Un soldado de servicio en la frontera digital

0
250

En el sueño los gatos hablaban y ante el empeño de mi sobrino de ir a matar perros en Oxford le dijimos que si lo hacía no volvería a poner los pies en nuestra casa.

 

 

En el sueño hablaban los gatos

y hacían planes sobre el futuro. 

A un sobrino le amenazamos

con que no volvería a entrar en nuestra casa

si cumplía su deseo

de ir a matar perros a Oxford.

Luego escuché a mi mujer

cómo le explicaba

los corredores

las alambradas

lo justo y lo posible

para hacer menos daño

y para no correr riesgos

como si en realidad fuera

un soldado de servicio

en la frontera

vigilando nuestras posesiones

nuestras cajas fuertes

llenas de miedo.

Como si viviéramos

en la calle de los Reyes Magos.