Avatars United

0
283

 

Avatars United (AU) es una red social de avatares, algo así como un metafacebook. Fue fundada en 2008 por la empresa sueca Enemy Unknown, ante la incapacidad de las redes sociales tradicionales para contentar a los múltiples yo de más de 500 millones de usuarios de mundos virtuales. Hace unos días ha sido adquirida por Linden Labs, propietarios de Second Life, el mayor y más famoso metaverso del ciberespacio. En AU los usuarios pueden hacerse amigos de congéneres procedentes de diferentes mundos e intercambiar experiencias y consejos sobre la mejor forma de progresar en sus otras vidas.

 

Gracias a la reciente y exitosa película Avatar, hasta los más profanos se están familiarizando con la posibilidad de una otredad soportada por la tecnología. La fiel relación entre el marine paralítico y su otro yo en el mundo de los na´vi , tan orgánica e intensa que la vigilia de uno implica el sueño del otro, es uno de los grandes señuelos de la trama y sobre él recae la responsabilidad emocional de su desenlace. Sin embargo la visión romántica y épica del avatar de Cameron poco tiene que ver con la promiscua geometría de identidades múltiples que hoy coloniza internet.

 

El término avatar comenzó a usarse en el mundo de la ciencia ficción y los juegos de rol a principio de los años noventa del pasado siglo. Procede del sánscrito avatâra –dios encarnado– y en castellano, además, significa cambio o vicisitud. El avatar existe para que le ocurran cosas, para transformarse, para vivir las vidas que el yo principal no permite. Es la versión telemática del heterónimo, que tanto juego ha dado en la historia de la cultura. Acuérdense de Pessoa y sus numerosos álter egos, o de Antonio Machado, Van Doesburg, Duchamp, Bukowsky, Unamuno, Max Aub, y tantas otras personalidades que necesitaban más de una vida para desarrollar su poliédrica creatividad.

 

En el mundo de los negocios, a los avatares se les llama franquicias. De franquicias, avatares y mundos paralelos pretende hablar el artista neoyorquino Ryan McGuinness en la muestra que anteayer inauguró en Madrid, en La Casa Encendida. Yo creo que habla sobre todo de narcisismo. La guinda de la exposición es el proyecto titulado Estudio Franquicia, que consiste en reproducir físicamente el estudio neoyorquino del artista y en él generar obra bajo estrictos criterios de marca, como si de una franquicia se tratase. Para eso se han seleccionado a 40 dobles o avatares de McGuinness que, en turnos de 5 días, 5 horas al día, trabajarán en colaboración telemática con el yo titular.

 

En este caso los dobles no son virtuales ni azules, sino humanos escogidos a través de una web. Se presentaron más de 180 candidatos usando todo su poder de convicción para demostrar que eran los ryanmcguinness adecuados. Los 40 ganadores, en lugar de cobrar como avatares alquilados, deben pagar una cantidad por su participación en lo que los organizadores han decidido llamar taller. Les recomiendo echen un vistazo a la página de selección. No me pregunten por qué, pero me provoca una enorme tristeza.