¡Vivan los novios!

5
346

 

Ya os he contado que aquí, en Burkina Faso, les encanta casarse. Y las bodas también.

 

 

 

Me encantan los créditos de «La Boda de mi Mejor Amigo», dan ganas de casarse…

 

 

Es algo que siempre salía a colación cuando conocía a una chica. Les decía que estaba soltero y su interés aumentaba exponencialmente, cuando les decía que nunca pensaba volver a casarme pasaban a otra cosa, mariposa.

 

Las mujeres, sobre todo, piensan en boda. Bueno, no las mujeres, exclusivamente. En realidad los hombres piensan en otras cosas, pero no les queda más remedio, que luego ya se pondrán a buscarse las amantes que corresponda y éstas lo harán tentadas en conseguir que deje a su mujer y la tome a ella como tal y se case. O que la tome como 2ª mujer. O como 3ª…

El caso es casarse. Es una fijación que tienen metida bien hondo.

No es sólo por una cuestión económica de alguien que las mantenga y se ocupe de ellas, que también, es sobre todo por tener hijos, y que cuando sean viejas las puedan mantener y ocuparse de ellas.

Porque los maridos pueden morir, pueden cansarse de ellas y repudiarlas o pueden tomar otras esposas más jóvenes y pasar al ostracismo dentro de la familia.

Y con la descendencia pueden tener más posibilidades de vivir más tiempo y de no ser abandonadas y quedar en la calle a merced de la caridad o recogidas en un centro para brujas.

Porque uno de los ‘procedimientos’ habituales de rechazo es expulsarlas de la aldea diciendo que son brujas.

Con un hijo te queda alguna salida pero si lo tienes sin casarte, algo muy habitual por otra parte, lo vas a pasar muy mal, casi tan mal como ser estigmatizada como bruja. Salvo que el padre, y su familia, acepten la boda.

 

Un día mi mujer estaba echando la bronca a las señoras que limpian en casa porque, estando nosotros en la capital, habían dejado sola, antes de la hora que les tocaba irse a su (nuestra) niña, Latifa.

El reproche me dejó de piedra: que era su única hija y que si la perdía qué iba a hacer, que ella ya no podría tener más hijos, seguramente. No era sólo el temor a perder a la niña, era a quedarse sin hijos…

 

 

En la noticia no contaban si hubo convite, pero me temo que como mucho un poco de zoom komm, bebida de mijo, y pare de contar. Ni tartas ni tortas

 

 

El otro día apareció la noticia de un matrimonio múltiple en una aldea, Nasso, cerca de Bobo Dioulasso, la 2ª ciudad del país: 87 bodas se celebraron al mismo tiempo.

No era por intentar batir un récord para el libro Guiness, ni nada por el estilo. La mayoría estaban casados por el rito tradicional y pasar por la Alcaldía y el Registro cuesta dinero, ¿cuánto?, no lo sé exactamente, pero no más de 10 €, pero ¿para qué tirar el dinero que no se tiene?

Así que el Lyons Club de Bobo les ha pagado la ceremonia y les ha regalado un pagne, tela, especial para la ocasión. Todos los novios/as iban de uniforme.

 

Todas las parejas pasaron, una a una, a dar el SÍ.

Bueno, no exactamente parejas, que también hubo tríos, cuartetos y quintetos.

Porque hay muchas familias polígamas y cuando subió el primer hombre con sus cuatro mujeres y tuvo que dar el SÍ cuatro veces hubo carcajadas en el recinto.

 

 

Esta es una boda de campanillas, que estuvo hasta la Primera Dama y una ‘fuerte delegación ministerial’, se refieren a que hubo mucho Ministros…

 

 

Ya le he dicho a mi mujer, Asséto, que si quiere boda no se piense que vamos a organizar una boda ‘luxury’ que las hay, y a todo trapo, echan los restos, que en todo caso en una boda multitudinaria como ésta, que tenemos que recortar gastos: la crisis también está llegando al 4º mundo.

 

 

GALERÍA DE RETRATOS DE JAVIER NAVAS

5 COMENTARIOS

  1. TiTo dixit:

    ¡ah, por fin!.

    TiTo dixit:

    ¡ah, por fin!. No hay nada como tener la contraseña  para entrar en los sitios en los que solo por tu aspecto, jamás te permitirían pasar. 

    Y precisamente he caído en un post en que no tengo más remedio que… verás, creo que has reflejado una realidad a medias. A medias, porque no se cumple en todos los casos y a medias, porque a veces también sucede con los hombres. Mi padre, por ejemplo, se casó dos veces y en ambas ocasiones tuvo un par de hijos. Es cierto que las necesidades de tener hijos, por lo visto, son mayores en las mujeres, pero conozco muchos casos en que son ellos los que insisten en tener descendencia. Quizá, hace muchos años, en las sociedades rurales, eso sucedía con más frecuencia en el sentido que tú planteas. Actualmente, la mujer (sigo en una sociedad moderna de un país avanzado) tiene las mismas capacidades para ser autosuficiente que el hombre, y no necesita que nadie la asista cuando sea mayor, o en todo caso, lo necesita tanto como el hombre. Insisto en que estoy hablando dentro de nuestro mundo.

    En las sociedades en que está prohibido que trabaje la mujer (países radicales islámicos), la poligamia es una obligación y cada hombre debe casarse con cuantas mujeres pueda mantener. A veces, junto con el bomboncito, va en el lote la prima del bomboncito a la que el marido ni mira en toda su vida pero a la que debe mantener. Creo que ahora han impuesto, no obstante, un límite de cuatro mujeres. Pero claro, es que al no poder trabajar, la que no se casa, acaba de pordiosera o de prostituta.

    Siento haber disentido a medias y espero que eso no suponga la retirada de mi contraseña.

    Yo, como soy una mala persona  me moriré sin que nadie acuda a visitarme y cuidarme en mis últimos días. Mucho menos a darme consuelo cuando esté enfermo. Vaya plan. Tendré que buscarme a la prima del bomboncito.

    Cuídate musho

     

    • Yo si hay que ir a visitarte

      Yo si hay que ir a visitarte en los últimos días, se va, que no es por no ir, pero dile al Notario algo de lo mío…

      Lo que yo cuento es lo que hay por Burkina, ya no me acuerdo cómo era por el primer mundo. Supongo que será cómo dices y las mujeres ya no quieren ser princesas, que diría Sabina.

      La tradición reciente en el Islam es un máximo de 4 mujeres, pero no está prohibido más, sólo mal visto. Teniendo en cuenta que el Profeta, siempre bien hallado, tuvo más de 20 y que su favorita, Aisha, tenía 9 añitos cuando ‘consumaron‘ y Él, loado sea su estilo, 54 años, no es extraño que los ‘fieles‘ defiendan el matrimonio con niñas, aunque pudieras ser su abuelo…

      Cosas de las ‘culturas’ diferentes. Y de las religiones, que la jerarquía católica no se ha desmarcado mucho de la habitual práctica de la pederastia por parte del clero («¿pederastia?, creíamos que se trataba de una carrera de atletismo…»)

       

      Bueno, lo dicho, que te cuides.

      Besos y feliz Tabasky (la fiesta en la que se conmemora que a Abraham se le apareciera Gabriel para decirle «ahora que Yhavé no mira cambia a tu hijo Isaac por un cordero»; «coño, no se me había ocurrido», parece que contestó, aunque está un poco borrosa esa parte)

      • predisamente Abraham, muy

        predisamente Abraham, muy bíblico él y exagerado devoto de Dios,  tenía una esclava reproductora con el consentimiento de su legítima esposa. La poligamía no es sólo cosa del islam.

        Claro que en esa historia, el que se llevó la peor parte fue el cordero. Nunca le perdonó a Gabriel su sugerencia.

         

  2. Pos mira tú que me paice

    Pos mira tú que me paice qu’aquí pasa mismamente lo mismo que en esos mundos de dios. En siendo la pequeña de una familia, sin hijos y con los tiempos que corren…, al asilo me va a ir a visitar rita la cantaora, porque lo qu’és los sobrinos…

    Con hijos tampoco es que haya seguridá d’ello, pero hay más chance.

    Como siempre, los tíos lo tenéis mejor, con casaros varias veces, alguien apechugará. Digo yo. O no.

    Hay madre, que hay que empezar a pensar en comunas de viejos, así por lo menos la compañía estaría asegurada. Las toses y demás lindezas, también.

    Besitos

    • Yo ya tengo apalabrado con 3

      Yo ya tengo apalabrado con 3 amigas montar una residencia compartida para la vejez, viruelas…

      Porque como no nos ciudemos nosotros, no sé quién lo va a hacer. Como rezaba la película, ‘Nadie cuidará de nosotros cuando seamos viejos’, o algo así, pero era muy buena.

      En todo caso se pueden hacer economías de escala, compra de medicamentos y dodotis de viejos, enfermera dominante, vivienda acondicionada, etc…

      Más familiar que una residencia y conociéndose, que es mejor que pegarte con desconocidos.

      Besos, Marieta, si nos conocemos…

Comments are closed.