Amenazas sugerentes

4
522

 

 

 

Vivo en Burkina Faso desde el 10 de marzo de 2009.

1.381 días, aunque habría que descontar todos los que he pasado de vacaciones o visitas en España.

En todo caso mucho, no sé cuánto más podré aguantar. Porque estoy cansado.

 

Burkina Faso quiere decir en una mezcolanza de lenguas locales, algo así como País de los Hombres Íntegros.

Dime de lo que presumes y te diré de lo que careces. Creo que voy a hacer una propuesta oficial de volver al antiguo nombre, Alto Volta, que eso no engaña a nadie.

 

El nombre se lo puso el anterior Presidente, Thomas Sankara, que lo era, íntegro, pero más inocente que un oso amoroso y dejó que su ‘hermano’, amigo y camarada de revolución, Blaise Compaoré, le asesinara para tomar el poder que ejerce desde hace más de 25 años, y aunque todo el mundo le previno, él no quiso hacer nada contra su ‘hermano’.

Historias viejas, como las de Caín y Abel, la triste historia del mundo. A los buenos les pierde su bonismo y los malos se aprovechan de ello y se quedan con la tajada.

Así que muerto el perro se acabó la rabia y los ‘hombres íntegros’ desparecieron de esta faz de la tierra (casi todos), con el nombre del país bastaba.

 

He estado esperando hasta hoy mismo por si había suerte, el mundo se acababa, y me ahorraba ducharme y escribir este aburrido post. Y a vosotros, qué deciros…

 

Pero el sol sigue brillando, ya se podía apagar un poquito por aquí, aunque se quejan de frío con 33º, así que os cuento…

 

Tengo montado un tenderete cultural con pretensiones, una Biblioteca con clases de informática, idiomas, oposiciones locales, etc.. y se me ocurrió poner una Caja de Sugerencias por si la gente nos quería ayudar con sugerencias, comentarios, para mejorar lo que hacemos. Mierda pa mí.

 

No se puede decir que sea bonita, tampoco se puede decir que sea práctica: no me sirve de mucho. Casi era preferible seguir con los insultos por los emails anónimos. Más cómodo, al menos

 

 

Casi lo único que recibo son amenazas e insultos.

 

Ha habido algunas sugerencias: que demos los servicios gratis, que bajemos los precios, que hagamos promociones y descuentos y que proyectemos películas religiosas….

 

Básicamente estos son los grandes grupos de sugerencias, apasionante, ¿no?

Pues sí, no da mucho ánimo para seguir adelante.

 

Y luego está el otro grupo de sugerencias: Insultos y Amenazas, totum revolutum.

 

«Mi suerte está a punto de acabar», ¡manda güevos! ¿Suerte yo? Si lo que he tenido estos casi 4 años en Burkina es suerte que venga cualquier dios, el que no tenga trabajo estos días, y lo vea..

 

 

A mi mujer, Asséto, lo más bonito que le dicen es una acepción de madre de político español (o burkinés, que son parecidos) y la pobre tiene que aguantar el chaparrón que, si ella no estuviera, me dedicarían a mí mismo.

 

Es verdad es que no todo el mundo me desea el mal absoluto y que están los niños y algunos jóvenes y otras personas que agradecen lo que estoy haciendo pero os aseguro que estoy cansado. Muy cansado.

 

Puta, estoy llamando a las puertas del infierno…


 

Entre las amenazas e insultos había alguna que me preocupaba especialmente porque dejaban caer que la manifestación del 13 de diciembre, por el asesinato de Norbert Zongo, y 3 más que iban con él, hace 14 años y que sigue sin estar resuelto (investigaba el asesinato del chófer del hermano del Presidente, poder en la sombra, en la mala sombra), iba a pasar por delante de mi Biblioteca y que lo mismo la quemaban, como quemaron el año pasado la mayoría de los edificios públicos, salvo los Bomberos y la Gendarmería. Lo de los Bomberos se entiende, parece que la Gendarmería es de las pocas instituciones respetadas en el país…

 

Uno de los edificios públicos ardiendo cuando las revueltas de los estudiantes del año pasado, está a menos de 200 ms de mi biblioteca

 

 

Así que previne al personal el día anterior, después de leerles las amenazas, que si venían a quemar que se fueran pacíficamente sin oponer resistencia.

 

Lo mejor de todo es que todos estamos seguros de que el que escribe las amenazas es uno de los nuestros, un empleado de la Biblioteca. C’est la vie.

 

Un tipo con el que tengo un contencioso por la compra de un mini Bus para traer los alumnos de las aldeas y que me ha timado con este asunto, dicen que me va a matar y que es mi peor pesadilla…

 

 

Finalmente no la quemaron.

Ni siquiera ha sido el Fin del Mundo.

 

Y es que cuando está uno de mala racha no hay nada que salga a derechas.

A ver si empieza la guerra de Malí que está aquí al lado y me solucionan mis problemas.

 

PS.- ¡Ah, sí, se me olvidaba!: FELIZ NAVIDAD, para el que tenga ánimo. Y suerte con la Lotería

 

Yo soy el que hace de Wally

 

GALERÍA DE RETRATOS DE JAVIER NAVAS

4 COMENTARIOS

  1. Lo que cuentas es muy duro,
    Lo que cuentas es muy duro, pero también esperanzador. Mucho ánimo, Félix.

    • ¿Esperanzador?
      Intentaré

      ¿Esperanzador?
      Intentaré encontrar ‘l’espoir’, aunque es un poco difícil.
      Gracias por los ánimos.

      • No tiene ni pizca de gracia

        No tiene ni pizca de gracia lo que cuentas: Lo bueno de haber puesto el buzón para sugerencias es que has descubierto que tienes algún enemigo en casa, y como te odia. Yo me tomaría muy en serio descubrir quien es (por la caligrafía), si es que trabaja en tu centro. Más que por el peligro real, por la deslealtad que supone lo que escribe. Siento no poder consolarte de otro modo. Eres un valiente.

        Un abrazo bien fuerte. Alfredo.

        Sobre el coche ya hablaremos, lo mío va bien.

         

        • Ya sabía, desde que

          Ya sabía, desde que publicaron unos artículos difamatorios en un semanario local, quién es el que se ocupa de ponernos a parir. Y trabaja en la Biblioteca hasta el 31-12-2012, que le diré que su contrato no se renueva.

          Los insultos y amenazas están escritas por diferentes personas, pero creo que dictadas por la misma.

          Lo que no te imaginas es lo que es la legislación laboral aquí. No puedo despedirle de ninguna manera (ni siendo un contrato temporal), y le dije a mi abogado que le pagaba todos los meses que quedaban hasta el fin de su contrato, pero que no quería tener a un individuo así en mi ‘casa’, envenenando a todo el personal y a los clientes…, me dijo que ni se me ocurriera, que el empleado iría a los Tribunales y podía costarme millones de Fcfas…, ¿te imaginas?

          Así que hasta el día de fin de su contrato, el 31, me he tenido que aguantar.

          Incluso, aunque sea un contrato temporal, le tengo que pagar una indemnización del 25% de un salario.

          Un fuerte abrazo y ánimo a ti también

Comments are closed.