PISTOLEROS

0
221

Estudiantes versus fuerzas de seguridad del gobierno de Venezuela.

 

Lo sublime:
Los estudiantes venezolanos, que siguen poniendo el pecho a las balas. «Resteados» y «arrechos» empezaron por pedir más seguridad en las universidades. Después marcharon por la libertad de sus compañeros, encarcelados con presos comunes a varios años, por pedir lo anterior. Y ahora por el asesinato impune perpetrado por el gobierno en su ineficaz intento por contener el descontento popular.

 

Lo grotesco:
El gobierno de Venezuela, con Nicolás Maduro como cabeza visible, que envía y protege a sus pistoleros para sembrar miedo entre los manifestantes, y recurre a la manipulación del lenguaje para disfrazar a una clase política que ha ridiculizado la idea del socialismo y cuyo mayor logro ha sido convertir al país en una colonia sin recursos.