¿Qué pasa en Ucrania? Tensión en Crimea

0
243

Crimea ha revivido en las últimas semanas una tensión olvidada desde hace décadas. Por una parte, el ejército ruso ha tomado posiciones sobre la región, alegando que está garantizando la seguridad de la población. Por otra, las potencias occidentales, con Estados Unidos a la cabeza, advierte al presidente Putin que una invasión militar tendrá consecuencias. ¿Pueden darse una nueva Guerra Fría? Analizamos algunas cuestiones claves para responder el interrogante. 

 

 

 

Artículo escrito por Bárbara Solanilla. 

 

Tras varios meses de protestas en Ucrania, especialmente intensas en Kiev, finalmente La Rada Suprema (el Parlamento) destituyó al presidente Viktor Yanukovich y nombró un gobierno interino, presidido por el principal líder opositor, Alexandr Turchínov, que gobernará hasta las elecciones del próximo 25 de mayo.

 

Yanukovich se encuentra en paradero desconocido después de que fuera interceptado intentando huir del país en la frontera con Rusia a finales de febrero. Además, pesa sobre él una orden de busca y captura decretada por el nuevo gobierno.

 

Cuando parecía que la situación iba a normalizarse, la Península de Crimea (república autónoma de Ucrania) ha sembrado el caos de nuevo al no legitimar el nuevo gobierno central y constituir un nuevo Ejecutivo. Así, el recientemente nombrado primer ministro de Crimea, el prorruso Serguéi Axiónov, ha convocado un referéndum para determinar el futuro de la región que previsiblemente se celebrará el próximo 30 de marzo.

 

¿Por qué Rusia ha enviado tropas a Crimea?

 

Axiónov hizo una petición de auxilio a Moscú ante una posible intervención de la zona por parte del ejército ucraniano. Inmediatamente el presidente ruso, Vladimir Putin, solicitó permiso al Senado para mandar tropas. El senado autorizó dicho envío por unanimidad para “salvaguardar la seguridad y los intereses de los ciudadanos rusos en la zona”. Así, en un plazo de menos de 24 horas, las calles de Crimea se llenaron de militares rusos.

 

¿Por qué es Crimea está tan a favor de Rusia?

 

Crimea tiene cerca de 2,3 millones de habitantes. Históricamente la mayoría de la población de esta Península es de origen ruso. Según el último censo realizado en 2001, el 58,3% de la población de esta república es de origen ruso y el 24,32% ucraniano, y aunque no es cooficial, el ruso es también la lengua más hablada.

 

Esa ha sido la justificación que Putin ha encontrado para iniciar su intervención en un conflicto interior de un Estado soberano, poniendo en peligro la integridad territorial de Ucrania.

 

¿Qué es Crimea?

 

La Península de Crimea es actualmente una República autónoma dentro de la República de Ucrania. Esto es así desde que en 1954 la URSS ‘cediera’ Crimea a Ucrania, un regalo que intentarían revocar años más tarde.

 

Poco después de la disolución de la URSS, en 1992 el Soviet Supremo ruso aprobó una resolución que anulaba la transferencia de Crimea a Ucrania y la transformó en una República. A pesar de las presiones políticas, el gobierno ucraniano insistió en retener la región dentro de la estructura administrativa de Ucrania.

 

En enero de 1994 se celebraron las primeras elecciones para la presidencia en la historia de Crimea. Cinco de los seis candidatos apoyaron públicamente su reunificación con Rusia, incluido el vencedorYuri Meshkov.

 

Sin embargo, el valor de Crimea no reside en su población de amplia mayoría rusa, sino que como explica la experta en relaciones internacionales María José Pérez, en esta Península se encuentra el puerto de Sebastopol, donde hay una base naval rusa, el único enclave del Kremlin que da a un mar caliente, lo que supone una gran ventaja geoestratégica. Y es que, según ha explicado esta experta a Gaceta.es, no sólo Crimea, sino Ucrania es un territorio geoestratégico muy importante.

 

¿Por qué Crimea ha rechazado radicalmente el nuevo gobierno de Kiev?

 

Para Crimea, de clara tendencia prorrusa, Viktor Yanukovich era un presidente elegido democráticamente a través de unas elecciones que, hay que recordar, fueron aprobadas por los observadores de la ONU y dieron la victoria al depuesto líder.

 

Esta República autonómica estaba además entusiasmada con la firma del acuerdo con Rusia y el acercamiento que este suponía entre ambos países.

 

Al ser depuesto Yanukovich y con la creación de un gobierno contrario a la política rusa, que además ha llegado al poder de manera violenta, Crimea no se siente ni identificada ni representada y ha decidido rebelarse contra el nuevo gobierno.

 

¿Cómo ha evolucionado la situación en la Península?

 

Primero se eligió un nuevo presidente y un nuevo gobierno prorruso, que pidieron ayuda a Moscú para proteger su territorio.

 

Asimismo, el presidente del Parlamento de la República Autónoma de Crimea, Vladímir Konstantínov, anunció que adelantará al día 30 de marzo el referéndum sobre la autodeterminación de la región, que estaba previsto para el 25 de mayo coincidiendo con la celebración de elecciones generales, según publicaba el diario ABC.

 

Esta consulta planteará a los habitantes de la península si quieren que Crimea reciba el estatus de Estado, aunque Konstantínov subrayó también que las autoridades de la península operarán rigurosamente en el marco de la Constitución y de las leyes de Ucrania.

 

Además, el lunes 3 de marzo el ejército ruso creaba un puente móvil (mediante un camión) que unía el paso entre Rusia y Crimea. Esto ocurría tan solo un día después de que el recién nombrado Jefe de la Armada ucraniana, el contralmirante Denis Berezovski, jurara fidelidad a la República de Crimea y después desertara de su cargo para pasar a liderar una nueva Marina de Guerra de Crimea, independiente del Ejército ucraniano.

 

Ese mismo día, el presidente de Crimea, Serguéi Aksiónov,  llamaba a los soldados de la región a desobedecer las órdenes del Ejército ucraniano, según informaciones de la agencia EFE recogidas por varios medios.

 

¿Cuál ha sido la reacción de la Comunidad Internacional?

 

La Unión Europea ha convocado una cumbre extraordinaria de jefes de Gobierno para el jueves 6 de marzo, en lo que será la segunda reunión internacional para tratar la situación de crisis en Ucrania.

 

Anteriormente, el lunes día 2 se reunieron de urgencia en Bruselas los ministros de Exteriores de la Unión, en una reunión que tuvo lugar dentro del marco de la OTAN.

 

Esta reunión extraordinaria concluyó con la creación de una misión que estará a cargo de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE). Además, el vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, pidió a Rusia que facilite el despliegue inmediato de observadores internacionales en Ucrania. Putin también accedió a la propuesta de la canciller alemana, Angela Merkel, de crear un grupo de contacto para entablar un diálogo político con Kiev, según informaciones publicadas en El País.

 

Desde España, el ministro de exteriores, José Manuel García Margallo, ha asegurado que un referéndum de autodeterminación en Crimea sería considerado nulo y no tendría validez. Margallo advirtió además a los socios europeos de que la situación en Ucrania es la peor crisis que vive Europa desde la caída del muro de Berlín en 1989.

 

Según informaciones de la agencia Reuters, publicadas también por El País, los jefes de las cancillerías europeas han decidido suspender las negociaciones sobre el libre acceso de los ciudadanos rusos a la Unión como respuesta al despliegue de tropas en Crimea por parte de Moscú.

 

El mismo día las tropas rusas entraban en Crimea varios países, entre ellos Estados Unidos, Francia e Italia, notificaron a Rusia que se ausentarían del G-8 (que se celebrará el próximo mes de junio en Sochi) en señal de protesta, e incluso advirtieron a Putin de que su participación en el foro podría peligrar de seguir adelante con sus pretensiones.

 

Por otro lado, China ha llamado a las partes del conflicto a dialogar para evitar “una escalada innecesaria de violencia”, aunque según un comunicado del Kremlin, los dos ministros de exteriores (ruso y chino) han mantenido largas conversaciones telefónicas en las que el diplomático chino, Wang Yi, mostraba una gran coincidencia en el entendimiento sobre el conflicto que su homólogo Serguéi Lavrov.

 

Más contundente se ha mostrado el primer ministro polaco, Donald Trust, quien según informaciones de EFE publicadas en La Vanguardia, ha llamado a la Comunidad internacional a ejercer más presión sobre Rusia, pues en su opinión la situación actual en Ucrania puede preceder a una Guerra Global.

 

¿Qué será de Crimea y Ucrania ahora?

 

La principal prioridad de los líderes internacionales será evitar una guerra civil que pudiera tener una proyección internacional. 

 

Sin embargo, para la propia Ucrania lo primero es normalizar la situación y evitar por todos los medios que Crimea se declare independiente.

 

Otro de los graves problemas que tiene que afrontar ahora el gobierno interino es la presencia de tropas rusas en su territorio, sobre todo en la Península donde se ha levantado un puente que conecta el país con Rusia.

 

@basolanilla

El Inquirer es un blog de información internacional creado en 2011 por un grupo de estudiantes de periodismo de la Universidad Complutense. Víctor Nauzet, Bárbara Álvarez, Begoña López, Rocío González, Adrián Espallargas, Teresa Vallejo, Alejandra Gómez y Adrián Blanco son el equipo de El Inquirer.   "Los medios te lo cuentan, nosotros lo explicamos" ese es el lema de El Inquirer. El objetivo de la web es explicar de forma clara y concisa el evento de mayor relevancia de la actualidad internacional para que el lector no acabe perdido en el mar de información de internet. En otras palabras, buscamos contextualizar. Para ello utilizamos siempre un formato de preguntas y respuestas con el fin de estructurar la información y que sea de fácil acceso al lector. Es decir, no contar sino explicar qué pasa en nuestro mundo.