Sin Título, aún 21-10-2010

4
218

No sé cómo llamar a esto que os voy a contar, porque no trata de nada en concreto, son los contrastes que me estallan a cada momento cuando viajo a España y no dejo de comparar unas cosas y otras. Ya no sólo la riqueza, exuberante, insultante, que te encuentras en Europa, por más crisis que haya y todo lo que el mundo me llora sus males, también por las diferencias culturales y de desarrollo.

Estuve en Ibiza con mi hija y mi nieto y tuvimos que ir a hacer unas gestiones de inscripción en el Registro de una casa que hemos comprado, al Ayuntamiento, a cambiar el Impuesto de Bienes Inmuebles, al Catastro, al Notario, etc. Así que nos pusimos en marcha una mañana los tres, aunque mi nieto no tiene que firmar nada, pero es un chupón y no deja de chupar teta siempre que puede. Acabó la mañana y yo estaba eufórico por comparación con cuando tengo que hacer gestiones en Burkina Faso.

No conseguimos resolver nada, no os engañéis que las cosas administrativas no sólo van despacio sino que tienen su periodo de gestación como cualquier ser vivo y los procesos administrativos lo son, incluso a veces parecen sacados de una película de terror y revivir,  cuando ya los creías muertos, en el fondo del proceloso Mar de la Administración.

Pero, verdaderamente estaba eufórico: en una sola mañana  habíamos podido llevar a cabo cuatro gestiones infructuosas. Totalmente infructuosas.

Eso mismo en Burkina Faso me lleva por lo menos 3 semanas y los funcionarios no son ni la mitad de simpáticos que los que me tocaron el otro día, por más que los burkineses sean muy simpáticos en general. Pero ni la décima parte de eficientes, una sola mañana contra varias semanas para conseguir lo mismo: nada, es verdad. Con la diferencia de que en España ya está, más o menos, encarrilado y aquí nunca se sabe.

 

Mi nieto y yo dando nuestros primeros pasos juntos


Después de casi 2 años no he conseguido ni hacer la biblioteca, ni la granja, ni siquiera tengo permiso de obras… así que nada de quejarse con lo mucho que tenéis o daros una vuelta por la cruda realidad. Pero no creo que funcione el paquete turístico “Viaje a un mundo kafakiano” por más admiradores que haya del escritor, nadie es tan masoquista (este domingo es San Félix, mártir, pero no es por mí).

 

Cartel a la entrada de la Fundación de CCOO, Abogados de Atocha


El día 15 de octubre se cumplía el 23 aniversario de la muerte de Thomas Sankara, el anterior Presidente de Burkina Faso, asesinado por colaboradores cercanos al actual Presidente que sigue en el poder desde entonces y que será reelegido con total seguridad en las próximas elecciones del día 21 de noviembre.

Y ese día se organizaron actos en muchas ciudades para conmemorar la desaparición de un hombre tan especial, en Madrid también.

Así que allí me presenté intentando convencer a muchos amigos de que me acompañaran con la promesa-chantaje de invitar a una ronda de cervezas al acabar y así poder vernos. Mi poder de convocatoria mengua como mi salud física y económica, pero es lo que tiene la vida sus altos y sus bajos…. Y sus gordos, como yo, que siendo de mediana estatura destaco más por lo ancho que por lo alto.

Hubo varios ponentes, uno de ellos antiguo Ministro en el Gobierno de Sankara, Fidèle Toé, y posteriormente Diputado en la Asamblea Nacional. También otros de Camerún y de R.D de Congo. 

 

Con Fidèle y el otro conferenciante de Congo, que no me quedé con el nombre, lo siento


Me hubiera gustado intervenir, pero después de la proyección de un documental y las charlas no hubo tiempo más que para la intervención de dos negros-negros, a este negro-blanco no le tocó el turno. En otra ocasión, quizás, podré expresar mi admiración por Sankara.

 

En la tumba de Sankara un día que fui a llevarle flores. Aunque no creo en la otra vida sí creo en esta y lo que hombres como él intentaron hacer por mejorar la de sus conciudadanos, aunque les costara la suya


Esa misma noche mi copine, ex copine, copine, ex copine Fanta (es lo más parecido a los ojos del Guadiana sentimentales, y los suyos son preciosos) me envió un sms diciéndome que en la TV de Burkina había aparecido la noticia, con imágenes, de mucha gente que había ido a la tumba de Sankara y sus compañeros a rendirles homenaje. Y cuando he vuelto el 18, a Burkina, me he encontrado con la noticia en todos los diarios y semanarios, salvo en el diario gubernamental, SIDWAYA.

 

Este es un país extraño, para lo que es África. Puede que el actual Presidente, que llegó al poder después de que su gente asesinara a Sankara, sigue siendo elegido ‘democráticamente’ desde hace ya 23 años y quiere volver a cambiar la Constitución para poder seguir en el poder (no tiene más que una hija, con lo que no podrá hacer un presidencia hereditaria), pero no se puede decir que no haya libertad de prensa. Al menos en el sentido de que puedan decir cualquier cosa. Titulares duros como el del semanario L’Independent:

“15 octubre 1987-15 octubre 2010: 23 años de terror militar y político”

 

Todos estos son semanarios o publicaciones mensuales, pero en los diarios también salió la noticia, salvo en el gubernamental


Es una situación curiosa que hace de Burkina Faso un país diferente dentro de lo que suele ser normal en África. Puedes leer críticas o noticias contra el Gobierno o cómo llaman traidor al actual Presidente y no pasa nada, supongo que porque no tiene mayor trascendencia en la política real. En todas las escasas librerías y en todos los puestos de venta de periódicos puedes encontrar los discursos, libros o vídeos sobre Sankara, ninguno sobre Compaoré, el actual Presidente…

 

Aquí todo el mundo respeta a Sankara, y hay unos cuantos partidos que se proclaman sankaristas. Pero como suele pasar no se ponen de acuerdo y se presentan separados a las elecciones y demás 


Incluso cuando Fidèle Toé comentaba en la conferencia que el régimen actual había matado a más de 150 personas en estos 23 años, no pude dejar escapar una triste sonrisa. Porque es cierto que 150 vidas son muchas vidas, una sola ya es bastante, pero si las comparamos con lo que ha podido pasar en otros países africanos parece un país verdaderamente pacífico.

Me comentaba una amiga después de la conferencia, a propósito de la Ley de Memoria Histórica, que se habían dejado fuera a todos los muertos de la Transición Democrática en España y que eran unos 500.

No he podido constatar ni los 150 de Burkina ni los 500 de España, todos me son próximos y queridos y sólo deseo que no se vuelvan a producir más en lo que son mis pequeñas patrias queridas.

 

 

GALERÍA DE RETRATOS DE JAVIER NAVAS


4 COMENTARIOS

  1. Felicidades por la parte de

    Felicidades por la parte de mártir aunque no celebres san Félix. Este domingo también es el DOMUND y me gustaría saber si las huchas de chinitos de tu infancia te hacían pensar en lo que de verdad es ser misionero/a.

    Yo me temo que lo de la independencia fue un error (tal como se hizo claro), te vuelvo a recomendar Noticia Bomba de Evelyn Waugh (Scoop en el original). En cuanto a los funcionarios de Ibiza con las operaciones anti-corrupción que se mueven por allá mejor que no hagas ninguna gestión

    • ¡Hola, Julius! ¿Qué tal va

      ¡Hola, Julius! ¿Qué tal va todo?

      Perdona el retraso, pero ya te he comentado lo que es conectarse aquí y hoy, como estoy en la capital, lo puedo hacer mejor.

      Lo de las huchas de los chinitos no deja de tener su parte irónica, viendo como se están haciendo con el control económico del mundo, ¿llegará el día en que se pasen entre ellos huchas con nuestras cabecitas para ayudarnos…?

      Lo de las Independencias no fue un error, estuvo muy bien programado por las Potencias y sus Multinacionales para seguir explotando este continente para nuestro (su) beneficio. Pero sí fue una tragedia para África, sobre todo cuando acabaron matando a todos los líderes africanos que no se sometían a sus planes de expolio. Esa es la cruda realidad africana y mundial. El poder no está en los ciudadanos (ni siquiera en el primer mundo), está en las corporaciones.

      Un abrazo y a cuidarse. Mucha suerte y relájate

  2. Gracias, gracias, por hablar

    Gracias, gracias, por hablar bien de los funcionarios de estas tierras, aunque sea comparándonos con los de Burkina, me agrada, necesitamos un poquito de coba, aunque sea por agravio comparativo de «tuerto en el país de los ciegos»,  y a pesar de otras opiniones…, la trama de corrupción afecta a algunos, la mayoría puestos de «libre designación», y por favor que nos dejen de meter a todos en el mismo saco… pero dejémoslo, esta batalla, no se libra aquí, y hasta me parece ridícula, en relación a las que tu ves todos los días y en las que lo que te juegas es la vida y no una reputación o unos cuantos euros. Respecto a lo de los muertos de la transición se ha editado un libro creo que de Sánchez Soler, en el que habla de 591 muertes entre1975 a 1983, de las que 188, serian víctimas de la represión institucional, es decir de la policía, y no se ha hecho nada hasta ahora, somos capaces de remontarnos a Franco, que es importante claro, pero algo tan cercano que aún nos afecta, mi buen amigo José Luis Montañés, muerto de un tiro en la cabeza en la manifestación por la Ley de Autonomía Universitaria en Embajadores, por ejemplo, al que incluso se le acuso de ser un elemento pagado por grupos extremistas, porque llevaba 100.000, ptas. en el bolsillo, ya que trabajaba en una Agencia de Viajes y acababa de entregar unos billetes, difamación mentiras, encubrimiento, cuando había testigos directos, que vieron como salieron del coche dando tiros sin más. Bueno, que haber si se puede de una vez tomar este asunto y no continuar dejando impune estos asesinatos. Cielito que me encanta la foto con tu nieto, los dos levantando el mismo pie a un tiempo, con ese pedazo espaldas los dos..,. Besos

    • Yo siempre he hablado bien de
      Yo siempre he hablado bien de los funcionarios porque he valorado su trabajo y que trabajaran para la ‘empresa de todos’ y hace un montón de años que dejaron de gustarme los chistes de Forges. Porque está bien hacer bromas y chistes de los demás, de cualquier colectivo, pero no sólo de los funcionarios.
      ¿Por qué no se hacen chistes de los ladrones y canallas que pueden llegar a ser la mayoría de los empresarios?
      Y te lo digo yo, que he sido empresario toda mi vida, no hablo por hablar, que los conozco (yo he sido bueno, lo juro)
      Pero son justamente éstos los que evaden todos los impuestos que pueden, no cumplen con la mayoría de sus obligaciones, etc, los que más claman al cielo por acabar con ‘esa plaga’ que son los funcionarios… ¡Manda güevos!

      Habría que empezar una campaña al respecto, ya está bien.
      Y en los funcionarios también los hay malos, no me cabe duda, pero a la gente le encanta buscar fáciles chivos expiatorios a los que colgar cualquier sambenito.

      De lo de los muertos, ¡qué te voy a decir…! Ya lo comenté en el post.

      La próxima vez que vaya, y hasta que no me echen de la revista por contar mi vida, me haré una foto de frente con mi nieto para ver cómo os la cuelo…
      Muchos besos, preciosa

Comments are closed.