Antes se decía: «¡Mucha mierda!»… Ahora, «¡muchas zanahorias!»

2
252

 

zanahorias

 

Ayer estuve escuchando el nuevo cd de un artista casi nuevo. Aunque es el segundo, podríamos decir que es el primero; el anterior eran cinco canciones de un niño de 16 años grabadas en 2005, en las que se adivinaba el talento pero todavía no eclosionaba. Él se llama Jorge Marazu y su nuevo disco “La colección de relojes”.

 

Si os lo cuento aquí es porque me ha gustado. Me recuerda a Quique González, Alis… El espíritu de Enrique Urquijo también anda enredando entre letras y acordes. Incluso detecto algunos detalles en su forma de cantar que me recuerdan al cantautor inglés Nick Drake. Es un bonito trabajo, pero que nadie espere escuchar algo novedoso.

 

Después, reflexiono: ¿Y qué va a ser de él? En la era analógica de nuestra historia, un artista sin contrato ni compañía discográfica buscaba otro camino, pero en la era digital y de la comunicación total, libre y gratuita, eso no importa. ¿Que no hay contrato? Pues me lo monto yo solo y a ver qué pasa. Yo imagino un pequeño barco de papel que navega en la corriente de un río y que perdemos de vista cuando desemboca en el mar.

 

Marazu

 

O te diferencias, o estás muerto.

 

Un reciente estudio de la consultora Nielsen, verifica que Youtube es el medio favorito de los jóvenes estadounidenses para escuchar música. Cada vez más, el lanzamiento de una creación va a requerir de una mayor reflexión estratégica previa que ayude a diferenciarse del resto de ofertas. Hace tiempo que no vale sólo con el producto. La banda italiana The Perris, tienen una curiosa manera de “vender” su nuevo disco; a partir del día 19 de este mes podremos entrar en su web para bajarnos el disco gratis y, además, recibiremos su valor en dinero, en un bono regalo para gastar en Amazon o en iTunes.

 

El 7 de diciembre Beck sacará su nuevo disco titulado “Song Reader”, pero no será un disco, sino una revista con partituras, notas y letras de las canciones.

 

Diferenciarse o morir.

 

Después del Ecce Homo de Cecilia, la noticia más fascinante de este verano ha sido la del teatro de Bescanó, que ha decidido, para driblar el 21% del IVA, vender zanahorias, que pagan sólo un 4%, y regalar la entrada al teatro (¡lo que habría hecho Berlanga con estas dos noticias!). Tomad nota porque este párrafo es una metáfora del mundo de hoy, en el que artistas como Jorge Marazu no pueden preocuparse sólo por hacer buenas canciones, sino que, encima, tienen que saber cómo conseguir que las escuchemos y las compremos.

 

@Estivigon

Nacido en Madrid en septiembre de 1962. A mí y a mi entorno, cada vez nos cuesta más definir a qué me dedico. Periodista de carrera durante quince años en la editorial GyJ, guionista de cine y teatro, productor de contenidos audiovisuales para museos y centros de interpretación, community manager en BMG Rights España, gestionando la identidad digital de un puñado de artistas, y músico. Aunque esto último me queda un poco grande; me considero un aficionado, pero, para bien y para mal, llevo veinte años metido de lleno en esta vorágine en donde me conocen más como Estivi. Discos grabados, conciertos, giras, noches… y muchos amigos.

2 COMENTARIOS

  1. Me temo que desconocen cómo
    Me temo que desconocen cómo funciona la fiscalidad, la del IVA incluido.
    Que tú regales una cosa no significa que Hacienda no te vaya a cobrar por la transacción.
    Así que me temo que como los inspectores se pongan farrucos les van a subir el IVA al 25 %, 4% por las zanahorias y 21% por las entradas regaladas a precio de mercado…
    Me temo que es así, es difícil burlar al Sheriff de Nothingham cuando se pone a recaudar para el valiente y honesto Príncipe Juan, jejeje

    • Tienes razón; las entradas se
      Tienes razón; las entradas se pueden regalar, pero tributan, así que no hay tu tía. Sin embargo, valoro el significado del gesto.

Comments are closed.