Pinceladas a pedales

0
244

 


Pablo, un miura tan noble como valiente, me comentó hace casi tres meses que su descripción de la derecha (
usa la cámara como si fuera un pincel) era demasiado poética. Y hoy me viene con este lienzo para que rebusque en el charco y festejemos que llevamos diez semanas por aquí. Así que me subo a la torre de la izquierda y veo pasar un pelotón de gotas con maillots ocres dispuestas a bajar el Alpe d’Huez. Es la coincidencia de haber terminado Plomo en los bolsillos horas antes de sentarme a escribir en el tren. Ander Izagirre chapotea y esprinta entre las fanfarronadas y hazañas de quienes han pedaleado por Francia desde 1903. Acabo de atravesar el Miño por Ourense. Martes 9 de julio. 10.30 horas. No lo cuenta el donostiarra en su libro, pero el Tour me traslada a las tardes estivales de la infancia en El Alamito, la granja de mis abuelos maternos. Frente al televisor, aguardaba a que el sol fuera cediendo terreno para reanudar entonces los juegos vespertinos al aire libre. ¿Y tú que escribirías con esta fotografía?