos estén o no en peligro de extinción.

Esta propuesta ya ha sido recogida por el senador Carles Mulet y presentada al Gobierno de España para que atienda la petición del Proyecto Gran Simio. Igualmente la Asociación Parlamentaria de Defensa Animal (APDDA) del Congreso de los Diputados, apoya esta iniciativa y las propuestas que hemos lanzado tanto a la OMS como a España.

 

Pedro Pozas Terrados es escritor, naturalista, dibujante, poeta, investigador, crítico, aventurero, animalista, ecologista y amante de la vida en todas sus formas. Director Ejecutivo del Proyecto Gran Simio en España y miembro del Comité Español de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), ambos cargos desempeñados de forma altruista. Ha escrito once libros, coautor de seis más. Posee doce cuadernos de campo (dibujos en lápiz) además de 400 láminas de dibujo y 50 en acuarela. Sostiene que la Tierra tiene que ser un ente jurídico con derechos propios recogidos en todas las constituciones de los gobiernos. Que los grandes simios deben ser considerados personas no humanas con sus derechos básicos y que todos los seres vivos tienen que ser respetados y tratados como seres sintientes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, deja tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí