Conversación en la oficina – ‘Las manos’

0
290

Hombre, claro, es que en teatro el tiempo está comprimido, concentrado. Pasan muchas cosas en muy poco tiempo... En las conversaciones telefónicas de teatro se dice mucho en muy poco tiempo... ¿No lo sabías?

 

A y B en la oficina, viernes por la tarde. B duerme sobre el teclado. Ronca. A mira por la ventana. Suena el teléfono. A no se inmuta. B se despierta sobresaltada y contesta.

 

B.- ¿Sí? Claro, claro… No, por supuesto. Sí, el domingo, genial. Gracias.  (Cuelga.)

 

A.- Roncas.

 

B.- ¿Qué?

 

A.- Que roncas.

 

B.- ¿Yo? Lo siento, estoy cansada, es que… Tras el estreno de ayer… Me acosté a las 3, y…

 

A.- Bueno, ni hoy ni mañana irás a ver nada, al menos descansarás de teatro…

 

B.- Ya, pero el domingo…

 

A.- ¿El domingo?

 

B.- Sí, acabamos de quedar.

 

A.- ¿Quién? ¿Tú y yo? ¿Cuando estabas durmiendo?

 

B.- Tú y yo. Con él.

 

A.- ¿Con él? No…

 

Él es C, el jefe. A y B lo saben, el lector quizá no. A mira hacia arriba, con cara de desesperación.

 

B.- Acaba de llamar. Era él. Me ha pillado recién levantada de la siesta y le he dicho que sí. No he sabido inventarme una excusa.

 

A.- Pero, ¿estás loca?

 

B.- Si es que nos va a invitar a cenar. A un sitio caro. Bueno, no sé si es caro. Es en Príncipe Pío. Y luego vemos una obra. Eso me ha dicho.

 

A.- ¿Qué obra?

 

B.- Me la manda por mail. (Suena una campanilla en el ordenador.) Mira, acaba de llegar.  (Lee.) «Las Manos, un solo de Jorge Bedoya. Las manos no es un concierto de piano. Es la historia de una vida contada a través de ellas. ‘Las primeras manos que recuerdo…’ «

 

A.- ¿Quién es Jorge Bedoya?

 

B.- Un actor pianista, parece ser.  Será el 1 de noviembre, 20’30h. en el Colonial Norte del Centro Comercial de Príncipe Pío.

 

A.- ¿Un actor pianista? ¿Y qué estudió primero? ¿Cuál fue su primera vocación?

 

B.- Y yo qué sé, no se lo he preguntado… Mira, su foto:

 

Jorge Bedoya

 

A.- Se muerde las uñas.

 

B.- Bueno, eso no es malo… Yo también lo hago. Me caerá bien entonces. 

 

A- Me suena de algo.

 

B.- ¡Aaaaaaah! ¡Ya sé quién es! Le vimos.

 

A.- ¿Dónde?

 

B.- Tocaba el piano en esa obra en que la protagonista se pegaba al decorado y lanzaba así los brazos como si fuera la mano loca, ¿recuerdas? ¿Te acuerdas de la mano loca, que se tiraba contra la pared? Yo jugaba mucho…

 

A.- Hedda Gabler. Es verdad, el pianista de Hedda Gabler

 

B.- Ese es. Jorge Bedoya.

 

A.- ¿Y por qué tenemos que ir con el jefe…? Me da igual que nos invite a cenar…

 

B.- Pobre, está solo… Me ha dicho también que quiere hablarnos de un proyecto teatral…

 

A.- ¿Un proyecto teatral?

 

B.- Sí, sobre las relaciones de los jefes con sus empleados…

 

A.- Eh, un momento, si la conversación telefónica ha durado unos segundos, ¿cómo te ha podido decir tantas cosas?

 

B.- Hombre, claro, es que en teatro el tiempo está comprimido, concentrado. Pasan muchas cosas en muy poco tiempo… En las conversaciones telefónicas de teatro se dice mucho en muy poco tiempo… ¿No lo sabías?

 

A.- ¿Es teatro? ¿Esto nuestro?

 

B.- …  

 

Oscuro.

 

Continuará.  Para saber todo lo que pasa en esta singular oficina, pinchar aquí.

 

@nico_guau

 

 

Las manos
con Jorge Bedoya
Dirección: Carlos Tuñón
1 de noviembre, 20’30h.
Colonial Norte

 

se dice mucho en muy poco tiempo
El Gallinero es la bitácora de un grupo de dramaturgos que interpretan el papel de un periodista. Un espacio donde se informa del teatro que no acostumbra a salir en los medios de comunicación, de los recovecos que componen la vida teatral de Madrid y los espectáculos/ espacios/ creadores/ gestores menos conocidos.   En El Gallinero escribe nico guau, y en una época escribieron muchas más gallinas: Antonio García, El Trapo, Folguera, la señora del fondo, Manuel Rodríguez, Muflón Silvestre, Pelma y gris, Turuleta, Vera Yobardé... Si queréis contactar con nosotros, podéis hacerlo en elgallinerofronterad @ gmail.com, quitándo lo espacios alrededor de la @.