Austin, una ciudad emergente, a meeting point

0
305

 

Austin is not weird por mucho que se empeñen en venderla así. Austin es, especialmente, un punto de encuentro por haberse convertido en los últimos años en una ciudad vibrante, joven, digital, cosmopolita y en plena efervescencia. Podría afirmarse que Austin es una ciudad con futuro, buen vínculo entre Estados Unidos y Latinoamérica, a pocas horas en avión de México DF y con una enraizada cultura Tex-Mex, tejana-mexicana. South-Congress alberga, por ejemplo, numerosas tiendas de antigüedades mejicanas, dando la impresión de ser una prolongación del país vecino cuando uno se adentra a ellas y, como sucede en Chicago, toparse con un mexican restaurant no resulta particularmente difícil. Manuels, Guero’s Taco Bar o El Mercado, buenas recomendaciones para el paladar, superando con creces a la conocida franquicia Chipotle.

 

Austin, la city más traviesa y popular del estado tejano, donde muchos austinitas hablarán en español sin gran dificultad, gozarán de rasgos mejicanos, morenos de piel, de pelo y con ojos rasgados, además de demostrar una gran amabilidad. Austin es auténtica pero no única, es decir, existen más ciudades bajo el mismo nombre en los Estados Unidos, otra ubicada en Minnesota y otra más, con gran densidad de población, en Chicago. La tejana debe su nombre al apellido del «padre de Tejas», Stephen F. Austin, que propició la independencia del Estado a principios del siglo XIX. A continuación se reseñan algunas de las particularidades que convierten la «bat city», por su colonia de 1.5 millones de murciélagos en los meses de verano, en un buen lugar para visitar, hacer turismo e incluso vivir durante un tiempo prolongado.

 

Capital Music Live: Austin es música. Locales de music live o música en vivo de todo tipo, desde un pub irlandés o el Elephant’s room, para escuchar jazz, a The Stage, Hole in the Wall y el mítico Broken Spoke con conciertos countries. Unos de salsa, más latinos, buen ejemplo es el Copas en Congress Av., otros para DJs tecno-dance, como La Zona Rosa, y otros muchos, para cantautores o grupos recién estrenados, tal es el caso del Momo’s.

 

University: Austin es universidad. ¿Por qué es una ciudad joven? Porque como imán cultural atrae a estudiantes de todos los lugares del mundo (europeos, asiáticos, africanos y latinoamericanos); undergraduates, doctorandos y de intercambio (exchange), aunque buena parte de ellos sean de procedencia tejana, de Houston y Dallas, debido al abaratamiento de costes. The University of Texas at Austin, prestigioso centro de formación, en el corazón de la ciudad, que podría asemejarse a una ciudad dentro de otra, con residencias, gimnasios, estadio, tiendas y colleges (facultades), presidida por la UT Tower. Pero además con muchas otras universidades como Austin Community College, la Concordia University Texas o la Sant Edwards’ University.

 

Festivals: Austin es festival. Muchos fines de semana, el downtown se cierra a causa de los festivales, unas veces de libros, otras de artesanía, se inunda de puestecitos y carpas, como las que se encuentran en el Parque del Retiro de Madrid durante las ediciones de la Feria del libro. La actividad cultural, otra práctica común entre los austinitas. Aunque, para los más jóvenes, el ACL, Austin City Limits music festival, sea uno de los más esperados. Una mezcla, a menor escala, de Rock’n Río internacional y el Womad, visitado por cantantes como Coldplay y Manu Chao, entre muchos otros.

 

Digital: Austin es digital. Espectacularmente digital, laptops, smartphones, Androids everywhere. Dell, la compañia de ordenadores y de innovación tecnológica, tiene su sede en Austin. En la Second Street, que equivale a la calle Serrano de Madrid por presentarse pija y cool, se alza un edificio dedicado al nuevo entramado digital con el nombre de Silicon Laboratories, próximo a una Apple Store, que tiene una doble, con bastante éxito, en el Burton Creek Mall. Físicamente, Facebook también vive en Austin, y tiene pensado doblar la cifra de sus empleados a 150. Gente joven, y no tan joven, pasean por la calle con sus kindles, ostentan conocimientos de Social Media y se lanzan a crear start-ups en este nuevo escenario.

 

Si has llegado hasta aquí, confiésalo: ¿Crees que Austin es una ciudad emergente y un fantástico lugar de encuentro? Un nuevo destino para quien nunca haya oído escuchar de esta ciudad y, sin embargo, haya leído por casualidad este blog en la Red.

Fátima Margu nace en la antigua Emérita Augusta (Mérida, Extremadura) un caluroso verano de 1981. Ha trabajado como profesora de Universidad, periodista e investigadora. Aficionada a Internet y eterna alumna con una única vocación: cuestionarse qué está pasando para procurar llegar a la Verdad de las cosas. Alma viajera, siempre con la intención de hacer extraordinario aquello que para muchos pasaría desapercibido porque no se pararon a observar la belleza o el trasfondo que una instantánea puede condensar.