No apto para todos los públicos

6
260

¿Se acuerdan de mi primer post Las pajas mentales de Karmele? Ya, ya sé que no tendrán mis colaboraciones situadas a la altura de las obras de Nabokov, pero bueno, a lo mejor se acuerdan… total, por preguntar. En fin, que en aquel post les dije que les daría bibliografía que no hallarían en bibliotecas municipales e hice mención a un libro americano que recopilaba recetas a base de semen. Yo no quería abordar este tema porque sé que puede resultar escabroso, incluso asqueroso para algunos estómagos delicados. Pero mi amigo A.A. de Frontera D ha insistido: me ha dicho que desde que escribí aquel primer post han llegado cienes y cienes, qué digo cienes, miles y miles de cartas a la redacción reclamando las susodichas recetas. “Lucía, hija, que ya no tenemos donde meter las sacas de correo”, me comentó el otro día al teléfono. Así que yo, que me debo a Vds., mis lectores, les voy a deleitar, cual Arguiñano pero sin ser vasca ni tener barba, con dichas recetas. ¿Lo han pedido, no? Pues después no se me quejen…

Natural Harvest a collection semen-based recipes se titula la obra en cuestión. ¿Portada? Un ¿apetitoso? flan que parece decir “cómeme”, como en el libro de Alicia… Ya en las primeras páginas el autor, Paul “Fotie”, avisa de que todas las recetas han sido probadas por él y sus amigos y de que si se organiza una comilona en casa no se debe añadir semen a las comidas sin avisar a los comensales. Que eso es de muy mal gusto, hombre. ¿Te imaginas que invitas a tus suegros a cenar y te pregunta tu suegra: ¿qué le has echado a la bechamel Carmen, que te ha quedado tan suave? Y vas y respondes: “Harina, leche, mantequilla y unas cucharaditas de la corrida de anoche de Germán”. Vamos, como para vomitar, eso no se hace, no…. La primera regla para cocinar con semen es avisar al invitado, ¿vale?

Les aseguro que la obra de Paul no tiene desperdicio y que el tío se ha esmerao de veras, no quiero imaginar cómo habrá dejado sus testículos, porque anda que no hay recetas: mejillones, sopa de pollo, salsas, salmón, café irlandés con extra de crema…  A mi, qué quieren que les diga, me da un poco de repelús lo de cocinar con este ingrediente pero también entiendo a Paul porque lo que te puedas hacer en casa, sea plantar unos tomates o correrte como un toro para hacer la mayonesa, pues eso que te ahorras, que está la cosa mu mala

Además, el tío es un profesional y no sólo de la cocina porque ilustra las recetas con tremendas fotos (los que trabajamos en el sector periodístico sabemos que es bien dificultosa la tarea de fotografiar platos de comida): la fotografía de las ostras con salsita blanca por encima es de lo más evocadora.

Y las recetas son super fáciles y eso es muy de agradecer. Les voy a dar un ejemplo, la del salmón al horno. Ingredientes: salmón, dos cucharadas de miel, una cucharada de zumo de limón, 2 de salsa de soja, otra de aceite de oliva, una cucharadita de mostaza y, entre una y dos cucharas soperas de semen. Sí, han leído bien, así que si sus testículos son rácanos les aconsejo se pongan mejor con la receta del café cremoso que lleva menos cantidad. Sigamos con el salmón: se mezclan todos los ingredientes y con lo resultante se marina el salmón durante media hora. Después, al horno y santas pascuas. De lo más sencillo, ¿no?

A mi lo que me despista es que en algunas recetas habla de “semen fresco” que será como el zumo de limón recién exprimido, digo yo, y en otras simplemente de semen: ¿querrá decir que ese lo tiene congelado o que lleva días en la nevera? Le llamé para preguntárselo pero le pillé improvisando otro plato, con las manos ocupadas, vaya: una en la sartén y la otra en la polla. Así es Paul.

Vengo de París, como casi todos los niños, y me he pasado la vida entre Francia y España (aunque me defino extremeña). Empecé escribiendo de economía en Capital pero tras ocho años en los mercados bursátiles, y demostrando ser de perfil arriesgado, me hice freelance. He colaborado con los principales medios de este país y escrito varios libros de sexo, el último, "Hola, sexo: anatomía de las citas online (Arcopress)". Este blog es a consumir sin moderación pero ¡tampoco te lo creas todo!

6 COMENTARIOS

  1. Yo, Lucía, lo de las comidas
    Yo, Lucía, lo de las comidas y recetas estas a base de semen no me van mucho, pero te escribo para decirte que prefiero ver tu cara en el post que a esa linda gatita, por muy linda y susurrante, o melosa, con lengua cálida y suave que sea. No, de verdad, prefiero tu foto, que eres muy guapa.

    • Gracias Zar por el cumplido,

      Gracias Zar por el cumplido, pero mira que tener que decirme tú lo de la foto… ¡si tú no tienes ninguna foto! Sólo una d… a propósito, ¿por qué una d?

  2. Mucho me temo que son recetas
    Mucho me temo que son recetas para jóvenes.
    Yo me veo, más bien, decorando con escasas gotitas el plato como esas presentaciones de la nueva cocina, que no hace falta comérselas, ni mojar pan, que tampoco te ponen, o son panecillos que un pantagruel como yo se traga de un bocado…
    Pero no creo que me dé por probar, además aquí, con el calor, estas cosas hay que comérselas en caliente, que si no se pasan enseguida…
    A mí tampoco me gustan los gatos, pero me gustas tú…
    No cambies, salvo la foto

  3. querida chef, aunque la

    querida chef, aunque la cultura popular parezca favorable a este tipo de innovaciones culinarias a través de sus refranes «nunca digas de ese agua no beberé…» o «lo que no mata engorda» en este caso debemos ser muy cautelosos. en principio casi mejor que NO.

    habría que analizar bien ese nuevo ingrediente para conocer sus propiedades y cualidades antes de aceptarlo en nuestra dieta extraordinaria, pues por cierto, además, puede resultar carísimo dado lo que pagan los bancos de semen a sus donantes. más caro que el caviar, las trufas o las auténticas angulas.

    en cuanto a lo de la imagen el gato creo que hay unanimidad, ha sido un cambio desafortunado, en mi caso, y según mi alergóloga, me producen alergia 🙁

    Lucía, tu foto anterior era sexy y alegre, retórnala o sube otra similar x aclamación popular 🙂

     

    • Hola Pepe, ¿y si te dijese

      Hola Pepe, ¿y si te dijese que en realidad me llamo Manolo y soy camionero? ¿me seguiríais pidiendo por aclamación popular la foto? .)

      • Hola Manuela,
        por supuesto,

        Hola Manuela,

        por supuesto, aunque en ese caso tu blog sobre sexo perdería gran parte del morbo y el glamour que tiene 🙁

        además, habrías puesto la foto de un perro (sin entrar en el debate de las razas), a los que desafortunadamente tb tengo alergia 🙁

        asi que no te hagas la remolona, que tus otros seguidores tb te la han pedido 🙂

Comments are closed.