Distrito Centro III: ‘La noche al revés’

0
660

Monólogo de un policía a otro interceptado esta misma noche en un bar de la calle Embajadores:

“A ver, que no, que no puede ser. Que no quiero destripártela, joder, por si te da por ir, que tú eres muy marica cuando quieres, también. Qué coño, vete a verla, si luego me dirás que te lo has pasado bien. La gente sale diciendo que se lo ha pasado de puta madre. Joder, se lo pasa teta, la gente, aunque no follen…

La noche al revés

No sé, será que les impacta así la cosa, ¿no? Porque llegan y claro, la peña se ve en unas que no se ha visto nunca. En la habitación de una puta, con la tía ahí delante. Y eso para los del teatro, eso es la rehostia de raro, ¿sabes? Total, que es un cliente que llega, y tú te esperas que venga a lo que se va a un puti, ¿no? Pero luego la cosa da la vuelta. O sea, es como lo de siempre pero más cosas. No sé, la historia cambia y ya no se trata de follar, ¿sabes? Es como que entran otras cosas.

Se ponen a hablar, a sacar mierdas que llevan dentro, a descubrir movidas… Se van conociendo y se van dejando ahí la vida… No sé, se te acaba olvidando lo de follar, porque te quedas loco con lo que se cuentan, la mierda que se echan a la cara. Es acojonante la imaginación de la gente. No sé quién lo habrá escrito. Un gabacho, decían en la puerta. No estaba mal escrito, hombre. Que yo también tengo mi ojo clínico para esto, ¿eh? No, no, estaba bien escrito.

Pero bueno, que lo mejor es eso, que los tienes ahí, a tiro de colleja, a los actores. No sé, a mí no hay dios que me sorprenda, ya sabes tú, pero está gracioso, hombre, los tienes tan cerca que parece todo de verdad, ¿sabes? Cuando empieza a caldearse el ambiente, pensé ‘cuidadito, que me conozco, y yo en estas distancias…’ Pero bueno, eso, que lo hacen muy real, y cómo hablan y eso.

La noche al revés
Lo que quieren es llevarte al huerto, estos del teatro son así, hablan y actúan todo muy real para engatusarte, para que no te des cuenta de que te están llevando al huerto. Ahí, con lo que te cuentan, por cómo se miran, se tocan… Tú ten cuidado, que como vayas vas a acabar llorando o algo de eso, que tú te dejas llevar por las historias que es la hostia…

Porque es cruda, ¿eh? Que no te pienses que porque te he dicho que no follan… No, no. Es cruda, y luego tiene unos puntos de humor que están bien. Bueno, como las cosas que te encuentras en la gente de la calle. Aunque, bueno, estos te cuentan un poco también… como lo que hay detrás, ¿no? de la gente de la calle, lo que hay detrás pero no se ve, ¿me entiendes? A ver si me explico, que es que cuando me pongo así poeta, tío, me crezco… Que a mí no me hacen falta teatros de estos para ver esas cosas, ¿eh? A ver qué te vas a creer. Que son muchos años arriba y abajo…”

Hablaban de esto: La noche al revés.

Vera Yobardé

El Gallinero es la bitácora de un grupo de dramaturgos que interpretan el papel de un periodista. Un espacio donde se informa del teatro que no acostumbra a salir en los medios de comunicación, de los recovecos que componen la vida teatral de Madrid y los espectáculos/ espacios/ creadores/ gestores menos conocidos.   En El Gallinero escribe nico guau, y en una época escribieron muchas más gallinas: Antonio García, El Trapo, Folguera, la señora del fondo, Manuel Rodríguez, Muflón Silvestre, Pelma y gris, Turuleta, Vera Yobardé... Si queréis contactar con nosotros, podéis hacerlo en elgallinerofronterad @ gmail.com, quitándo lo espacios alrededor de la @.