Tercer ‘round’ entre Dilma y Serra o la mediocridad hecha debate

0
187

Queda menos de una semana para el desenlace final, para la segunda vuelta que enfrentará a los dos candidatos, a estas alturas exhaustos, nerviosos, como se vio ayer en el penúltimo debate televisivo, retransmitido por la TV Record. Un enfrentamiento hosco, flojo, mediocre, como la oratoria de los dos candidatos. Nada que no haya visto antes en España, o en Argentina, o en la mayoría de los países que conozco; pero no por ello deja de ser menos triste. Sí que vamos a sentir saudades de Lula…

 

Tanto Dilma como Serra rehuyeron de los temas polémicos, del debate de las ideas, de desgranar ante el elector cuáles son sus verdaderos objetivos de Gobierno. El tercer ‘round’ televisivo se quedó en un intercambio de acusaciones por corrupción y en un debate ininteligible sobre Petrobras y las reservas petrolíferas del presal. Ahora resulta que José Serra, el candidato de la derecha por más que se haga llamar socialdemócrata -y por más que en Brasil ningún político quiera identificarse con el conservadurismo ni con el neoliberalismo- quiere estatizar Petrobras. Hasta un columnista de la Folha de São Paulo se preguntaba hoy qué Serra es este…

 

Difícil sorprenderse a estas alturas. A cinco días de las elecciones, Serra no ha hecho público su programa electoral; apenas ha presentado ante el Tribunal Supremo Electoral las copias de algunos de sus discursos. Y Dilma apenas ayer presentó sus compromisos programáticos, reducidos a apenas 13 puntos muy genéricos. Pocas ganas tienen de profundizar en la discusión de cuál quieren que sea el futuro de Brasil. Y tampoco ayuda, por cierto, un modelo de debate encartonado, concebido para esa repetición superficial de acusaciones a modo de ‘ping pong’. Eso sí, pocos creen que los debates vayan a tener una incidencia decisiva en la votación del domingo, y menos el de ayer, que se emitió a las once de la noche.

 

A partir de mañana os escribiré desde Rio de Janeiro. Veremos cómo se vive la recta final de campaña en la Cidade Maravilhosa. De momento, os cuelgo aquí el reportaje Brasil afronta un futuro sin Lula, publicado en la revista Fusión Latina. En él resumo algunas de mis impresiones sobre las elecciones en Brasil; algunas de las que ya había ido desgranando aquí.

Nací en Extremadura, pero soy -también- madrileña. Periodista por vocación y convicción, llegué a América Latina en 2008, a esa ciudad caótica y fascinante que es São Paulo. Después de unos años entre samba y tango, me establecí en Buenos Aires, desde donde trabajo como 'freelance' y colaboro para medios como El Mundo y Le Monde Diplomatique. Aunque, cada vez más, apuesto por los proyectos independientes: la revista Números Rojos, la web Carro de Combate -dedicada al consumo responsable y la denuncia del trabajo esclavo- y, por supuesto, este Fronterad.   Afincada por fin en Buenos Aires, una ciudad que me cautivó desde mucho antes de visitarla, cuando se me mostraba desde las páginas de Julio Cortázar, sigo descubriendo este continente diverso y complejo, este continente con las venas abiertas que, sin embargo -o por eso mismo-, tiene tanto que enseñarle al mundo.