Zzzzzz

0
538

 

Sin darme cuenta he ido acumulando fotos de gente durmiendo. Bellos y bellas durmientes que iba encontrando por mis caminos, a veces en medio de la calle o bajo la sombra de un árbol. Algunos parecían haberse quedado suspendidos en un instante de su quehacer. En lugar de sucesos y acción ahora lo que más me llama es el reposo. Cuando veo a alguien durmiendo a pesar del bullicio del entorno y a pesar de sus propios pesares,  me da la sensación de un templo de calma y enigma.

 

Cuando Marta Toro compuso su nana Luna de agua me comentó que andaba buscando alguna idea para hacer un vídeo que combinara con la canción. Entonces me acordé de las fotos y las fui colgando una a una en Facebook para que ella las viera, en un álbum al que llamé “zzzz…” .  Otros amigos de Facebook se entusiasmaron y aportaron al álbum sus propios durmientes,  y así se fueron sumando poco a poco niños, hombres, mujeres y también animales durmiendo  en todas partes del mundo. Un mapa de durmientes. Cómo se parecen todos, comentaba alguien.

 

Marta Toro ya eligió algunos, y aquí están en su canción Luna de agua:

 

Es un vídeo de música made in Facebook, surgido casi de casualidad. Un hombre no se inmuta en su siesta  en un barrio de Caracas mientras se escuchan los primeros tiroteos cuando cae la tarde. Una bailarina duerme bajo la palmera en una playa de Punta Cana antes de iniciar su viaje a Port-au-Prince en busca de su madre, de la que no tiene noticias desde el terremoto. Un viejo elegante ronca al son de las amarras de las embarcaciones del Canale Grande en una estación del vaporetto, porque el transporte público de Venecia deja de funcionar temprano y a él no le queda más remedio que esperar a la madrugada. En Camboya un muchacho duerme el  sueño del equilibrista sobre su motocicleta. En una de esas pocas tardes de calor apabullante en el centro de Viena se ven a los obreros descansando,  desplomados pero en fila… ya les contaré en las próximas semanas las circunstancias de cada imagen.

Julieta Rudich  (1962), periodista y realizadora de documentales en castellano y alemán. Como corresponsal desde Viena para el periódico español "El País" y para  las radios Cadena Ser y Radio France International informa sobre asuntos que ocurren en Austria. Al mismo tiempo, para la televisión pública austriaca ORF,  3 SAT y otros dirige y produce reportajes televisivos sobre temas internacionales de relevancia sociopolítica. Como integrante del equipo del programa semanal "Weltjournal" ha viajado los últimos años por numerosos países, entre los que figuran Irak, Argelia, Marruecos, Líbano, Zimbabue, Mozambique, Etiopía, Ghana, Chad, Estados Unidos, México, El Salvador, Colombia, Venezuela, Brasil, Bolivia, Chile, Argentina y Uruguay, su país de origen. Por sus documentales fue galardonada en 1992 con el  Fernsehpreis der Volksbildung y en 1996 con el premio al mejor documental cultural del New York International Independent Film and Video Festival. Su documental “A la sombra de Saddam”, filmado en Irak en 2002, fue emitido por numerosas cadenas en varios idiomas.