Peldaños para editar

0
242

Hay sustantivos que suben un peldaño, preposiciones que dos, verbos que tres. Adjetivos y perífrasis que se quedan en el rellano. Palabras Términos que después de ascender los treinta y tres que he contado, no entran. Y otras otros que se cuelan sobre la campana. ¿Es que habían olvidado ya que esto son siempre ciento ochenta y tres palabras?

 

 

Hay sustantivos que suben un peldaño, preposiciones que dos, verbos que tres. Adjetivos y perífrasis que se quedan en el rellano. Palabras Términos que después de ascender los treinta y tres que he contado, no entran. Y otras otros que se cuelan sobre la campana. ¿Es que habían olvidado ya que esto son siempre ciento ochenta y tres palabras? Van a ver cómo tacho y añado en cursiva si en la primera escritura no lo incluí para adaptarme a la extensión, que a días es más fácil que otros. Sé que es Ávila. Llueve. El fotógrafo, casi agazapado, espera que alguien comience la ascensión. También podría haber aguardado a que baje por la sinuosa barandilla algún arroyo del Adaja. Las escaleras Tengo un amigo que sube y baja anda y desanda escalones por gusto. Pero lo habitual es subir para algo. Hay cuestas que algún día emprenderemos y otras que, pese a cercanas, son sin duda más remotas. No Es muy probable que en las próximas semanas mi diafragma se mueva al compás gaditano del teatro Falla. Hoy, por ejemplo, me habría detenido aquí, pero tengo que sumar alguna más para llegar entonces no sumaría el número acordado.