Lo importante es participar

2
327

Sidney, París, Londres, Roma… grandes urbes que pasarán a la historia por muchos y variados motivos, pero sin duda por albergar en algún momento grandes acontecimientos deportivos. Barcelona permanecerá ligada por siempre a un año, 1992 y a los Juegos Olímpicos que gozaron de una organización y coordinación difícilmente igualables.
    
    Un poco más hacia el Sur, Valencia también se ha ganado unas líneas en el recuerdo por ser la sede de la Copa del América de Vela y por desarrollar un gran premio en el segundo circuito urbano de Fórmula1 en Europa. Sin duda, acontecimientos deportivos que hacen a estas dos urbes del Levante español grandes.

    Pero no nos engañemos, eran grandes, muy grandes antes: grandes en calidad científica, grandes en ideas y en planteamientos que iban a permitir profundizar en lo más íntimo del cuerpo humano.
 
    Entre ambas ciudades, fue donde Santiago Ramón y Cajal fraguó uno de los hitos más importantes de la ciencia moderna, la descripción de la textura del sistema nervioso. Dicho con otras palabras, Cajal describió como se conectaban las células nerviosas entre sí para transmitir el impulso nervioso por todo el cuerpo.

    Y lo hizo en un duro combate cuerpo a cuerpo con el investigador italiano Camilo Golgi. El italiano describía el sistema nervioso como un continuo en el que las células que lo formaban, las neuronas, estaban en contacto físico entre sí permitiendo la transmisión del impulso nervioso de una manera rápida y eficaz.

    Gracias a su afición a la fotografía, Cajal utilizaba técnicas de tinción diferentes que le permitían ver las cosas de otra manera. Tanto es así que en clara contraposición con Golgi, definió que las neuronas “no se tocaban entre sí», sino que entre neurona y neurona existía un espacio al que llamó sinapsis.

¿Quién ganó este combate de talentos?

En ciencia, las preseas se representan en los Premios Nobel, y en este caso, ambos, las dos tendencias, las dos maneras de ver las cosas  desembocaron en la concesión del Premio Nobel ex aequo en 1906. En resultado final, pues, fue de empate técnico o tablas.

    Pero esto es lo de menos, sobre lo que habría que reflexionar es que en dos ciudades de nuestra costa mediterránea se estaba creando un talento, y este motivo debería ser suficiente para que Barcelona o Valencia no necesitaran de otros acontecimientos para pasar a la Historia.

    Desgraciadamente, ese ejercicio de memoria selectiva es universal. Si preguntan por el motociclismo y por el gran premio de la Republica Checa, muchos dirán que se corre en el circuito de Brno. ¡Cierto! Pero, siento decir que Brno, antes de ser un circuito de velocidad fue el lugar de trabajo de Gregor Mendel.

    ¿Pero, quién era Mendel? ¿Resulta incompatible su recuerdo con el de Valentino Rossi o Lorenzo o Pedrosa? La respuesta es no. Armstrong (el astronauta no el ciclista) hablaba de los pequeños pasos para el hombre y grandes para la humanidad. Creo que ya es hora de que el género humano comience a gatear.

    

Jesús Pintor, Bioquímico.
 

Jesús Pintor Just es natural de Vigo. Nacido el 26 de diciembre de 1964, comenzó sus estudios de Biología en la Universidad de Vigo. Se trasladó a Madrid a finalizar dichos estudios licenciándose en el año 1989. Un año antes ya se había unido al grupo que la profesora M. Teresa Miras Portugal había consolidado en el Departamento de Bioquímica de la Facultad de Veterinaria de la Universidad Complutense, donde se doctoró en 1993. Durante los años 1994 y 1995, realizó su estancia posdoctoral con el profesor Geoffrey Burnstock en Londres, Reino Unido, para posteriormente reintegrarse a sus tareas docentes en Madrid. En la actualidad compagina sus tareas docentes e investigadoras con la figura de Subdirector de Investigación y Nuevas Tecnologías en la Escuela Universitaria de Óptica, dirigiendo a un grupo de 12 investigadores. En el plano científico ha publicado más de 100 artículos en revistas internacionales. Inventor de 12 patentes para el tratamiento de diversas patologías oculares y condrodisplasias, ha sido galardonado como mejor joven neuroquímico europeo (1994) y recientemente como mejor emprendedor de la Comunidad de Madrid por sus ideas para el desarrollo y explotación de las patentes de las patologías oculares y por la mejor idea para la creación de una empresa de base tecnológica. 
 Eduardo Costas. Es doctor en Biología, catedrático de universidad y doctor vinculado al CSIC. Iconoclasta por definición, ha trabajado en diferentes instituciones y desarrollado su investigación en diversos campos, básicamente en genética evolutiva y ecología de microalgas. Ha elaborado desarrollos aplicados (patentes, transferencia de tecnología). Siempre ha estado interesado en la divulgación científica. 
 Victoria López-Rodas. Coordinadora de ciencia. Es doctora en Veterinaria, profesora titular de universidad y doctora vinculada al CSIC. Trabaja en mecanismos genéticos de la adaptación de microorganismos fotosintéticos tanto a ambientes naturales extremos como a los efectos del cambio global antropogénico. Además es una de las mejores expertas en fitoplancton tóxico y sus efectos en aguas de abastecimiento, acuicultura y fauna salvaje.

2 COMENTARIOS

  1. Estimado Señor: Lamento dar

    Estimado Señor: Lamento dar otra vez la lata con cuestiones de detalle, pero ese Premio Novel que se le escapa en la segunda mención…. edítenlo y evítenlo por favor. Ayer escuchaba en RNE (dinero público) que sir Isaac  Newton fue el ¡primer presidente de la Royal Society! cuyo 350 aniversario conmemoramos. Preclaro ejemplo de precocidad a los 18 años, hasta 1672 no fue elegido (con 30 que tampoco está mal) y hasta 1703 (con 60 buena edad en la época) no llegó a la Presidencia. Si no cuidamos estos detalles…

    Puesto que es Ud. Pintor además de Bioquímico (yo le digo a mi madre que trabajo honradamente de pianista de jazz en un burdel para tranquilizarla) le recuerdo la frase de V. Nabokov, lepidopterólogo ruso :trabajar con la pasión del científico y la precisióndel artista (no, no es al revés). Vale

  2. A ver colega, conozco a la

    A ver colega, conozco a la Profesora Miras y jamás hubiera permitido ese Novel. Lo de colega es textual aunque pensaba que los biólogos sabíais escribir(tampoco me tienes muy contento con ese acento de sinápsis)

Comments are closed.