domingo, junio 13, 2021

Tarajal: Una playa africana donde la civilización escribe su fracaso

En este mundo inmenso hay una pequeña playa, un punto diminuto entre dos mares, Mediterráneo y Atlántico, que separa dos mundos. Sobre esos pocos metros de arena, la civilización escribe su fracaso. La playa atraviesa una valla, o mejor, la valla atraviesa la playa, porque esta existió antes que la otra. Su nombre, Tarajal, como Ceuta, es ya sinónimo de frontera. El muro metálico colocado para separar esos dos mundos, dos países, según los límites marcados por el hombre sobre la piel de la Tierra, ha llenado este arenal, que debió ser paradisiaco antes de la intervención humana, de muerte y dolor, de lágrimas disueltas en agua también salada

Pasiones tristes. ‘Rojo y negro’, ‘Middlemarch’, o si los políticos españoles leyeran a los clásicos

La inercia de los gobiernos actuales que, como muñequitos diabólicos, elaboran reformas fiscales y laborales que favorecen siempre a los más ricos, con la justificación de que así se creará más empleo y riqueza para todos, es hija de este ennoblecimiento de la ambición

Leica Format

Daša Drndić murió en 2018, dejando un vacío sonoro en las letras y en la vida cultural posyugoslava. Representaba una figura inclasificable que transgredía los hegemonismos que habían caracterizado la transición postsocialista. Ofrecemos el esclarecedor prólogo de Miguel Roán y unos fragmentos de la novela recién publicada por Automática

Zenobia Camprubí: una vida al servicio de un poeta

Lo que para él fue un flechazo para ella mucho más realista. Aquel interés del poeta agasajándola con mil atenciones no le pareció más que el capricho de un hombre sombrío y triste. Independiente y comprometida, el noviazgo no entraba en los planes de Zenobia

Covid-19. Tres semanas entre la vida y la muerte

Tengo las muñecas y los tobillos atados a la camilla con cintas de seda. Es la gota que colma el vaso. Pierdo definitivamente los estribos. Intento liberarme a puntapiés, pero carezco de fuerza en las piernas. Un dolor punzante me recorre el cuerpo, yerto. Estoy preso

índice

bitácoras recientes

videoteca

libros y ebooks de fronterad

cursos y talleres

antología de fronterad

cursos

remembranzas

suscríbase al boletín

Print Friendly, PDF & Email