Entrevista despótica a Jose Gómez Friha

0
173

A ver, segunda entrevista despótica del 2021, a ver si consigo esmerarme… En esta ocasión es a Jose Gómez Friha, director, empresario y actor. Con su compañía Venezia Teatro nos ha deleitado en los últimos años…  


Elenco de
Bien está que fuera tu tierra, Galdós, última producción de Venezia Teatro,
con el entrevistado en el centro, bajo la palabra Galdós y sobre la palabra Venezia –
Foto de Guillermo Solá
 

Quedamos para entrevistarnos por medios informáticos a las tantas de la noche, pues estamos tan ocupados que no hemos encontrado otro momento. Me planto delante del ordenador del inmundo de mi dueño, y espero la hora acordada… Miro despóticamente a la ventana haciendo tiempo. No se ve nada… Es que es de noche… Intento pensar en cosas que me den igual, como por ejemplo… el fútbol… los políticos… la… Ay, que me paso de la hora… El reloj da las 10.03h. cuando le escribo…

nico.- Jose, esta es una entrevista despótica con las manos heladas, que puede ser aún peor… ¿Estás listo para enfrentarte conmigo? ¿Te advierto que a veces soy un perro con muy malas pulgas?

JOSE.- Tú verás, a veces soy muy perro con las preguntas. Avísame cuando empieza y a por ello.

nico.- Ya ha empezado…

JOSE.- ¿Desde “ya ha empezado” o desde antes?

nico.- Desde cuando yo quiera, que soy el despótico…

JOSE.- ¿Seguro?

nico.-… Bueno, vamos con las preguntas, porque a este paso… ¿Qué es Venezia Teatro?

JOSE.- Venezia Teatro es un proyecto ilusorio según las normas de nuestro estado de derecho, que se aprovecha del sentimiento del artista, aquel sentimiento que hace que uno sea capaz de sacrificar su vida personal para crear algo, lo que conlleva autoexplotarse en un sistema que no ha reflexionado todavía en las características de nuestro sector dentro de un macro sistema económico establecido.

nico.- Madre mía, noto algo de resentimiento contra el sector. Y además de todo esto, que me encanta que empieces así, ¿cómo y cuándo surgió?

JOSE.- ¿Por qué resentimiento? Explícate. Antes de contestar a la nueva pregunta, aclaremos la anterior.

nico.- Pues yo lo veo claro en tu respuesta, estás resentido con ese sector que no ha reflexionado en sus características… ¿Crees que las reglas para trabajar en este sector están creadas para la grandes compañías?

JOSE.- Te pido paciencia para contestar a las preguntas. Si se acumulan, quizá no quede reflejada la opinión. ¿Dispones de tiempo suficiente, despótico entrevistador, o quieres respuestas banales?

nico.- Vale, tendré paciencia

JOSE.- ¿Puedo contestar a la pregunta en torno al resentimiento con calma?

nico.- Por supuesto, adelante.

JOSE.- Gracias. En cuanto a lo del resentimiento, no, para nada. No tengo ningún resentimiento. Confieso que hubo tiempo donde lo tuve. Ahora no. El resentimiento hacia cualquier cosa es dañino. Simplemente somos un sector (si hablamos en términos económicos, administrativos, burocráticos, laborales, sociales, etc.) que se resiste a asumir el sistema en el que hemos desembocado en España en 2021 (2021 desde hace apenas una semana). [No he acabado aún de responder… Aguanta, por favor…]

Vaya, me había pillado, había sabido enseguida que soy un impaciente… Me tuve que morder la lengua y clavar las uñas en la pared, como un gato cualquiera, para no saltar…


Nüll García,. Esther Isla, Nacho Jiménez, Vicente León y Marián Aguilera
en
Tartufo, el impostor

JOSE.- Necesitamos legislación laboral específica entendiendo que nuestro producto es “único”, ya que posee unas características que lo diferencian de cualquier otro. Mientras no lo asumamos (y esto pasa por asumir también ciertas realidades traumáticas), el sector profesional no evolucionará. [Ya he terminado la respuesta. ¿Te contesto ahora a las otras preguntas?]

nico.- Vale, contesta a esa… Aunque ahora no sé tiene mucho sentido después de esta última respuesta…

JOSE.- Tú decides. Tú eres el entrevistador.

nico.- Venga, ¡contesta!

JOSE.- A la pregunta de las reglas, no, no creo que las reglas para trabajar en este sector estén creadas para las grandes compañías.

nico.- Entonces el problema está en las reglas en general…

JOSE.- No exactamente. Define reglas.

nico.- Las leyes que rigen el sector de teatro, lo que nos lleva a la respuesta anterior…

JOSE.- Entonces no, no se pueden culpabilizar a las reglas que rigen el sector del teatro. Creo que intentan favorecer y potenciar nuestra profesión. Sólo creo que no son las correctas, pero no creo que el problema sean las reglas. El problema es claramente otro.

nico.- Vale, entonces habrá que encontrar solución, pero a lo mejor ya no estamos en el sector cuando se encuentre la solución…

JOSE.- Depende de nosotros, de nuestra ética y de nuestra voluntad.

nico.- ¿Todo esto tiene que ver con cuando dejaste de trabajar con la compañía hace unos años, hasta ahora que has vuelto en octubre con Bien está que fuera tu tierra, Galdós…?

JOSE.- ¿A qué te refieres?

nico.- A que de repente nos quedamos sin Venezia Teatro, desde Beatrice en Galileo, me parece que fue.  A que si ese descontento que creo recordar de entonces, tiene que ver con el descontento de ahora (que no resentimiento). 


Rubén de Eguía y Pablo Sevilla en
Beatrice – Foto de Antonio Castro

JOSE.- ¿Y qué? Venezia Teatro está a punto de desaparecer porque desea respetar la ley y es imposible, según las normas aplicadas al sector (insisto, erróneas). El parón de Venezia, compañía de la que he sido siempre administrador único, tuvo que ver con una situación personal.

nico.- Vale… ¿Ponemos en antecedentes a los lectores de esta entrevista despótica (si es que tenemos alguno)? ¿En qué año surge Venezia Teatro y por qué?

JOSE.- Venezia Teatro nace de pura casualidad, tras un proyecto de tercero de dirección en la RESAD tutorizado por el gran Vasco. Un Goldoni. La hostería de la posta. Funcionó. Continuó y luego vinieron mis siguientes proyectos: uno a petición del Fernán Gómez (La isla de los esclavos, que en principio iba a ser un Misántropo), y luego Los desvaríos del veraneo. En 2016 se constituye la empresa y viene la reposición de Los desvaríos, seguida de Tartufo, Casa de muñecas, Beatrice, y mi querida La escena número 12. Parón, y Galdós. Y el ¿por qué? En realidad, recordaba lo que me decía mi padre: “Si no encuentras trabajo, genératelo.”

nico.- Genial. ¿Ahora te digo los títulos que has estrenado y me cuentas una anecdotilla, o el poso que te haya quedado tras el paso del tiempo, en dos o tres frases, así hasta llegar a la última?

JOSE.- 👍

nico.- ¡La hostería de la posta!


Ana Mayo y Julián Ortega en
La hostería de la posta

JOSE.- Es donde creo que aprendí a contar historias. Donde aprendí a confiar y a desconfiar. Y un espectáculo que creo que será recurrente en mi carrera de director si ésta continúa.

nico.- ¡La isla de los esclavos!

JOSE.- Te confieso que es mi gran espina clavada… Fue el espectáculo con el que me obsesioné con la plástica escénica… También fue la primera “producción en serio”. No fui buen director de escena. Me encantaría volverla a montar, y estoy muy orgulloso del fantástico trabajo plástico de Sara Roma. 

nico.- ¡Los desvaríos del veraneo!

JOSE.- FELICIDAD. Mi trabajo final de carrera. Y ojalá pueda montar la trilogía completa. FELICIDAD. Incluso con alguna obsesión de llevarla al CINE. FELICIDAD. Los desvaríos solo me trajo felicidad incluso en los momentos duros. Estoy orgulloso de que sea mi trabajo final de carrera y a la vez la primera producción de VENEZIA TEATRO S.L.U.

Para los que se hayan perdido, el entrevistado se refiere a la carrera de Dirección de Escena cursada en la RESAD (Real Escuela Superior de Arte Dramático). Y con lo de “la trilogía completa” se refiere a que a esta obra de Goldoni le siguen otras dos con los mismos personajes. En la primera parte, Los desvaríos del veraneo, los personajes se preparan para ir de veraneo. La segunda parte sucede en el lugar de veraneo, y la tercera parte al regreso del veraneo.  


Todo el elenco de
Los desvaríos del veraneo – Foto de Marta Cofrade

nico.- ¡Tartufo, el impostor!

JOSE.- Quizá en Tartufo conté al mismo tiempo lo más personal y profesional que había vivido. Y por lo tanto me enseñó que para dirigir hay que tener algo que contar. Durante la carrera te dicen que siempre tienes que contar algo. Lo llaman “lectura contemporánea”… Pobrinhos… Debería ser lectura vital / actual / personal / existencial… Y creo que, en Tartufo, aunque en el siguiente fallé, acerté con querer contar lo que quería contar.

nico.- ¡Casa de muñecas!

JOSE.- Ni te lees las respuestas, me preguntas por orden rollo fast food.

nico.- ¡Sí las leo! ¡Y me encantan! Pero si te comento algo acerca de ellas, nos liamos a hablar y no llegamos al final. Y te tengo preparada una buena para la última pregunta, a raíz de tus respuestas.

JOSE.- Casa de muñecas es la gran lección. Primero, trabajar con grandes actores como Mamen Camacho, Oriol Tarrasón, Elsa González, Sergio Reques y Andrés Requejo…. Segundo, trabajar a fondo la plástica escénica. Tercero, entender que una producción requiere de un gran equipo técnico. Y, por último, aprender que las circunstancias (un plan de rodaje, un anuncio, una apendicitis, o la compatibilidad de proyectos) influye sobremanera en la intención final de un proyecto.


Mamen Camacho y Oriol Tarrasón en
Casa de muñecas

nico.- ¡¡¡Apendicitis!!! Oye, y en cuanto a lo que no te leo, ¡no seas más déspota que yo, que en una entrevista despótica es el entrevistador el que gana de déspota! ¡Nos quedan pocas! ¡Beatrice!

JOSE.- Permíteme que sea más breve (y te has saltado una cronológicamente). Fue una demostración para mí.

nico.- ¿La noséqué 12? ¿Me la he saltado? Recuerdo que tenía el programa de mano en papel de lujo…

JOSE.- Di el nombre correcto y te contesto.

nico.- ¡La escena número 12! ¡Listorro, me he acordado!

JOSE.- Las palabras escritas en la obra merecían que escribieras bien el título. ¿La viste?

nico.- ¡Las he visto todas! La hostería de la posta en la RESAD. La escena número 12 en Nave 73. Los desvaríos del veraneo en el Fígaro. La isla de los esclavos, Casa de muñecas, Tartufo y Galdós en el Fernán Gómez. Y… me falta una… Aaaaah… ¡Beatrice en Galileo! Soy tu fan… Bueno, no, esto no lo puedo decir en una entrevista despótica.

JOSE.- Hay pocas personas que las hayan visto todas.

nico.- No soy persona, soy un dálmata, será por eso…

JOSE.- ¿Cuál era la pregunta?

nico.- ¿Me dices unas palabritas sobre La escena número 12?


Jose Gómez Friha y Eleazar Ortiz en
La escena número 12

JOSE.- Es mi primera dramaturgia. Tuve la suerte de que mis palabras fueran escuchadas, guiadas y criticadas por un Maestro. Estoy muy orgulloso de haberla escrito. Es el reflejo de una sensación que ha estado en mí, en un momento de mi vida. Y tengo el orgullo de habérsela dedicado a mi otro Maestro.

nico.- ¿Cuáles son esos dos maestros?

JOSE.- Te comento que me está gustando esta entrevista, tanto en formato como en fondo.

nico.- Yo ahora a eso te tengo que contestar con un ladrido, para no dejar mi despotismo de lado…¡Guau!

JOSE.- ¿Tengo que decirte el nombre de estos dos maestros? Si viste la obra, y tienes el programa de mano en papel de lujo… Aparecen los dos.

nico.- Pero, entonces, ¿nuestros lectores tampoco lo van a saber? ¿No se lo vamos a dejar por escrito? Yo tengo el programa en una caja y tardaría horas en encontrarlo… No lo tengo en la mesilla de noche.

¡Toma despotismo! Me puse a pensar, ¡y de repente se me iluminó la bombilla!

nico.- Uno de ellos será Flotats.

JOSE.- Tú lo has dicho. El otro que lo investiguen.

nico.- Vale, que investiguen… Entonces llegamos a Venezia, una nueva etapa (que lo leí así en la web del Fernán Gómez) con Bien está que fuera tu tierra, Galdós. ¿Cómo surge? ¿Fue un encargo del Fernán?

JOSE.- Fue una propuesta por el centenario.

nico.- Y, en breves líneas, ¿nos dices de qué trata y dónde la van a poder ir a ver los sigan leyendo la entrevista a estas alturas?

JOSE.- Parte de la intención de hacer conocer al gran escritor. La pueden ver en el Corral de Comedias de Alcalá de Henares el 15 y 16 de enero de 2021. Si a estas alturas alguien sigue leyendo esta entrevista, vendrá. Seguro.

nico.- Por cierto, mira, listorro, qué foto tengo en el ordenador de mi dueño el Manuel Benito este:

JOSE.- No entiendo bien lo que me dices, pero sí, parece una foto del programa de mano de
La escena número 12.

nico.- Es que yo no soy Manuel Benito, y sí, es la foto del programa de mano… Debí de sacar en El Gallinero esa foto, por eso la tengo…

JOSE.- ¿Y quién eres entonces?

Nico.- Yo soy el perro, soy nico, el dálmata…

Vaya pregunta, llevamos más de una hora con esta entrevista despótica y me pregunta eso… En fin…

nico.- ¿Qué ha supuesto en tu vida artística este Galdós?

JOSE.- Una confirmación inesperada de algún pensamiento.

nico.- Esa es una respuesta misteriosa, ¿no la vas a desarrollar un poquito?

JOSE.- No es necesario.

nico.- Vale… Entonces una última cosa, antes de acabar…

JOSE.- Adelante.

nico.- Has dicho que querrías hacer de nuevo La hostería de la posta, y también La isla de los esclavos, y también las otras dos partes de la trilogía del veraneo de Goldoni, pero también me has dicho que Venezia Teatro se va a acabar, y puede que se acabe con las funciones de Alcalá de esta semana… Entonces, ¿en serio nos vamos a quedar sin Venezia Teatro?

JOSE.- Uno QUIERE hacer muchas cosas. Pero uno sólo PUEDE hacer algunas cosas. QUERER hacer muchas cosas es IDEALISMO. PODER hacer cosas es REALISMO. Por lo tanto, aunque Venezia QUIERA hacer muchas cosas, la realidad está en que Venezia NO PUEDE hacerlas. Porque, como hemos apuntado al inicio (bendito aquel que haya llegado al final de la entrevista) nuestro sector NO ESTÁ REGULARIZADO DENTRO DEL MACROSISTEMA ECONÓMICO EN EL QUE VIVIMOS. ¿Puedo irme a dormir, perro fascista de Manuel Benito?

nico.- Oye, listorro… Vete ya a dormir o a… No lo digo. Vete, vete… No te pregunto si he estado lo suficientemente déspota, porque ya sé que no, que me has ganado tú…

JOSE.- ¿A dormir o a…? Continúa, continúa….

nico.- A cascártela

JOSE.- No son formas…

nico.- Te fastidias… Soy un déspota. ¿Prefieres “que sueñes con los angelitos”?

JOSE.- No comment.

nico.- …

JOSE.- ¿Ha terminado la entrevista?

nico.- ¡Sí! ¡Afortunadamente!

Y apagué el ordenador desenchufando el cable del ordenador de la pared, para evitar que mi entrevistado escribiera la última palabra.

@nico_guau

Eva García y Ana Mayo en La isla de los esclavos

Print Friendly, PDF & Email
Artículo anteriorÉramos dos muchachos
Artículo siguienteTerrazas
El Gallinero
El Gallinero es la bitácora de un grupo de dramaturgos que interpretan el papel de un periodista. Un espacio donde se informa del teatro que no acostumbra a salir en los medios de comunicación, de los recovecos que componen la vida teatral de Madrid y los espectáculos/ espacios/ creadores/ gestores menos conocidos.   En El Gallinero escribe nico guau, y en una época escribieron muchas más gallinas: Antonio García, El Trapo, Folguera, la señora del fondo, Manuel Rodríguez, Muflón Silvestre, Pelma y gris, Turuleta, Vera Yobardé... Si queréis contactar con nosotros, podéis hacerlo en elgallinerofronterad @ gmail.com, quitándo lo espacios alrededor de la @.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, deja tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí