Noches tropicales

6
265

En Meteorología se denomina noche tropical a aquella en la que la temperatura mínima no baja de los 20 grados centígrados. Hasta el momento, cuando todavía faltan dos semanas para la entrada oficial del verano, ya hemos vivido unas cuantas en Madrid y en buena parte de España. Hay que tener en cuenta que la temperatura oficial se mide siempre a la sombra, en un termómetro colocado a un metro de altura, sobre césped y protegido para evitar el efecto del viento. En Madrid, por ejemplo, la estación meteorológica está situada en la Ciudad Universitaria y hay subestaciones repartidas por toda la ciudad, de ahí que no coincida muchas veces la temperatura que refleja La Primera de Televisión Española, o La 2, que son las que mejor información ofrecen, con la que comenta Telemadrid, que utiliza mediciones realizadas en El Retiro, Ventas o el aeropuerto. Cuando oímos 21º de mínima, seguramente la temperatura real en la calle ha sido uno o dos grados más alta. Esta temperatura mìnima se registra siempre minutos antes del amanecer, por eso se deduce que los 20 o 21 grados oficiales han sido 26 o 27 cuando nos vamos a la cama a las doce o una de la madrugada. Con esa temperatura es muy difícil conciliar el sueño en una habitación recalentada por máximas de 34 durante el día, así que ya la mejor opción es el aire acondicionado para aquellos afortunados que puedan permitírselo. Por encima de 22 grados, según los expertos, resulta muy difícil conciliar el sueño.

 

Sólo en Las Palmas de Gran Canaria ha hecho realmente calor a lo largo de este mes de junio. Allí se alcanzaron hace pocos días los 36,9º, que es un récord histórico, porque la máxima que se había registrado hasta ese momento fueron los 34,6 vividos en el mismo mes de 1952. En Madrid, por ejemplo, no hemos pasado de los 34º, valor que se sitúa muy lejos de los 40 medidos en el año 2003, uno de los más calurosos de la historia, cuando el astro rey nos torturó desde el 1 de mayo hasta el 9 de octubre. Pero ha sido suficiente para que los periodistillas de tres al cuarto sacaran noticias de donde no había nada que rascar. Tampoco es nada reseñable la bajada brusca que estamos viviendo hoy, martes 8, y seguiremos viviendo en los próximos días. Así que si oyen alguna tonteria de este tipo en la tele, no pierdan el tiempo; hagan zapping. Y recuerden el viejo refrán popular que siempre repetía el abuelo en aquellos tiempos en que la Meteorología era algo importante para poder comer y vivir: «Hasta el 40 de mayo no te quites el sayo». Es decir, hasta el 9 de junio. Sí, ya lo sé, tardaremos un poquito más, seguramente hasta el viernes o el sábado no vuelva el mercurio a valores normales para esta época del año y el lunes 14, quizás, volvamos a pasar calor.

 

¿Cuándo leíste «noches tropicales» pensaste en otra cosa?

6 COMENTARIOS

  1. Pues sí zar, pensaba que ibas

    Pues sí zar, pensaba que ibas a dedicar un homenaje a Henry Miller en el trigésimo aniversario de su fallecimiento. Los trópicos fueron interesantes de cruzar en su momento (perdón por la sintaxis); en mi caso a los 16 años cuando engañé a mi santa madre para que me regalara para mi cumpleaños Trópico de Cáncer (es mi signo) junto con Zazie en el metro, en aquellos elegantísimos tomos azur y gris de la Alfaguara buena.

    En todo caso tras vivir muchos años en Murcia, varios antes de la popularización del aire acondicionado ¿qué me vas a contar? oye a ver si es verdad que te lees casi toda la revista en este número.

  2. Mi querido Dr.J.. Claro que

    Mi querido Dr.J.. Claro que leo la revista y hace ya días que leí tu reportaje-artículo de música, pero no te hice ningún comentario porque se me atravesó una mierda en el trabajo y se me fue la olla. Y también me dije: bueno que sufra un poco con la indiferencia de todos los blogueros de fronterad a los que tortura tanto… jajajajaja. Amigo mío, y me hablas ahora de Trópico de cáncer… Dios, ¿cuántos años tienes? Lecturas de juventud, cuando pensaba que era bueno e importante leer

  3. Soy de la cosecha del 63, la

    Soy de la cosecha del 63, la edición de Trópico de Cáncer es del 79, creo, con traducción de Carlos manzano; la escondí tan bien que ahora no la encuentro.

    Gracias, creía que estabas en crisis mística; suerte con el trabajo

  4. contigo ya no sabe uno lo que
    contigo ya no sabe uno lo que pensar, pero esperar… se espera todo.¿Así que dicen los expertos que a partir de 22 grados es difícil conciliar el sueño…? Me parto.
    Me temo, Zar, que debes volver al sexo, porque lo del meteo no lo veo. Para que te hagas una idea, yo tengo aire acondicionado y duermo con él por las noches, peo me programo la temperatura a 24º. Aquí puede llegar a haber (el año pasado, sin ir más lejos, aunque no suele ser tanto, coincidiendo con un corte de corriente, algo de casi todos los días) hasta 38º grados, por la noche. Aquella noche sin corriente eléctrica lo comentábamos como una desgracia los ‘blancos’, a los negros no les parecía tan extraordinario.
    Tengo medio escrito un artículo sobre los sueños por aquí, porque esto es más un duermevela, que un sueño profundo. Pero se puede llegar al sueño eterno si te descuidas.
    Son más de las 3 de la mañana y llevo ya desde las 2 despierto, cuesta dormir. Y eso que esta noche ha caído una buena tromba de agua, se me ha inundado una parte de la casa, supongo que habrá deshecho muchas viviendas. Dios nos da, Dios nos quita. ¿Será verdad que me está afectando el calor y digo cosas raras…?

    un fuerte abrazo, amigo

    • Tú eres uno de los tipos más

      Tú eres uno de los tipos más ocurrentes y proactivos en todo que conozco (lo bien que lo vamos a pasar en Madrid, segunda quincena de agosto). Creo que lo que dicen los expertos es correcto pero el umbral del dolor y del placer y del sufrimiento que es capaz de experimentar, soportar y disfrutar un ser humano varia mucho segúun el país, la riqueza, la educación y me imagino, mil cosas más. ¿Cómo aguantas tú 38 grados de noche sin aire acondicionado?

      • No, no lo aguanto. Creo que

        No, no lo aguanto. Creo que es una de las peores noches de mi vida, sin estar enfermo, detenido, o sufriendo mal de amores…

        No sabes dónde meterte, porque además las casas están recalentadas: los techos son de chapa metálica, aunque yo tengo falso techo también. me salí al jardín, intenté darme una ducha (aquí el agua fría sale ardiendo, no pongo nunca el calentador, ¿para qué?)

        Horroroso, horroroso… Pero no todos los días es feria.

        Ya lo verás por ti mismo si te animas a venir, te recomiendo o los meses extremos o cuando empiezan las lluvias. Las dos cosas impresionan a los que no estamos acostumbrados.

        Un abrazo

Comments are closed.