Conversación ANIDAR con Francisco Candioti (Especial Argentina II)

0
171

«ANIDAR: Arquitectura y Niñez», sección que dirijo en la revista de arquitectura Arqa (Argentina), visibiliza y propone proyectos del campo acotado por la infancia, la arquitectura y la educación.

«Conversaciones ANIDAR» invita cada lunes a algunos de los mejores especialistas del mundo en este campo (lista de invitados 2020, lista de invitados 2021). La conversación como juego de construcción de mundos habitables. La infancia, mirada que nos interroga sin margen de error.

Conversación ANIDAR con Francisco Candioti el 6 septiembre 2021 en el Especial Argentina II.

Arquitecto por la Universidad Nacional del Litoral con la Tesis de Grado “De-Espacio, Escuela: Arquitectura Escolar para la enseñanza media pública en la Ciudad de Santa Fe». Profesional Especializado en Proyectos de Arquitectura Escolar por la Dirección de Infraestructura Escolar del Ministerio de Educación de la Nación. Actualmente se desempeña como como Jefe del Departamento de Arquitectura y Equipamiento de dicho organismo.

Francisco habló de su trayectoria como arquitecto dedicado a las infraestructuras escolares, los últimos 17 años desde el Ministerio de Educación de la Nación. Una larga experiencia que le da una visión amplia y profunda de los retos y dificultades para crear buenos espacios de aprendizaje de la infancia.

Él señaló la sana tensión entre la solución de casos concretos (tal escuela de tal localidad) con el buen funcionamiento del sistema nacional educativo junto a los sistemas federales (24 jurisdicciones de Argentina de gran diversidad climatológica y social). Es un dialogo donde la escucha y respeto por los ritmos y necesidades de cada esfera es imprescindible. Nos recomienda el libro «Presente» con fotos de ambientes escolares argentinos: http://www.bnm.me.gov.ar/giga1/documentos/EL005362.pdf

«La cabeza del docente transforma espacio», dice Francisco, añadiendo que las Hermanas Cosettini (inicios del XX) derribaron las paredes de la escuela para que los alumnos salieran al mundo. Las maestras transforman la educación, la arquitectura acompaña esa transformación. Si además se suman jardineros, paisajistas, diseñadores gráficos e industriales… y políticas públicas que articulan las visiones, el resultado será mejor.

Pasado – presente – futuro, sugiere Francisco, es una reflexión continua entrelazada e indisoluble. El camino andado por las predecesoras es la «trayectoria de voces» que orienta nuestra labor.

> Conversación en el blog Osa Menor

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, deja tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí