Diseño: palabra clave

0
266

El mundo como diseño. Como ha escrito Sanford Kwinter, el gran téorico estadounidense de la arquitectura y el urbanismo, el diseño es una modulación literal y continua de -y en comunicación con- los procesos sociales e históricos. Ésta es la palabra clave hacia el futuro del siglo XXI: diseñar.

 

Una muestra del furor por el diseño se encuentra en la arquitectura de marca, tan espectacular como onerosa, tan difícil como prepotente, que Llàtzer Moix ha registrado en su estupendo libro con el estudio de casos en España en Arquitectura milagrosa (Anagrama). Otro ejemplo se halla en las revistas en las que se cede a alguna celebridad por un número el contenido editorial: J.J. Abrams, el cineasta y magnate de series de TV como Fringe y Lost, lo hizo el verano pasado para Wired; ahora Mojo pone un número de aniversario en manos del compositor Tom Waits, al igual ya que la top model Kate Moss lo consumó para Vogue de París.

 

 En Disseny Hub Barcelona (DHUB), dentro del evento FULL PRINT3D, se exalta el diseño a partir de la visión en tres dimensiones. Las impresoras 3D se utilizan desde tiempo atrás en los procesos científicos y tecnológicos de vanguardia, y de allí se han extendido a todos los ámbitos de análisis y diseño. DHUB admite la exposición (FAB) BOTS de máquinas que experimentan tales usos. Por ejemplo, el prototipo que aplica al yeso el proceso de esferificación creado por Ferran Adrià durante sus investigaciones de gastronomía molecular. ¿Qué hay detrás de todo eso?

 

El diseño y rediseño de los contenidos mediáticos y trans-mediáticos buscan desde luego el valor agregado que otorga la celebridad de creadores reconocidos, pero persiguen también agrupar las aportaciones de los especialistas ante la multiplicidad de las ofertas. Al mismo tiempo, los estudios mercadológicos apuntan a la exactitud de las preferencias, sensibilidades y gustos masivos –donde los algoritmos se convierten en el nuevo oráculo que dirige el mercado-, y se acude a las antenas que los vanguardistas suelen tener más refinadas que nadie más –al menos tal es la creencia que impera.

 

Cada vez que alguien entra en Facebook o Twitter regala su cuota al macro-análisis informativo, que metodologías como la de Twinker elaborarán de modos diversos. La idea de fondo es que el propio público moldea sus deseos y aspiraciones. Lo cierto es que en el propio sistema supra-individual se halla el dispositivo que se apropia y re-dirige la modulación de la realidad provista por los datos de los consumidores. Detrás de cualquier diseño hay un pre-diseño, una anterioridad que determina los sucesos consecuentes. Y si bien lo virtual impacta en lo concreto, las inter-mediaciones y las trans-mediaciones, mejor dicho, el diseño que les da vida, terminan por absorber todo lo demás. El «estilo de vida» se impone a la vida misma.

 

Roberto Calasso recuerda que el surgimiento de lo social en la modernidad ha logrado englobar al mundo, su memoria y las concepciones de lo sagrado que antes predominaban (cf., La ruina de Kasch, Anagrama). El paradigma profano en la actualidad obliga a ser succionados por  la revolución tecnológica en la vida cotidiana que nos atrae día tras día para inventar fetiches e idolatrías emergentes. En el pequeño margen, en la fisura, en la diferencia, todavía hay posibilidades de apreciar estos fenómenos. Quién sabe si al futuro este distincionismo sea posible.

 

Como afirma Sanford Kwinter, hoy más que nunca es necesario pensar desde otra conciencia de la realidad las posibilidades de transformación para ayudar a re-dirigir la historia, la vida material y social hacia rumbos que eviten la nueva tendencia sacralizadora de Zombilandia en nuestras ciudades del futuro.

 

http://www.lacentral.com/Arquitectura+milagrosa%3B+haza%F1as+de+los+arquitectos+estrella+en+la+Espa%F1a+del+Guggenheim/9788433925893

 

http://www.dhub-bcn.cat/es/agenda/fitxa/49

 

http://www.actar.com/index.php?option=com_dbquery&task=ExecuteQuery&qid=2&idllibre=4593&lang=en

 

 

 

 

Sergio González Rodríguez (Ciudad de México). Estudió Letras Modernas en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM. Es narrador y ensayista. Ha sido músico de rock, editor de libros y suplementos culturales y profesor en estudios de postgrado. Desde 1993 es consejero editorial y columnista del diario Reforma y del suplemento cultural El Angel. En 1992 fue Premio Anagrama de Ensayo (finalista ex aequo) en Barcelona, España, con la obra El centauro en el paisaje, y en 1995 recibió el Premio Nacional de Periodismo Cultural Fernando Benítez. Dos veces ha sido becario de la Fundación Rockefeller. Autor de diversos libros, en 2002 publicó su relato sobre violencia, narcotráfico y asesinatos contra mujeres en la frontera de México y Estados Unidos titulado Huesos en el desierto, que fue finalista del Premio Internacional de Reportaje Literario Lettre/Ulysses 2003 en Alemania, obra que se ha traducido al italiano y al francés. En 2004 publicó la nouvelle El plan Schreber, en 2005 una novela titulada La pandilla cósmica y en 2006 su ensayo narrativo De sangre y de sol. En 2008 publicó su novela El vuelo y en 2009 su crónica-ensayo sobre decapitaciones y usos rituales de la violencia El hombre sin cabeza, ya traducida al francés. Es miembro del Sistema Nacional de Creadores de Arte de México.