Conversación ANIDAR con Pilar Benejam (España)

2
370

«ANIDAR: Arquitectura y Niñez», sección que dirijo en la revista de arquitectura Arqa (Argentina), visibiliza y propone proyectos del campo acotado por la infancia, la arquitectura y la educación.

«Conversaciones ANIDAR» invita cada lunes a algunos de los mejores especialistas del mundo en este campo (lista de invitados 2020, lista de invitados 2021). La conversación como juego de construcción de mundos habitables. La infancia, mirada que nos interroga sin margen de error.

Conversación ANIDAR con Pilar Benejam (España) el 8 de noviembre de 2021.

Nacida en Ciudadela, isla de Menorca, en 1937. Maestra, licenciada en Pedagogía, en Geografía y en Historia. Doctora en Pedagogía por la Universidad de Barcelona. Doctora Honoris Causa por la Universidad Rovira i Virgili de Tarragona. Doctora Honoris Causa por la Universidad de las Islas Baleares. Participó activamente en los Movimientos de Renovación Pedagógica de Rosa Sensat. Maestra de Primaria y Secundaria durante 10 años. Profesora y catedrática de Universidad durante 33 años, centrándose en la formación del profesorado de todos los niveles educativos. Defiende la dignidad de la docencia y la necesidad de relacionar estrechamente la teoría y la práctica en la formación inicial y permanente del profesorado.

Pilar empezó con unas pinceladas de sus primeros pasos como maestra de la infancia y en la formación del profesorado. Eran tiempos de la dictadura franquista y los «movimientos de renovación pedagógica» crecían en la semi-clandestinidad organizando las Escuelas de Verano, estudiando experiencias educativas en otros países, trabajando para hacer posible la democracia. Tres objetivos pedagógicos para logralo eran -y son-: LIBERTAD (que el alumno aprenda a pensar por sí mismo de forma razonable, preguntándose el porqué), IGUALDAD (saber escuchar, expresar y tejer el diálogo de la convivencia), COHERENCIA (pensar, decir y actuar de modo acorde).

Ella afirma que en la década de los 70´ en España se tomaron buenas decisiones en políticas educativas porque se hizo desde ideas pedagógicas (y no tanto desde creencias, ideologías…). La dictadura acabó, se estableció la democracia… pero a inicios de los 80´empezó a sentirse un desencanto educativo consecuencia de decisiones políticas alejadas de ideas pedagógicas que han proseguido hasta ahora. Por ejemplo, las 8 leyes educativas -y llega la 9ª- que tienen más voluntad de anularse entre ellas que de construir una visión compartida. Tampoco hay un buen progreso en la formación de las maestras en las universidades donde predomina la teoría sobre la práctica -tanto en la selección de las profesoras universitarias como en el aprendizaje de sus alumnas-. Ni hemos solucionado el enorme abandono escolar, sobre todo en secundaria. O no se ha conseguido que la libertad de los centros educativos -o la falta de ella- impulse suficientes proyectos pedagógicos valientes con voluntad transformadora -como debe ser toda actitud de tradición Humanista-. Hemos avanzado en algunos aspectos, pero quedan otros fundamentales por mejorar.

La «escuela democrática» surge en sociedades democráticas. La educación y la sociedad, como una pareja de baile, deben seguir el mismo ritmo, escuchar al otro y acompañarlo en armonía con la belleza, la bondad y la búsqueda de la verdad como actitudes irrenunciables. LA BELLEZA en cada gesto de las maestras, en cada decisión profesional, en el modo del observar el mundo. LA BONDAD en su trato, en la inquietud ante lo injusto y la acción para resolverlo. LA BÚSQUEDA DE LA VERDAD como único viaje personal y colectivo que crea Humanidad.

> Conversación en el blog Osa Menor

2 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, deja tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí