Chinatown, Nueva York

0
372

Este es el barrio chino, debajo del puente de Manhattan, en la calle Henry de Nueva York. Un doble homicidio, asesinatos a corta distancia. Sin justicia. Sucedió el viernes, 29 de junio del 2012. No hay nada más delicado que el lecho de muerte de una madre

 

Antes del incendio, dos mujeres caen y tres disparos. Los carteles policiales de recompensa atan a las víctimas y autor a un lugar donde preguntas se enuncian y no se responden.

 

Este es el barrio chino, debajo del puente de Manhattan, en la calle Henry de Nueva York. Un doble homicidio, asesinatos a corta distancia. Sin justicia. Sucedió el viernes, 29 de junio del 2012.

 

Acabo de regresar a Nueva York después de casi un año. ¿Dónde empezar? Aquí, este el retorno al sentido de uno mismo como un animal humano que vivió en un campo de conocimiento. No hay nada más delicado que el lecho de muerte de una madre. Y la búsqueda que viene –no por parte de las autoridades, sino de las personas cercanas a ellas que se quedan. En estas fotografías, trato de dar una idea de este abismo… y estás allí y no hay respuesta.

 

 

 

Mike Fernández nació en Lima, Perú. Graduado del International Center of Photography, es editor de fotografía y vídeo para Audubon Magazine en Nueva York. Actualmente reside en Brooklyn. Esta es su web. En Twitter: @mikefromperu

Autor: Texto y fotos: Mike Fernández

Mike Fernández nació en Lima. Graduado en Documental y Fotoperiodismo del International Center of Photography (Nueva York), impartió clases de fotografía en el Pratt Institute de Manhattan y colaboró con el NY Theatre Workshop, HERE Arts y Ontological Theatre en montajes teatrales de multi-channel vídeo. Actualmente trabaja como editor de arte y video para la revista americana de medioambiente, Audubon. Es columnista de la revista digital del ICP Library. Ha exhibido en Nueva York y Europa. En 2014 se publica su nuevo libro de fotografía, In The Reading Room. Vive en Brooklyn.   Las imágenes en El Cuarto Oscuro surgen de conexiones biográficas, transfigurando lo cercano como diálogos visuales entre la negación y el retorno al ser de uno mismo, como un hombre animal que vivió en el campo de conocimiento