Huevos de yeso en un bosque de ‘abakanes’. Abakanovicz y Bartuszová en la Tate Modern

0
249
Magdalena Abakanowicz, «Abakans»

Entre su apabullante oferta expositiva, la Tate Modern de Londres presenta estos días las muestras individuales de Magdalena Abakanowicz (Polonia, 1930-2017) y Marina Bartuszová (Eslovaquia, 1936-1996), dos artistas que no solo compartieron generación sino también el interés por innovar el lenguaje y los materiales de la escultura, y por experimentar utilizando la naturaleza como fuente de inspiración. Abakanowicz es especialmente conocida por sus Abakans, enormes piezas textiles tridimensionales, blandas y orgánicas, la mayoría de las cuales se muestran aquí colgadas del techo formando un imponente bosque de formas a lo largo de un espacio de 64 metros de longitud. Junto a ellas, se exhiben también otras piezas textiles tempranas y sus poco conocidos dibujos.

Si Abakanowicz ha sido considerada siempre como una de las grandes artistas polacas contemporáneas, a Bartuszová el reconocimiento internacional le llegó bastante tarde, después de su muerte. Su exquisita obra, realizada en gran parte experimentando con un material tan efímero como el yeso, es íntima, delicada, frágil, provisional. En ella, como escribió Ben Luke para el Evening Standard, las referencias son los árboles, los pájaros, sus huevos, los nidos abandonados. Pensándolos, la artista reconocía querer hacerse una con ellos.

Marina Bartszová, «Endless Egg»

Dónde: Tate Modern, Londres

Cuándo: Hasta el 21 de mayo (Magdalena Abakanowicz) y hasta el 25 de junio (Marina Bartuszová)