Pensar en la fotografía

0
287

Pensar en la fotografía y la sensibilidad, pensar en William Gedney y en Emmet Gowin y escuchar a William decir que la fotografía y la poesía están cerca en captar en un solo encuadre formas visuales organizadas de tal manera que no hace falta nada más ni nada menos hasta que se convierta en una obsesión correr hacia la ventana y esperar, espiar a través de las persianas que pase alguien atrayente, mirar, desear y no tener.

 

Pensar en la fotografía y la sensibilidad, pensar en William Gedney y en Emmet Gowin y escuchar a William decir que la fotografía y la poesía están cerca en captar en un solo encuadre formas visuales organizadas de tal manera que no hace falta nada más ni nada menos hasta que se convierta en una obsesión correr hacia la ventana y esperar, espiar a través de las persianas que pase alguien atrayente, mirar, desear y no tener.

 

 

 

 

Pensar en la fotografía como una disfonía, una resaca, ante una craneotomía y no poder copiar, el estricto orden sencillo de los objetos revela una belleza que ningún hogar haya tenido jamás, los arreglos empiezan a tener una necesidad interna, y escuchar a Emmet decir que hay cosas en la vida que sólo tú podrás ver e historias que sólo tú podrás escuchar si no las cuentas o escribes, a no ser que saques una foto estas cosas no se verán ni se escucharán y no sé qué has visto pero no has visto las fotos personales.

 

 

 


 

Traducido por Joanna Bardzinska

Mike Fernández nació en Lima. Graduado en Documental y Fotoperiodismo del International Center of Photography (Nueva York), impartió clases de fotografía en el Pratt Institute de Manhattan y colaboró con el NY Theatre Workshop, HERE Arts y Ontological Theatre en montajes teatrales de multi-channel vídeo. Actualmente trabaja como editor de arte y video para la revista americana de medioambiente, Audubon. Es columnista de la revista digital del ICP Library. Ha exhibido en Nueva York y Europa. En 2014 se publica su nuevo libro de fotografía, In The Reading Room. Vive en Brooklyn.   Las imágenes en El Cuarto Oscuro surgen de conexiones biográficas, transfigurando lo cercano como diálogos visuales entre la negación y el retorno al ser de uno mismo, como un hombre animal que vivió en el campo de conocimiento