Oda (o lo que sea) contra el aire acondicionado

0
250

En la compleja división que existe entre aquellos que alaban el aire acondicionado y los que lo odian a muerte yo estoy entre los últimos.

Si hay ventilación y sombra el aire acondicionado es innecesario.

Querer lo contrario es como ir de invitado y buscar la boda con la novia.

No se puede y otro mundo no es posible.

El calor es una lagartija al sol. El frío es la ausencia de calor o una bota sin atar.

Y en primer lugar, porque contamina y ya hay ropa adecuada para las altas temperaturas.

En conclusión, solo habría otro tipo de división, los que aprecian las estufas en las calles para consumir bebidas y comidas en invierno y los que detestan estas máquinas y las apagan de una patada certera. Pero este es un tema para otra estación y no es ni está de actualidad.

De un tiempo a esta parte, cuando conozco a alguien en verano lo primero que le pregunto es su opinión al respecto.

Al respecto de lo abordado hoy aquí.

Sí o no.

Hacía alusión Brecht en una de sus historias: Como se preguntara a un ser humano llevado a los tribunales si quería prestar juramento bajo la forma laica o la eclesiástica, respondió: Estoy en paro.

Raoul Vaneigem

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, deja tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí