El comisario Aroca IV – Mi colección de cromos

0
143

(Ningún animal ha sufrido daños en la escritura de esta entrada.)

¿Pues no que el comisario Aroca se pone a patrullar la ciudad porque dice que hay mucho delincuente suelto? Sí, así ha sido. Con su mascarilla y su pistola, y con el joven aprendiz de comisario pisándole los talones.

APRENDIZ.- ¿Y ese qué había hecho, comisario?

AROCA.- ¿Te parece poco?

APRENDIZ.- ¿El qué?

AROCA.- Se ha metido la mano al bolsillo para sacar un paquete de cigarrillos.

APRENDIZ.- ¿Y si ha sido para sacar el móvil?

AROCA.- Bueno, ante la duda…

APRENDIZ.- ¿Ante la duda hay que disparar, comisario?

AROCA.- Siempre, lelo, siempre.

APRENDIZ.- No me llamo Lelo, señor, mi nombre es…

AROCA.- Es un insulto.

APRENDIZ.- Aaah… Entonces está muy bien empleado, señor.

AROCA.- Mira, otro… (Señala un hombre que está con un cigarrillo en la boca.)

APRENDIZ.- Ya veo, señor, ese sí está fumando.

AROCA.- Y además, en chanclas.

APRENDIZ.- Estamos en verano, señor, yo a veces cuando voy a comprar el pan llevo…

AROCA.- Está demostrado que el sudor de los pies transmite muchas infecciones. Y si no está demostrado me lo invento yo ahora mismo. Vamos a acercarnos, que además tiene pinta de chulito…

APRENDIZ.- Claro, señor. Es verdad que el sudor de los pies es ilegal…

Se acercan al hombre que está fumando, que no es otro que Ramiro, un coleccionista de cromos de unos 50 años ya que aún sigue buscando un cromo de un futbolista que le falta del álbum del año 81 u 82…

AROCA.- Mira a quien tenemos aquí.

Ramiro apaga el cigarrillo en suelo y se pone la mascarilla.

RAMIRO.- ¿Eres Alonso?

AROCA.- ¿Alonso? ¿Tengo yo cara de llamarme Alonso?

RAMIRO.- He quedado con Alonso…

APRENDIZ.- Alonso, como Alonso Quijano, señor…

AROCA.- ¿Y ese quién es?

RAMIRO.- Como he quedado con Alonso creí que…

AROCA.- ¿Para qué?

RAMIRO.- Me va a enseñar su colección de cromos de La vuelta al mundo de Willy Fog a ver si tiene alguno de los que me falta. ¡Solo me faltan 3!

Willy Fog

APRENDIZ.- (Canta) “Son 80 días, son 80 nada más…”

AROCA.- Y tú, cállate, lelo.

RAMIRO.- (Continua la canción.) “… para dar la vuelta al mundo…”

AROCA.- Y tú también te callas…

RAMIRO.- Por supuesto, señor.

AROCA.- Así que, trapicheando a estas horas…

RAMIRO.- Bueno, es que desde que he descubierto la aplicación Mis cromos soy tan feliz… Me la instalé y 2 días después ya había completado colecciones que creí que no iba a completar nunca…

AROCA.- ¿Colecciones? ¿Estás hablando en clave?

RAMIRO.- Colecciones de cromos. ¿No hizo ninguna colección de cromos cuando era pequeño?

AROCA.- ¿Pequeño? Yo nunca he sido pequeño…

RAMIRO.- Ah, bueno, lo siento… El caso es que he completado ya la de Fútbol en acción, la de La batalla de los planetas, la de David el gnomo

APRENDIZ.- (Canta.) “Soy, siete veces más fuerte que tú…”

AROCA.- Más fuerte que yo no hay nadie.

RAMIRO.- (Continua la canción.) “… y siempre estoy de buen humor.”

AROCA.- Callaos los dos, panda de tarados…

APRENDIZ.- David el gnomo era muy fuerte…

RAMIRO.- Y siempre estaba de buen humor.

AROCA.- Vamos, hombre, se pone a traficar con droga a estas horas, fumando y en chanclas, lo llama cromos, y encima le da por cantar unas canciones estúpidas.

RAMIRO.- Es mi infancia y mi juventud, fui tan feliz con los cromos…

AROCA.- Vamos, la documentación.

RAMIRO.- ¿La lista de cromos que me faltan?

AROCA.- ¿Pero eres idiota?

RAMIRO.- ¿Yo?

AROCA.- ¡Que me des el DNI!

RAMIRO.- ¡Aaaah! Es que he bajado solo a intercambiar cromos, no me he bajado la cartera, pero si quiere subo a por ella… Vivo justo en este portal.

AROCA.- No, no subas. Así que, fumando (que está prohibido), con chanclas (que está muy prohibido), sin documentación y trapicheando…

RAMIRO.- Bueno, fumar ya no está prohibido en Madrid, que un juez ha dicho que…

AROCA.- ¿Y a mí qué me importa lo que digan los jueces?

RAMIRO.- Hombre, un juez es la máxima autoridad y…

AROCA.- Los jueces no salen a la calle. La autoridad aquí a pie de calle soy yo, y desde que he salido a patrullar hace 10 minutos ya he disparado a media docena que estaban fumando…

RAMIRO.- Pero, oiga, si no hacemos mal a nadie…

AROCA.- ¡Que te calles! ¡Te podría pegar ya 17 tiros por todo lo que has hecho hasta ahora, y encima sigues engrosando tu lista de delitos!

RAMIRO.- ¿Delitos?

AROCA.- ¿Cómo llamas a esto?

RAMIRO.- ¿A qué?

Entonces se acerca otro hombre de unos 50 años que pregunta por Ramiro. Es Alonso, como alguno ya habrá supuesto.

ALONSO.- ¿Ramiro? ¿Eres Ramiro?

RAMIRO.- ¿Alonso?

AROCA.- Alonso, Ramiro… ¡Vaya nombres de mierda!

ALONSO.- Sí, soy yo, Alonso… He traído los cromos.

AROCA.- ¡Otro con los cromos!

ALONSO.- ¿Usted también? Genial, porque además de los de La vuelta al mundo de Willy Fog he traído los de Don Quijote de la Mancha, los de La abeja Maya y los de Marco.

APRENDIZ.- ¿Marco? ¿Qué Marco?

ALONSO.- (Cantando mientras se dispone a sacar lo que lleva en una bolsa que trae consigo.) “En un pueblo, italiano, al pie de las montañas…”

Y no puede cantar más porque el comisario Aroca, en un acto reflejo le pega un tiro y Alonso cae al suelo.

APRENDIZ y RAMIRO.- (Continúan cantando hasta que se dan cuenta de lo que ha pasado.) “… vive nuestro amigo Marco en una humilde…”

RAMIRO.- Pero, ¿qué ha hecho?

AROCA.- Iba a sacar un arma. Todos lo habéis visto.

RAMIRO.- ¡Iba a sacar los cromos!

APRENDIZ.- ¿Miro a ver si lo que había en la bolsa era un arma o eran cromos, señor?

AROCA.- ¿No me crees, Lelo?

APRENDIZ.- Claro que le creo, señor…

RAMIRO.- ¿Y ahora cómo completo yo…?

El comisario Aroca en un acto reflejo le pega un tiro también a Ramiro y se queda tan campante. Ramiro cae al suelo diciendo sus últimas palabras.

RAMIRO.- ¿… mi colección de cromos de…?

APRENDIZ.- ¿Y a este por qué le ha disparado, señor?

RAMIRO.- Porque era muy pesadito. (Imitando a Ramiro ridículamente.) Mi colección de cromos, mi colección de cromos…

Continuará…

@nico_guau

 

Print Friendly, PDF & Email
Artículo anteriorLa salvaguarda del papel
Artículo siguienteDe mi Diario : Semana 34 / 2020
El Gallinero
El Gallinero es la bitácora de un grupo de dramaturgos que interpretan el papel de un periodista. Un espacio donde se informa del teatro que no acostumbra a salir en los medios de comunicación, de los recovecos que componen la vida teatral de Madrid y los espectáculos/ espacios/ creadores/ gestores menos conocidos.   En El Gallinero escribe nico guau, y en una época escribieron muchas más gallinas: Antonio García, El Trapo, Folguera, la señora del fondo, Manuel Rodríguez, Muflón Silvestre, Pelma y gris, Turuleta, Vera Yobardé... Si queréis contactar con nosotros, podéis hacerlo en elgallinerofronterad @ gmail.com, quitándo lo espacios alrededor de la @.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, deja tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí