Cosas mías II – ¡Para de una vez!

0
111

(La primera parte de esta familia en cuarentena se publicó en la revista Godot, y en este enlace se puede leer.)

cedés

Rosa está de espaldas a Julián, su marido, al fondo del pasillo, de pie, haciendo algo que aún no sabemos qué es. Julián, según parece, lleva un rato tratando de convencerla de que vuelva a la cocina.

JULIÁN.- Rosa, por favor, que son las cuatro de la tarde… ¡Para de una vez! O dime qué comemos. Me muero de hambre… Tú, claro, no tendrás hambre, llevas todo el día con eso… A ver… Luis se ha echado la siesta sin comer, pero yo, si no como algo, no puedo. No puedo. Y si toco algo de la cocina sé que te vas a enfadar… O lo va a quemar porque lo he tocado yo… Que estás obsesionada. Prefiero que me digas qué como, o que me sirvas tú lo que sea… Este encierro nos está sentando mal a todos. A mí me ha dado por ordenar el ordenador, ya ves…

LUIS (asomándose por la puerta de su habitación).- Eso es una paradoja.

JULIÁN.- ¿Cómo?

ROSA.- Ya está el universitario restregándonos por la cara todo lo que sabe…

JULIÁN.- ¿No estabas durmiendo?

LUIS.- No, estaba escuchando tras la puerta a ver en qué quedaba todo esto de mamá.  Ordenar el ordenador es una paradoja.

JULIÁN.- Tu madre se va a poner mala como siga así.

LUIS.- Pero si no lo hace en serio. Nos está tomando el pelo.

ROSA.- Eso es lo que os creéis vosotros.

LUIS.- Es una chorrada que se le ocurrió ayer, y hoy está tratando de llamar la atención…

ROSA.- Ya veréis, ya… Cuando os enseñe la lengua por la noche ya me diréis si os estoy tomando el pelo o no…

LUIS.- En fin, vuelvo a la siesta…

ROSA.- ¿No tienes que salir a dar palmas por la ventana? Podríais dar palmas para apoyar a, yo qué sé… A los que hacen los muebles, por ejemplo, que nadie ha dicho nada sobre ellos en lo que llevamos de coronavirus, y bien que nos sentamos todo el día en sus sillas y dormimos en sus camas.

LUIS.- Mamá, no tienes arreglo. (Se mete en su habitación de nuevo.)

ROSA.- O podríais dar palmas a los que se inventaron el Internet. Que no sé qué haríais sin el Internet. (Ahora habla muy bajito, para sí misma.) Mañana a lo mejor cojo el router y lo hago a la plancha para la cena. ¡A ver qué hacéis luego sin Internet!

JULIÁN.- ¿Qué dices?

ROSA.- Cosas mías.

JULIÁN.- Muy bien… Te está sentando fatal la cuarentena.

ROSA.- Eso lo dices porque no te has mirado al espejo.

JULIÁN.- Te lo pregunto por última vez. Si no te mueves de ahí, entro a la cocina y me como lo que pille. ¿Quieres parar de una vez de chupar cedés y darme de algo de comer?

ROSA.- Déjame en paz, payaso.

Continuará.

@nico_guau

Print Friendly, PDF & Email
Artículo anteriorDía 9: Y hoy volveré a mi ventana a aplaudir
Artículo siguienteDe mi Diario / Semana 12 / 2020
El Gallinero
El Gallinero es la bitácora de un grupo de dramaturgos que interpretan el papel de un periodista. Un espacio donde se informa del teatro que no acostumbra a salir en los medios de comunicación, de los recovecos que componen la vida teatral de Madrid y los espectáculos/ espacios/ creadores/ gestores menos conocidos.   En El Gallinero escribe nico guau, y en una época escribieron muchas más gallinas: Antonio García, El Trapo, Folguera, la señora del fondo, Manuel Rodríguez, Muflón Silvestre, Pelma y gris, Turuleta, Vera Yobardé... Si queréis contactar con nosotros, podéis hacerlo en elgallinerofronterad @ gmail.com, quitándo lo espacios alrededor de la @.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, deja tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí