¡Ay, Dios mío, ayúdame…!

9
350

 

 

Aquí pasa como en todas partes: no nos acordamos de la Virgen hasta que truena y la estación seca es larga de narices, te tiras sin ver llover desde octubre hasta mayo, pero ni una gota.

 

Así que, por extensión, quién narices va a acordarse de la Virgen y ponerse a estudiar a lo largo del curso cuando se puede estar vagueando, hablando por el móvil y en general, o escuchando música y bailando… ¡pues nadie!

 

Ya me equivoqué al poner una biblioteca y salas de formación, tenía que haber puesto una tienda de tarjetas de telefonía y/o una disco o una radio. Pero ya no tiene remedio.

 

Como les pasa a los estudiantes de por aquí, la mayoría. Ya no tiene remedio y todo lo que no han estudiado durante el curso es muy difícil que lo puedan recuperar ahora.

 

¿Qué hacer?


Creo que Lenin, autor de la obra citada, no se tomó la molestia de añadir un capítulo sobre estos verdaderamente importantes problemas, así que le han ocupado el nicho de mercado creciente los verdaderos visionarios del Teomarketing: los pastores protestantes.

 

Temita de la sesión: «Tendrás éxito», parece que el tal Josué (1:8) ya lo debía explicar todo en la Biblia, pero mejor que te lo den mascado en unas jornadas de oración

 

 

Varias pancartas llamaron mi atención a finales de mayo:

 

GRAN CAMPAÑA DE ORACIÓN POR LOS EXÁMENES Y OPOSICIONES 2012-06-09

 

Y uno puede pensar, ¡qué locura, a quién se le ocurre…!

 

Porque es verdad que el que más y el que menos hemos jurado al hijo de la Virgen, o a la mismísima Virgen, que es más comprensiva por eso de ser madre y no tener las responsabilidades inherentes al cargo de su hijo, que JAMÁS, pero jamás, jamás, volveríamos a hacer el vago si nos sacaba de este doloroso trance. Más doloroso aún cuando nuestro padre veía el boletín de notas.

 

Algunos, conociéndose a sí mismos, optaban por ofrecer exvotos (‘te dejaré los temarios de la oposición, y mis valiosos apuntes de los días que fui a clase, en el altar como ofrenda’) o penitencias (‘iré de rodillas hasta el bar de la esquina para celebrar pasar a la universidad’).

 

Aquí no sé qué harán aparte de rezar y rezar, ¡aleluya!, porque estudiar poco, pero os juro que me quedé alucinado cuando vi la multitud que salía de la Casa del Pueblo al acabar el rezo.

 

No sé si de verdad piensan que con rezos públicos y multitudinarios van a conseguir la plaza de la oposición o si se mirarán de reojo mientras rezan haciendo ofrendas suplementarias o diezmos a la santísima (y listísima) Virgen del Psicotécnico:

 

“Si me das la plaza a mí, en vez de a estos destripaterrones (versión adaptada de ‘villageois’), te juro que el 10 % de lo que ‘pille’ el primer año se lo doy al pastor de la Iglesia”

 

 

GALERÍA DE RETRATOS DE JAVIER NAVAS


9 COMENTARIOS

  1. Muy bueno Félix, veo que las
    Muy bueno Félix, veo que las cosas no son muy diferentes por aquellos lares.
    Como dicen en mi tierra: «contri más ora menos labora», que es la versión 2.0 del apoteósico «ora et labora».

    • Olvido, lo malo es que San
      Olvido, lo malo es que San Nicolás (Saint Niklaus, Santa Claus) sólo trabaja en Navidades…
      Tienes razón, Javier, aquí cada vez oran más y laboran menos, jejeje, que se pasan todo el día rogando pero no pegan demasiado con el mazo…

  2. Yo se lo he pedido a San
    Yo se lo he pedido a San Nicolás, y San Nicolás siempre cumple sus promesas

  3. TiTo dixit.
    Recuerdo, y tú

    TiTo dixit.

    Recuerdo, y tú también recuerdas, que nosotros hemos llegado a tragar tinta de imprenta. ¿Cómo y cuándo? Cómo, en unos sellos con la imagen de la Virgen del Perpetuo Socorro que tragábamos antes de entrar en los exámenes (recuerdo que el Jesusito -profe de mates- se cabreaba al vernos hacer el burro de semejante manera). y cuándo, cuando teníamos el coco hecho agua por la influencia de los curas.

    • Sí, Tito, la historia de los
      Sí, Tito, la historia de los sellos ya la comentamos en otro post. ¡Maldita cabeza la tuya! El profe de mates se llamaba Don Julián…
      Aquí Justicia se llama, Ministro de Justicia y Guardián de los Sellos, no sé si se refiere al Séptimo Sello del Apocalípsis, incluido, o es mas bien una cuestión filatélica…

      • Siiiii, Don Julián era
        Siiiii, Don Julián era profesor de mates (hermano de Don Jesús Ripas), pero el que yo digo, era un profe joven al que llamábamos Jesusito. Era delgado y cantaba. También daba latín. Tenía la nariz un tanto ganchuda sin exagerar y rostro anguloso. Ligero tupé y estatura media. Cada vez que iba alguien con el rollo de que tenía que ayudar a misa se lo llevaban los demonios. Muy buen tío.

        • ¡Vaya cabeza la mía, porque
          ¡Vaya cabeza la mía, porque del Jesusito ese no me acuerdo…!
          ¿Daba mates y latín? El típico hombre del renacimiento, ¿y cantaba? Lo que se dice un hombre orquesta…
          ¿Muy buen tío? ¡Vamos, que lo tenía todo! Y yo en la higuera sin recordarle…

  4. La virgen!! Solamente sirve
    La virgen!! Solamente sirve para aprobar las oposiciones para profesores de religión católica. Que según he buscado en esta web sobre oposiciones sólo he encontrado 1. Entonces no necesitan ningún cartel. Pero según creía yo , estas oposiciones son a dedo por la Iglesia.

    Todo sea por catar creyentes, pero son muy creyentes no aprobarán las oposiciones…

    • Si necesitas más y mejor

      Si necesitas más y mejor información sobre oposiciones te recomiendo este otro sitio:

      http://www.adams.es

      que es donde he trabajado toda mi vida. Me refiero a la buena vida, no a esta parte más negra que me toca padecer ahora.

      Saludos y suerte

Comments are closed.