Otpor, «Revolución S.A.»

0
495

Preparando mi próximo viaje a Egipto me viene a la memoria  noviembre de 2003. Estaba yo  en Bulawayo, la segunda ciudad de Zimbabue, realizando un documental sobre la decadencia política y económica del país africano que después de haber sido  “el granero de África” ha pasado a ser el país de mayor inflación,  sucumbiendo a los delirios del octogenario  Robert Mugabe.

 

Me encuentro con una activista de la oposición que lleva la cabeza rapada en señal de protesta. No  se dejará crecer el pelo hasta el día en que Mugabe ya no esté en el poder (Ese día no ha llegado todavía).   Ella me dice que quiere mostrarme algo muy especial, que la acompañe a su casa. En la sala me explica que  solo allí entre sus cuatro paredes, al abrigo de posibles delatores,  se atreve a hablar sin miedo. De un cajón saca unas telas entre las que  esconde un video  envuelto en un pañuelo  como si fuera una joya de valor incalculable.  Es una filmación en VHS  que pasa de mano en mano entre los estudiantes que articulan la oposición. El video  lleva como título   “Tumbando  a un dictador”. Es una especie de manual práctico  filmado  en 2002  en Serbia que enseña algunos de los pasos dados por la juventud organizada  que llevaron a la caída de Milosevic. La activista africana – cuyo nombre prefiero no citar por motivos de seguridad –  me dice que  mira el video casi cada día como fuente de inspiración, para poder seguir creyendo que llegará el momento en que Mugabe ya no dirigirá el destino de Zimbabue. Ella sabía que mientras estábamos conversando en Zimbabue, en  Georgia estaba triunfando una revuelta elaborada  en base a la misma receta, lo que le hacía creer que  también Mugabe tendría que rendirse ante el descontento de las masas que se autodenominan “sociedad civil” ( una masa  que coincide en rechazar al Gobierno autoritario de turno pero carece de otra visión política en común).

 

Desde  aquella noche en Bulawayo  han pasado casi ocho años y Mugabe sigue en el poder en Zimbabue. Pero Mubarak ha sido derrotado en Egipto. En el  origen de las  protestas en ambos países está OTPOR (“resistencia” en serbio) , la técnica de rebelión  no violenta aplicada para derrocar a Milosevic y que desde entonces se ha exportado para tumbar a otros autócratas en diversos países, a veces con éxitos y otras veces no.  A juzgar por la capacidad de alcanzar sus objetivos, los discípulos de OTPOR en Zimbabue,  Venezuela, Irán  o Cuba  se llevarían las peores notas. Más efectivos han sido los manifestantes en Ucrania, Georgia y por último en Egipto.

 

El movimiento OTPOR liderado por Srda Popovic cuenta con  la implicación y financiación de ONGs estadounidenses , así como  con vínculos bastante directos con  ex agentes de la CIA.  El organigrama  podría dar pie a sospechar que hay detrás una estrategia ingeniada desde Washington. Hay suficientes datos en esta dirección, pero la utilización del manual para derrocar dictadores podría ya  haberse desvinculado de sus orígenes. A fin de cuentas con tanto  Twitter y al -Jezeera ya nadie sabe a dónde va a parar la bola.  No le veo mucho sentido al intento de reducir a un mínimo las múltiples causas y vertientes de la revuelta árabe.  En un artículo publicado en 2005, el semanario alemán SPIEGEL habla de Otpor como “Revolución S.A (Socidedad Anónima)” (http://www.spiegel.de/spiegel/print/d-43103188.html) .  

 

Aquí algunos artículos más comprensibles en español para que cada cual saque su conclusión:

 

http://www.cafebabel.es/article/37219/otpor-conexion-serbia-egipto-revolucionarios.html

http://www.lavanguardia.es/vida/20110224/54119603270/un-teorico-de-la-resistencia-inspira-desde-ee-uu-a-rebeldes-en-paises-musulmanes.html

 http://maestroviejo.wordpress.com/2011/03/30/de-por-que-no-comparto-el-entusiasmo-de-muchos-por-las-revoluciones-de-oriente-medio-una-nota-sobre-el-reciclaje-de-las-revoluciones/

http://forums.whyweprotest.net/threads/important-successful-manual-of-revolution.69962/

 

Y una anotación más:  

Así como en las estrategias de guerra y de resistencia armada, también en las rebeliones pacíficas existe una trayectoria histórica transnacional.  

 

Los jóvenes que iniciaron las protestas en Egipto a través de la red social Facebook, y que han recibido entrenamiento de  Otpor,  se autodenominan “Movimiento 6 de abril” . El nombre evoca las jornadas de abril de 2008, en que fueron sofocadas con violencia las protestas de miles de egipcios que se solidarizaban con una huelga de obreros.

No es sólo coincidencia que esa fecha ya se destacara en la historia del pacifismo: 

1919: El 6 de abril de 1919 en toda la India se suspendió el trabajo y fue dedicado al ayuno y a la plegaria. En Delhi, una multitud se dirigió en procesión pacífica a los templos para orar pero la policía inglesa disparó sobre la manifestación. Gandhi, que estaba en Bombay se dirigió hacia allí pero fue arrestado en el camino. Al conocerse la noticia de su arresto la gente salió a la calle y la policía volvió a disparar hacia los manifestantes entre los que había mujeres y niños, dejando un saldo de 379 muertos y más de 1000 heridos. http://cer0.tripod.com/gandhi.htm

  

1930: “En la mañana del 12 de marzo de 1930 Gandhi, seguido de 79 estudiantes, prima núcleo de satyâgrahi voluntarios, abandonó el ashram de Sabarmati y se dirigió a pie hacia la costa para fabricar unos gramos de sal, en signo de desprecio hacia el monopolio. En cada etapa, en cada aldea, decenas y centenas de indios de toda condición en su mayoría campesinos, se unieron a cortejo. Este llegó al mar de Dandi, al norte de Bombay, el 5 de abril. En la mañana del 6 de abril Gandhi recogió algunos gramos de sal de la playa en medio de una multitud frenética que lo idolatraba. Éste fue el comienzo de la campaña de desobediencia civil, que se desarrolló con una participación de las masas bastante mayor y decidida que en 1922. Los campesinos dejaron de pagar el impuesto territorial; el boicot de los tejidos extranjeros se hizo general; los funcionarios gubernamentales quedaron aislados. Los comerciantes se negaban a vender los artículos más necesarios. Los tribunales estaban desiertos.” http://www.monografias.com/trabajos29/mahatma-gandhi/mahatma-gandhi.shtml

Julieta Rudich  (1962), periodista y realizadora de documentales en castellano y alemán. Como corresponsal desde Viena para el periódico español "El País" y para  las radios Cadena Ser y Radio France International informa sobre asuntos que ocurren en Austria. Al mismo tiempo, para la televisión pública austriaca ORF,  3 SAT y otros dirige y produce reportajes televisivos sobre temas internacionales de relevancia sociopolítica. Como integrante del equipo del programa semanal "Weltjournal" ha viajado los últimos años por numerosos países, entre los que figuran Irak, Argelia, Marruecos, Líbano, Zimbabue, Mozambique, Etiopía, Ghana, Chad, Estados Unidos, México, El Salvador, Colombia, Venezuela, Brasil, Bolivia, Chile, Argentina y Uruguay, su país de origen. Por sus documentales fue galardonada en 1992 con el  Fernsehpreis der Volksbildung y en 1996 con el premio al mejor documental cultural del New York International Independent Film and Video Festival. Su documental “A la sombra de Saddam”, filmado en Irak en 2002, fue emitido por numerosas cadenas en varios idiomas.