Distrito Centro I: Teatros en Lavapiés

0
566

Monólogo de un policía a otro interceptado ayer en un bar de la c/ Valencia:

“Tiene cojones que nos toque eso también. Que aparte de todo, nos toquen los teatreros.

‘Me han cambiado a Distrito Centro’ ‘Uf, qué putada’. Sí, putada: Lavapiés arriba, Lavapiés abajo, eso es una putada. Pero es que puede ser peor, claro que puede ser peor. Es que es peor. A mí los moros me dan igual, a mí los indios me dan igual, los negros, los yonkis, igual, porque sé que es lo que me toca. Si estás en Madrid Centro, es lo que toca, amigo. Pero yo no tengo por qué aguantar a los del teatro.

Teatro Valle Inclán - Foto de Wikipedia

 

Se están multiplicando, joder, ya están en todas las calles del barrio. Dicen por ahí que lo que más hay es chinos, que se cierran bares y tiendas para abrir chinos que no cierran nunca. Qué va. Cierran chinos y abren teatros. Ahí, llenos de gente que te mira con distancia, por encima del hombro. Llenos, sí, porque son enanos, porque en esos antros no entran más de 20. Habría que mirar a ver si tienen permiso para juntarse tanta gente en esos sitios. Lo voy a proponer, recuérdamelo luego.

(…)

Te miran por encima… si te miran. Porque a ellos tú les das igual. Los dos que se pasan droga al lado les dan igual, tú que llegas con el zeta les das igual, la vida real les da igual, ellos están por encima. Teatritos de mierda, con mucha decoración y mucha gente con gafas y bufandas en la puerta, bloqueando la calle… yo no sé si se juntan para hacer teatro o para quedarse en la puerta tocando los cojones. Les da igual todo, se creen que están ahí haciendo lo que a cualquiera de los demás nos gustaría hacer: estar ahí, ser uno de ellos, de los del teatro.

Están como muy contentos abriendo teatritos nuevos. Como diciendo ‘esta calle era una basura, pero ahora hay un teatro’. Parecen como una ong de esas, haciéndole favores a la gente y sintiéndose los más guapos del mundo. Que no, hombre, que no. Que se vayan a otro barrio,  que hay ciudad de sobra para todos, que no se acumulen aquí, coño, que no hay calle que cojas que no te topes con una sala de esas.

Y que luego encima está la catedral esa, en plena plaza, el bicho ese con muchos cristales, que es el más grande de todos. Ahí encima vienen los políticos y nos toca a nosotros aguantar las manifestaciones. Putas manifestaciones, sí, pero qué razón tienen. Yo también me pondría a gritar a los ministros y a los príncipes que vienen al teatro, si pudiera. Yo también les echaría de mi barrio, pero qué se han creído. Venir aquí a joder, a dar alas a los del teatro. Ya basta”.

Vera Yobardé

El Gallinero es la bitácora de un grupo de dramaturgos que interpretan el papel de un periodista. Un espacio donde se informa del teatro que no acostumbra a salir en los medios de comunicación, de los recovecos que componen la vida teatral de Madrid y los espectáculos/ espacios/ creadores/ gestores menos conocidos.   En El Gallinero escribe nico guau, y en una época escribieron muchas más gallinas: Antonio García, El Trapo, Folguera, la señora del fondo, Manuel Rodríguez, Muflón Silvestre, Pelma y gris, Turuleta, Vera Yobardé... Si queréis contactar con nosotros, podéis hacerlo en elgallinerofronterad @ gmail.com, quitándo lo espacios alrededor de la @.